Es noticia
Vettel/Webber, Red Bull impone la ley del más fuerte
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DOBLETE CON DIFERENTES ESTRATEGIAS

Vettel/Webber, Red Bull impone la ley del más fuerte

Red Bull cambia a Webber su estrategia sobre la marcha, y Vettel logra su quinta victoria consecutiva. ¿Quiso el equipo austríaco favorecer a su líder?

Foto: Vettel celebra la victoria en el Gran Premio de Japón. (EFE)
Vettel celebra la victoria en el Gran Premio de Japón. (EFE)

“Sería magnífico volver a los antiguos días de Ferrari, donde luchábamos por la primera y segunda posición, y se decidía en carrera quién ganaba”, lamentaba Fernando Alonso tras el Gran Premio de Japón. “O cómo en Red Bull, un coche hace dos paradas, o tres, y acaban primero y segundo. Ésta es una vida más fácil”.

Es la ley del más fuerte que impone Red Bull, aunque tras la carrera de ayer cabría preguntarse si además de sus rivales, también lo hace con sus pilotos sin misericordia. Porque ante la mejor ocasión de la temporada para lograr su única victoria, ¿quiso el equipo austríaco apartar a un lado a Mark Webber para dejar el camino libre a Sebastian Vettel? ¿O fue el alemán superior de nuevo –y más inteligente– en la pista? Las apariencias invitaban a pensar lo primero, pero quizás ambas opciones fueran ciertas en el Gran Premio de Japón.

El error clave de Webber

Suzuka es 'territorio comanche' para los rivales de Red Bull con el presente reglamento. Este año no iba a ser la excepción. Sin embargo, Webber podía romper con esa ventaja que Vettel ha disfrutado en tantas carreras gracias a la pole del sábado: rodar con aire limpio en las primeras vueltas para sacar una renta inicial luego administrada estratégicamente durante la prueba.

Para quienes piensen que ayer Red Bull se la 'jugó' a Webber, habría que señalar en primer lugar al piloto australiano. Porque conviene no olvidar que con su pésima arrancada no pudo capitalizar la primera posición de parrilla. ¿Cuántas oportunidades así ha perdido Vettel este temporada? Si Webber se hubiera escapado en los primeros compases de la prueba, ¿habría cambiado el equipo a la polémica estrategia de tres paradas que parecía dejarle vendido ante Vettel? Posiblemente, no hubiera hecho falta.

Vettel fue cociendo poco a poco el guiso a dos paradas

Antes de la carrera, Red Bull no las tenía todas consigo. “Pensábamos que iba a ser muy justo con dos paradas”, explicó Christian Horner después de la prueba. “Pero posiblemente con aire limpio podríamos haberlo hecho”. Por ello, que Grosjean adelantara a Webber en la salida condicionó al australiano, quien presionando al francés anticipó la degradación de sus neumáticos sobre el plan previsto. Como reconocería tras la prueba, Webber era consciente de la fisura que dejaba al aire. “Ahí nos dejamos algo, y no puedes hacer eso, (sabes que) Sebastian va a capitalizarlo”. Y no se equivocó porque, efectivamente, Vettel se metió por el hueco.

Webber y Vettel en el podio del GP de Japón. (EFE)¿Cómo? Webber tuvo que entrar en la vuelta doce con sus gomas al límite, mientras que Vettel supo mantenerse más tiempo en pista antes de cada parada. “Ibamos un segundo más lento durante dos o tres vueltas en comparación a ellos (en el primer relevo) para extender el segundo, y así presionarles al final”. Emboscado en la tercera posición, Vettel hizo poco a poco realidad esas dos paradas y se convirtió en un francotirador esperando con paciencia a disparar en el momento oportuno: el último ‘stint’ de la carrera.

¿Pero se modificó el plan inicial de Webber para que el alemán utilizara esa bala al final de la prueba? El australiano reconocía que la estrategia a tres paradas "no era “ridícula”, sí “ de alto riesgo”, pero "no tenía la partida de ajedrez delante de mí, como la tenía el equipo.” Tampoco conviene olvidar que Vettel, con el último juego, adelantó muy rápido a Grosjean tras la parada final. Webber, por el contrario, necesitó varias vueltas por detrás, y allí murió cualquier posible ventaja de su estrategia. Si la había.

¿Y si Red Bull quiso favorecer a Vettel?

Supongamos que, efectivamente, el muro de Red Bull buscara favorecer a Vettel. Dada la ventaja para el título del piloto alemán, habrá quien piense candorosamente que Webber debió ser acunado por Red Bull para ayudarle en su primera victoria en 2013. Olvidaría la lógica implacable que suele regir en la Fórmula 1, la de los intereses y el pragmatismo.

Para empezar, el equipo austríaco priorizaba al líder, todavía en camino de asegurar el título matemáticamente. Segundo, ayer Webber no aprovechó las oportunidades a su disposición con la pole. Tercero, el alemán corrió con gran habilidad e inteligencia para optimizar sus opciones. Y, si quieren, porque Vettel es el líder indiscutible de Red Bull y lo seguirá siendo en el futuro. En Malasia nos recordó a todos su autoridad en el equipo. Webber, en cambio, camina hacia la puerta de salida.

Japanese formula one grand prix Red Bull logró el doblete y Vettel más puntos de ventaja. Desde la óptica del equipo la jugada fue perfecta. Como ayer nos comentaba un 'insider' bien informado tras la carrera, “en cualquier caso, tampoco sorprende mucho, cuando se es el número dos, es lo que hay…” No cabría extrañarse por tanto de la actitud hacia Mark Webber ¿No es la subordinación al líder lo que también exigen muchos aficionados con Alonso y Massa en Ferrari cuando se trata de prioridades? Ayer mismo, sin ir más lejos...

Fernando Alonso Red Bull Sebastian Vettel
El redactor recomienda