CONFÍAN EN "ESTAR LISTOS PARA AUSTRALIA"

Renault, ante el tercer intento de hacer realidad el cuento de la lechera

Tercera aparición del responsable en pista de Renault Rémi Taffin para dar aliento y confianza sobre la resolución de los problemas que rodean a su motor

Foto: Sebastian Vettel rodando esta pretemporada en Jerez.
Sebastian Vettel rodando esta pretemporada en Jerez.

"Tenemos el problema identificado. Lo solucionaremos para que los coches estén en la pista (mañana) a las nueve de la mañana". Este era el responsable de Renault en pista, Rémi Taffin, unos minutos después de que finalizara el primer día de test del año. "No estamos diciendo que tengamos problemas masivos de fiabilidad. No son cientos de problemas, son unos pocos que tenemos que resolver y creo que estamos al 90%. Es un momento difícil que superaremos". Este es el mismo Taffin antes de las pasadas pruebas de Bahrein… "Esperamos tener a todos los elementos funcionando al máximo rendimiento en Melbourne". Taffin, de nuevo, este miércoles. Por optimismo no será aunque, casi un mes después, "el problema identificado" o lo que sea, continúa impidiendo que los monoplazas que portan una planta motriz Renault rueden con normalidad.

El envoltorio que rodea al motor Renault antes de los últimos test de pretemporada es el mismo: ánimo, confianza y una mente positiva para proclamar que todos los fallos quedarán atrás con el trabajo que están llevando a cabo la marca francesa junto con Red Bull, Lotus, Toro Rosso y Caterham, los equipos que portan ‘corazón’ Renault. Lo importante, lo que hay dentro de dicho envoltorio, se descubrirá en breve.

"Creo que estaremos listos para correr (en la primera prueba, en Australia), pero depende de qué actuación tengamos con el programa que tenemos que hacer (desde este jueves en Bahrein). Si lo completamos puede que tengamos una oportunidad de hacerlo bien por allá", admite Taffin, añadiendo dosis de realismo sobre las posibilidades que ahora mismo existen de triunfar en Melbourne.

Se trabaja mejor con el vaso medio lleno que medio vacío. "Si miras dónde estábamos hace tres semanas y miras ahora… si damos el mismo salto hasta Melbourne estaré contento. Estamos lejos de los problemas que tuvimos antes. Muchos están ya solucionados, pero todavía restan unos pocos. Estando la mayoría superados, podemos iniciar programas que permiten probar diferentes elementos". Taffin asegura que Red Bull y compañía podrán olvidarse durante unos instantes de lo relacionado con el motor para centrarse en otras partes del monoplaza. Y es que, además de estos cuatro días de test, el viernes de Australia será otro día más de 'pretemporada' para poder probar diferentes elementos en el caso de que hubieran superado los problemas de fiabilidad.

Pero una cosa es que el coche presente signos estables de fiabilidad y otra es que sea competitivo. Como explica Taffin, "cuando los problemas estén arreglados –estamos cerca- entonces podremos dar pasos hacia delante". Estos avances que todavía no se han producido es lo que llevan haciendo casi desde la primera semana Mercedes. Ese tiempo perdido puede costar a Red Bull ir a remolque en el inicio del campeonato. En este sentido, el equipo austriaco ya ha dejado claro durante los últimos años que sabe remontar el vuelo, como hizo en 2012 y también en 2013 (al margen del asunto del cambio de neumáticos).

En cualquier caso y antes de escribir el cuento de la lechera, Red Bull debe solventar sus actuales problemas, que no surjan nuevos (como pasó hace una semana), y que el motor Renault llegue en el mejor estado de forma posible para este 28 de febrero, fecha en la que deben homologarse los propulsores. A partir de este día, cualquier cambio que se realice en ellos debe estar sujeto a cuestiones de seguridad, fiabilidad o eficiencia y deberá ser aprobado por la FIA… y sus rivales, Mercedes y Ferrari.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios