ENTREVISTA AL reportero MIQUEL LISO

El ojo bohemio que retrata la F1 es español: "Los fotógrafos somos como cocodrilos"

Miquel Liso acaba de publicar 'Fórmula 1'. Con el prólogo de Rosberg, reúne 89 fotografías de impacto que han llamado la atención a propios y extraños

“Es otro concepto. Miquel Liso es un bohemio. Hace cosas diferentes”, explica a El Confidencial el que fuera su ‘apoderado’ José María Rubio. Con más de mil batallas en el asfalto, Rubio captó algo distinto nada más ver las instantáneas de aquel joven. “Fue en un Rally de Cataluña. Estaba intentando vender sus fotografías a (el periodista) Juanjo Lacalle. Me acerqué, eché un ojo y le dije a Juanjo: “No has visto unas fotografías así en tu vida”. A partir de ahí le comenté si quería trabajar para mí. Le compré material y con su trabajo lo pagó pronto”. Rainer Schlegelmilch, el más veterano y experto de los fotógrafos en la Fórmula 1, anda por ahí diciendo que Liso "es el mejor".

Miquel Liso (http://lisophotographer.com/) nació en Manresa hace 43 años y acaba de publicar un libro titulado Fórmula 1 junto con su homólogo Hartmut Lehbrink. Con el prólogo de Nico Rosberg, la edición congrega 89 fotografías de impacto que han llamado la atención de propios y extraños en el Gran Circo. Ahora que está a la venta, espera hacer lo mismo con los aficionados y sorprender con aquellos puntos de vista que nadie enfoca y, por tanto, nadie ve. En el pasado GP de España, este periódico tuvo la oportunidad de charlar con el protagonista, un español que ha dado a conocer la Fórmula 1 desde otro ángulo, sin ganadores ni vencidos, gracias a sus 'armas': dos Nikon D4 y objetivos desde un 10mm a un 600mm.

Pregunta: ¿Cómo ha acabado en este mundo tan complejo y cerrado de la F1?

Respuesta: “Empecé con los rallyes y, como cualquier aficionado… ¿qué hace la gente allí? Se lleva la cámara. Sin saber nada me llevaba la de mi hermana para tener imágenes. Al principio salían malas pero siempre intento mejorar en todo lo que hago y en ese aspecto fui avanzando. Me inicié haciendo los test  de rallyes que se disputaban a 20 kilómetros de mi casa, Manresa, a los que venían Richard Burns, Carlos Sainz, Colin McRae, etc. Luego fui al campeonato de Cataluña…Y comencé a venderlas a los pilotos –no tipo Carlos Sainz- para sufragarme los gastos de revelado. Luego fui evolucionando.

Imagen del libro 'Fórmula 1', de Miquel Liso.
Imagen del libro 'Fórmula 1', de Miquel Liso.
Oficialmente, a la Fórmula 1 fui en 1999 con José Mari Rubio, haciendo unas cuantas carreras. Así estuve unos años hasta que paré porque materialmente me fue imposible: también estaba con el Mundial de Turismos, rallyes… Después regresé en 2006 realizando más carreras. Unos diez-doce grandes premios alternando con mi trabajo en Seat y Nike”.

P: ¿Qué nivel de conocimiento tiene que tener un fotógrafo para extraer buenas escenas de Fórmula 1? ¿Debe estar al mismo que un periodista?

R: “No. Siempre he dicho que de F1 no entiendo nada. Me gustan los rallyes, la F1… pero no entiendo nada. Técnicamente no tengo ni idea. Puedo captar algo pero no al nivel de los periodistas. Es más, me da igual, yo voy a hacer fotos”.

P: ¿Cómo es la vida del profesional en la Fórmula 1?”

R: “Yo veo los libros de Rainer Schlegelmilch, fotógrafo número uno de toda la vida que lleva 60 años con esto, y observas imágenes de fotógrafos en la pista, los boxes… Te das cuenta de que esto va avanzando y no puedes hacer casi nada. Cuando empecé, aún podías hacer cosas, por ejemplo con los rallyes yo puedo decir que he estado en la última etapa buena –seis tramos en un día- y en F1 también he podido trabajar bastante bien pero ahora… ya no podemos entrar ni en el pitlane a no ser que tengas el pase de temporada, que para ello debes ir a 14 carreras. Te resta lo más importante: las salidas, los retratos de los pilotos”.

P: Para un fotógrafo creativo, ¿es frustrante trabajar en F1?

R: “Te limita y a veces es aburrido. Pero me voy buscando la vida. Muchos fotógrafos me dicen que tengo mucha suerte porque puedo hacer una cosa u otra… Digo, bueno, he decidido hacer este tipo de fotos. No trabajo para nadie, hago para mí y luego vendo. Ya sean libros, proyectos… He decidido no limitarme porque me han ofrecido cosas, pero prefiero ir a mi bola.

Ahora estoy con un proyecto que me encanta. Estoy haciendo un catálogo de fotos movidas, a baja velocidad. Parece pintura. Y no creo que me copien porque el 95% de la gente que viene a la F1 tienen que capturar imágenes ‘informativas’. Yo disparo 20.000 fotos en cada gran premio. Además, luego esto conlleva muchos días en tarea de selección y postproducción… no creo que me copien”.

Imagen del libro 'Fórmula 1', de Miquel Liso.
Imagen del libro 'Fórmula 1', de Miquel Liso.
P: ¿Y cómo se le da salida a ese producto en un mundo en el que lo digital y la información parece restar valor a trabajos como el suyo? Es una especie de fotógrafo en vías de extinción

R: “Tengo trabajos con Seat y Nike, que me ocupan muchísimo. Así que yo vengo aquí sin presión. Hubo una anécdota con Toto Wolff porque vio el libro y dijo: “Quiero conocer a este tío”. Fui a verlo, me felicitó y me comentó que estaba súper sorprendido porque en esta época no pensaba ver este tipo de fotos. Y me comentó: “Quiero que hagas un trabajo para nosotros”. Y le respondí que OK, pero que me comentase, porque depende de lo que fuese lo cogía o no. Y el tío se quedó asombrado e insistió, “no, no… ya sé por dónde vas y harías lo que quisieras””.

P: ¿Qué buscas? ¿Color, psicología, la imagen, la emoción?

R: “Busco todo. Un mensaje. Tú ves un coche de F1 pero no tiene vida. Intento dar la vuelta a esa situación”.

P: ¿Antes de saltar a escena piensas en algo en concreto?

R: “No. Al contrario. Vengo feliz y no pienso en nada más hasta que falte un minuto y a lo que vea”.

P: ¿Físicamente es duro?

R: “Sí, mucho. La gente me dice que suerte, un privilegiado… y todo eso es verdad, pero terminas muerto porque vas cargado hasta arriba y son jornadas que das vueltas por la pista todo el día”.

P: ¿De qué fotografía te sientes más orgulloso?

R: (Se queda pensando un rato). “No sé si habéis visto el libro pero hay una de una familia de colombianos en Valencia que me gusta. Allí lo fui buscando porque pensé que el edificio tenía pinta de que podía tener algo y te encuentras esa situación increíble: Fórmula 1, glamour… y a una familia humilde y pasando olímpicamente de la Fórmula 1, cuando al lado pagan 3000 euros por persona.

Imagen del libro 'Fórmula 1', de Miquel Liso.
Imagen del libro 'Fórmula 1', de Miquel Liso.
Además, te diría tres fotos: me parece acojonante la de Alonso sentado al pie de unas pantallas en Malasia. Es una pasada porque le ves en la pantalla y los gestos al natural. Y otra que representa situaciones difíciles de repetir es la de Hamilton sentado en unos neumáticos mirando cómo pasaba un Ferrari. Y la de la cabeza de Flavio.

Los fotógrafos somos como los cocodrilos que están en el río pendientes de a ver la que salta. Tú tienes que estar ahí, y ¡pa!”.

P: También hay escenas aéreas

R: “Cada circuito te da algo. Como no tengo que publicar, ni con prisas, pues voy buscando. Singapur, por ejemplo, te permite fotos aéreas, en Abu Dabi está la mejor luz… la puesta de sol es espectacular. Diría que es mi favorito. Y pistas que no me dicen nada, por ejemplo, Silverstone. Si llueve está muy bien pero…

P: ¿Y desde el punto de vista humano?

R: “Monza. Por la historia y en Barcelona, por ser el gran premio de casa”.

P: ¿Y de pilotos?

R: “Todos. No hay ninguno más que otro porque creo que si están aquí es porque son unos fenómenos. Igual pensaba en los rallyes. Estos tíos me dan la oportunidad de que yo esté haciendo fotos de una cosa que me gusta”.

P: ¿El más expresivo?

R: “Ahora mismo el que te da más juego es Daniel Ricciardo porque siempre está sonriendo. Te da más vidilla”

P: ¿Ha habido alguna foto que haya incomodado a alguien?

R: “De momento no. Más bien al contrario, siempre que me han dicho algo es porque les ha gustado”.

P: ¿Cómo sientes que está el mundo de la fotografía en España?

R: “No está valorado como debería”.

P: ¿Fuera de los coches haces algo?

R: “He tenido la suerte de hacer la foto de la selección norteamericana de básket. Más que eso no voy a hacer nunca. Fue impresionante. Tenía ochenta tíos de seguridad para que yo hiciera la foto a LeBron James, Kobe Bryant… Como dice un amigo mío, sólo me queda hacer la foto de la familia Obama en Navidad. También he hecho futbolistas como Neymar, Cristiano Ronaldo. O a Rafa Nadal…”

P: ¿Y en vacaciones?

R: “Ahí descanso. Voy sin cámara”.

*El libro ‘Fórmula 1’ se puede adquirir a través de Amazon o por pedido en su email info@lisophotographer.com .

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios