Red Bull, "aliviado", se sorprende de lo buenos que han sido este viernes
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
NO SUFRIERON "NINGÚN GRAN PROBLEMA", POR FIN

Red Bull, "aliviado", se sorprende de lo buenos que han sido este viernes

Llegaban a Australia habiendo sufrido fallos en cada uno de los días de pretemporada, tercer peor equipo en kilometraje... Hoy, la sonrisa, ha vuelto a Red Bull

placeholder Foto: Sebastian Vettel a los mandos de su RB10, este viernes en Albert Park.
Sebastian Vettel a los mandos de su RB10, este viernes en Albert Park.

Llegaban a Australia habiendo sufrido fallos en cada uno de los días de pretemporada. Fueron el tercer peor equipo en kilometraje. Desde Horner hasta Mateschitz, pasando por Marko y los pilotos, sus pronósticos caminaban entre el realismo y el pesimismo, recordando esta misma semana que los "problemas de fiabilidad" hacían que el principal objetivo fuera "acabar la carrera". Descartaron un buen inicio y apuntaron la posibilidad de esperar al segundo cuarto de la temporada para, quizás, igualarse con el resto. Incluso Marko fue cuestionado sobre la posibilidad de que Vettel se fuera del equipo si las cosas no iban bien… "no podría culparlo de pensar en un cambio". Como un mal sueño, toda esta ‘pesadilla’ se ha esfumado por unos momentos tras este primer viernes del año en Australia en el que el RB10 no ha tenido "ningún gran problema", tal y como afirmó Sebastian Vettel, y encontrándose en una situación "mejor de lo esperada", según Daniel Ricciardo. En los segundos libres finalizadon cuarto y sexto, respectivamente, a escasas décimas del podio.

Tras los test de pretemporada, Red Bull aseguró que su monoplaza era "bueno" y que el ‘único’ problema residía en su unidad de potencia de Renault, que hacía aguas cada dos por tres en los ensayos de Jerez y Bahrein, desde el primer día hasta el último. De esta conclusión se podía intuir que el sábado podía ser un buen día para Red Bull, haciendo una vuelta rápida y regresando al garaje pronto, pero que el domingo iba a ser muy complicado. Después de este viernes, las expectativas para el sábado se mantienen igual de altas –supuestamente merodeará la mitad del top 10- pero las del domingo han aumentado. Ya no sólo por lo visto en pista, sino por las declaraciones de los protagonistas.

"Fue muy bien. Es un gran alivio. Ninguno de nosotros tuvimos grandes problemas. Los coches corrieron y el balance fue muy bueno. Al final del viernes los tiempos no son de gran valor pero es mejor estar cerca de la cabeza que en algún lugar perdido por detrás". Vettel confirmó lo visto en el asfalto cuando señaló la ausencia de grandes fallos en las 79 vueltas que el RB10 realizó en el trazado semiurbano de Melbourne. Red Bull y Vettel fueron el equipo y piloto que, respectivamente, más rodaron este viernes.

"Completamos muchas vueltas. No lo esperábamos. (También) Esperábamos estar un poco más lejos (en la tabla de tiempos). Afortunadamente la diferencia no es muy grande, con menos de un segundo es mejor de lo esperado antes de llegar aquí. Estamos muy, muy contentos. No quiero emocionarme demasiado pero fue un buen día para nosotros". Daniel Ricciardo respira tranquilo al saber que finalizar la carrera y sumar puntos ya no es un objetivo tan arduo como parecía ser un día atrás.

Marko dio pistas para una posible mejoría

"El factor clave es el software que nuestros chicos están haciendo para Renault". Helmut Marko dio pistas esta semana de algunos motivos por los que pensar en una recuperación. Sea o no esa el "factor clave" de su mejoría, el fin de semana lo han iniciado cantando ‘línea’ y seguimos para ‘bingo’, que lo cantarán también si el domingo logran despejar esas dudas de fiabilidad. Porque será ese día cuando intenten, por primera vez en 2014, cumplir un ‘simulacro’ de carrera completo. En este caso con puntos en juego.

Ver la bandera a cuadros continúa siendo "lo más importante", recordó Vettel al término de su rueda de prensa. Y es que al alemán no le preocupa el rendimiento del vehículo porque "en términos de velocidad sabemos que hay mucho por venir", y también sabe que Adrian Newey y sus técnicos saben construir coches rápidos.

Mercedes Daniel Ricciardo Adrian Newey Sebastian Vettel Helmut Marko Renault