ALABA TAMBIÉN A MATESCHITZ Y A ALONSO

La carta de despedida de Webber: héroes como Newey, villanos como Vettel

Mark Webber era una de los pilotos más queridos de la actual parrilla, y más de uno deseaba una victoria suya antes de terminar la presente temporada

Foto: Mark Webber, segundo en Interlagos, se despidió de la Fórmula 1 mostrando la bandera australiana.
Mark Webber, segundo en Interlagos, se despidió de la Fórmula 1 mostrando la bandera australiana.

Mark Webber era uno de los pilotos más queridos de la actual parrilla, y algunos de sus colegas deseaban verdaderamente una victoria suya antes de terminar la temporada. Alguno incluso ha llegado a cuestionar por lo bajo la actitud de Red Bull en las últimas carreras para despedirle con una victoria. Hoy, el piloto australiano viaja hacia nuevos pastos. Pero antes, en su propia página oficial, pasa revista y opinión de los principales protagonistas que han intervenido de una u otra manera en su trayectoria deportiva, tanto dentro como fuera de la pista. Es una suerte de carta de despedida, donde vuelve a hacer gala de su habitual sinceridad. En algunos casos, deja entrever más de lo que dice.

En primer lugar ¿qué piensa Webber de Sebastian Vettel, su gran rival de los últimos años? "Obviamente, tiene un talento natural fantástico, sabemos que su punto fuerte está en los entrenamientos clasificatorios y las cinco primeras vueltas de carrera, es su marca de la casa, esta es la parte más complicada de controlar y ha brillado con ello". Pero desde el punto de vista personal, el australiano, sin entrar en detalles, deja vislumbrar el choque de trenes que se ha producido entre ellos.

Vettel, sin borrón y cuenta nueva

"Ha pasado tanta agua bajo el puente entre nosotros, que en nuestra relación resulta más difícil pensar en la parte positiva que en la negativa, así que ha sido una decepción, porque quieres mantener una opinión respetuosa de todo el mundo, les das tantas oportunidades como puedes, tanto como sea posible”. Se deduce, pues, que hubo un límite para Webber que fue ampliamente rebasado. “Creo que han pasado demasiadas cosas entre nosotros. Quizás cuando tengamos más de cincuenta años será diferente, pero tras lo que ha ocurrido entre nosotros es difícil hacer borrón y cuenta nueva. Por supuesto, no me importa nada, y a él tampoco. Así son las cosas”.

La temporada 2010 debió suponer un punto no retorno para Webber en su relación con la cúpula de Red Bull. Con Helmut Marko, parece que desde la misma llegada al equipo del australiano "Todavía no conozco su papel en el equipo, así que… Sí, fue muy crítico conmigo desde el primer día, pero al final fue él quien trajo a Sebastian, y ha hecho un buen trabajo con ello". Con pocas palabras, la carga de profundidad que Webber deja flotando tiene más potencia de lo que sugiere: "Probablemente, está decepcionado por el hecho de que los equipos de Fórmula 1 tengan que tener dos coches. Pero es así". ¿Turquía 2010, por ejemplo?

Quizás más decepcionante para Webber fue la evolución con Christian Horner, con quien incluso comparte intereses en su equipo de GP3. "La relación con Horner no es tan cercana como llegó a ser. Christian seguirá en el equipo durante mucho tiempo, indefinidamente, a menos que alguien le llame de otra parte (¿Bernie Ecclestone?)". Pero si algo deja traslucir el australiano es que alguien le fallaba en momentos cruciales por intereses de más largo alcance, "así que (Horner) tiene que asegurarse de intentar que todo vaya con la mayor suavidad posible, y en algunos casos es algo que podría no haberme beneficiado a mí. Esto puso mucha tensión en nuestra relación". ¿El título de 2010 en la recta final del campeonato? ¿Malasia 2013?

"Newey es supercompetitivo"

Pero Webber también nos explica la motivación para continuar en Red Bull: Adrian Newey. "Una de las razones por las que he seguido hasta ahora. Es, con mucho, el mejor con el que he trabajado para entender un coche de carreras. He trabajado con mucha gente, pero la habilidad de Adrian para llevar a cabo lo que el piloto y el coche necesitan es simplemente extraordinaria. Es alguien inspirador para trabajar. La gente le podría ver como alguien tímido, pero es alguien increíblemente competitivo, le he visto cuando nos han batido claramente, y no es algo con lo que disfrute, y le he visto cuando hemos hecho el doblete, y sus reacciones no han sido diferentes".

En lo personal también tiene palabras de agradacimiento para Newey por un momento especial: "Fue uno de los primeros en hablar conmigo en el parque cerrado después del Gran Premio de Malasia este año. Sabía cómo me sentía, y no estaba contento. Creo que hay un gran respeto entre ambos. Yo, ciertamente, lo tengo por él. Ha pasado por muchas cosas en su carrera, altos y bajos personales, y eso es algo que respeto".

En cuanto al "gran jefe" de Red Bull, nunca olvidará el apoyo de Dietrich Mateschitz tras su accidente en bicicleta. “Ha sido fantástico para mí. No siempre es fácil para él tener el pulso tomado con todo, porque es alguien extremadamente ocupado. Siempre contesta, siempre está disponible, nunca está demasiado ocupado para hacerlo, y tengo ganas de seguir trabajando con él en el futuro. Red Bull es un proyecto muy bien gestionado”. De hecho, continuarán juntos en su aventura con Porsche. Por algo será. 

En la vida de Webber también ha jugado un papel clave Flavio Briatore, “mucha gente no nos podría imaginar juntos, pero no puedo decir una mala palabra sobre lo que Flavio ha hecho por mí. Ha sido increíblemente leal y siempre ha defendido mi posición cuando ha hecho falta. No hablo con él frecuentemente, para ser sincero”. El italiano jugó un papel crucial en uno de los últimos e importantes capítulos en la historia de Webber: "su último objetivo fue conseguir para mí el asiento de Ferrari, que estuvo muy cerca. Incluso hasta hace pocos meses lo intentó a tope, pero yo ya había tomado mi decisión (retirarse)".

"El domingo por la tarde, Alonso es tu hombre"

En la parrilla de Brasil, Alonso se acercó a abrazar a Webber. En el podio, el australiano le reconoció el valor que concedía a terminar su carrera deportiva luchando juntos. Para empezar, se siente identificado con el piloto español, “he competido con él desde la Fórmula 3000, y le conozco desde hace mucho, mucho tiempo. Probablemente tengamos una procedencia similar, cómo creció él en España y yo en Australia, y cómo llegamos a dónde estamos ahora”.

 A pesar de conocer bien a Vettel como piloto por ser rival directo, Webber sitúa al español por encima del alemán. “El domingo por la tarde es el mejor. Increíble. Su habilidad para llevar al coche a ese nivel durante dos horas es absolutamente excepcional. Repasando al número de incidentes que ha tenido, son poquísimos, lo que es otro recordatorio de que, como piloto en carrera, es la referencia el domingo por la tarde. De todas formas, a una vuelta probablemente hay pilotos que son un poco más rápidos, pero sobre 19 carreras, en todo tipo de condiciones, el domingo es tu hombre”.

Entre tanto rival, amigo o aliado, destaca un nombre femenino: Ann Neal. “Es imposible poner en palabras lo que ella ha hecho por mí. Dejamos Australia y creyó en mí más de lo yo mismo creía. Era intimidante venir a Europa, pero derribó muchas barreras, y me dio fuerza y la confianza de que yo podría lograrlo”. Ya se sabe, detrás de todo gran hombre…

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios