PERSONIFICA EL CAMBIO DE LA NUEVA COMPETICIÓN

Red Bull seguirá con problemas mientras Remi Taffin continúe acaparando focos

Tras la primera carrera del año, la diferencia de un coche con motor Renault con respecto a Mercedes es más cercana a un segundo que a una décima

Foto: Rémi Taffin en su rueda de prensa en Jerez.
Rémi Taffin en su rueda de prensa en Jerez.

Tras la primera carrera del año, la diferencia de un coche con motor Renault con respecto a uno Mercedes "es más cercana a un segundo que a una décima. Sabemos cómo de lejos estamos de Mercedes y lo que podemos hacer de cara a la siguiente carrera para reducir la diferencia". Las palabras de Rémi Taffin, el nuevo ‘archiconocido’ responsable de operaciones de Renault F1 Sport en pista, pone nombre y apellidos a ese retraso con respecto al mejor propulsor en Australia y deja patente el creciente protagonismo del motor. Por otro lado, y pensando a medio plazo, advierte del potencial de Red Bull en el caso de que solvente sus problemas de fiabilidad porque ¿de qué hubiera sido capaz Daniel Ricciardo con un monoplaza casi un segundo más rápido por vuelta?

Cuando salió a la palestra el primer día de pretemporada por sus problemas iniciales en Jerez, Taffin podía intuir que le esperaba un año complicado debido a que su empresa había adquirido una mayor responsabilidad en la competitividad de los campeones del mundo.

Retrocediendo un poco a la época anterior de la Fórmula 1, el motor, pese a ser el corazón que bombea la sangre del coche, no tenía tanta presencia. Se le pedía potencia, cómo entregaba dicha potencia y una flexibilidad particular para poder ‘jugar’ con la configuración de los mapas de motor de cara a sacar mayor jugo a un determinado monoplaza y una determinada situación. (En este sentido, Renault parece que entendió a las mil maravillas lo que le pedía Red Bull). Pero no resultaba un arma diferenciadora entre rivales por esa gestión de la potencia, sino porque fue considerado un elemento más de la aerodinámica (difusor soplado) perdiendo su identidad y esencia. Era más determinante cumpliendo una función distinta para la que se concibe un motor.

Dejando al margen su función aerodinámica, el año pasado no se podía cifrar una diferencia tan amplia -"casi un segundo"- entre un motor y otro. No eran carreras de motores, sino de "aviones que ruedan por el suelo", como definió a un monoplaza el ingeniero de Honda Gary Savage, en 2007 a El País. Algo que preocupaba a motoristas como Mercedes y Ferrari.

Ahora, el motor -la unidad de potencia-, sí es lo suficientemente importante como para que Rémi Taffin, quien había trabajado en F1 previamente con BAR, Arrows, Benetton y el equipo de Renault, donde coincidió con Fernando Alonso, sea una de las voces más buscadas del paddock en estos primeros días de la nueva era de la Fórmula 1. El francés había sido retratado anteriormente no porque los fotógrafos le buscasen, si no porque acompañaba a pilotos como Alonso o Mark Webber en el podio de una carrera. Ahora su atención mediática es tan grande que acapara por sí mismo focos y micrófonos, y más que un buen puñado de pilotos. Es la personificación del cambio en la F1.

Y un ataque de apendicitis…

Remi es la ‘nueva’ voz autorizada para hablar no solo de los campeones del mundo, si no de Lotus, Toro Rosso y Caterham, escuderías con propulsor Renault. Equipos, por otra parte, que relacionan los problemas de sus coches con la empresa que paga a Taffin y que a su vez cobra por los servicios prestados a aquellos. Sin un ‘Master en Comunicación’, no debe resultar sencillo defender ante un micrófono a una parte sin ofender a la otra. De Australia, por ejemplo, destacó de una forma positiva el hecho de que Ricciardo y Toro Rosso completaran la distancia de carrera aunque Caterham y Lotus no lo hicieran o Vettel sufriera problemas. "Es como haber tenido cuatro días de test en una tarde". De momento, parece que lo lleva bien y el mayor disgusto que ha tenido ocurrió en Jerez cuando sufrió un ataque de apendicitis. La procesión se lleva por dentro.

"Voy a dar el pésame a Taffin", espetó durante aquellos primeros días un habitual del paddock que pertenece a un equipo rival. Parece difícil pero, quién sabe si a final del año esa frase torna en un "voy a dar la enhorabuena a Taffin". Porque como cumpla su ‘amenaza’ de fiabilidad y de recortar casi un segundo a los Mercedes, Red Bull contará con un vehículo aspirante a todo. Será en ese hipotético momento cuando la figura de Taffin vuelva a esconderse y permanezca en un segundo plano.

Aunque tiene pinta de que todavía queda ‘Taffin para rato’: "Tenemos un largo camino por recorrer" porque pese a que "analizaremos los datos para hacerlo major en Sepang, hubo un 50% de los coches que llegaron al final de carrera… y no al nivel esperado".

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios