¿Dejaría Emilio Botín que Fernando Alonso se fuese a Red Bull?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
UN BALANCE EN VERANO, CUANDO CUNDE EL PÁNICO

¿Dejaría Emilio Botín que Fernando Alonso se fuese a Red Bull?

Ya se han sucedido una decena de batallas en el campeonato de F1 y, sin vencidos ni derrotados aún, ha dibujado un panorama esclarecedor en vacaciones

placeholder Foto: Emilio Botín charlando esta temporada con Fernando Alonso
Emilio Botín charlando esta temporada con Fernando Alonso

Ya se han sucedido una decena de batallas en el campeonato de Fórmula 1 y, sin vencidos ni derrotados aún, ha dibujado un panorama en el que a unos ‘ejércitos’ se les ve con más potencial que a otros. Habiendo pasado el ecuador de la temporada tenemos argumentos con bases sólidas como para hacer un primer balance fiable de quiénes han sido los héroes y quiénes los villanos -o menos buenos- de la parrilla hasta el momento. Además de este análisis, la época en la que estamos nos han brindado los primeros rumores sobre fichajes y cambios de pilotos… lo primero que se me viene a la cabeza en este apartado es una pregunta: ¿dejaría Emilio Botín que Fernando Alonso se fuese a Red Bull?

Después de diez carreras vibrantes, con muchos momentos de emoción, el principal tema con el que los aficionados se marcharon de vacaciones fue el de la polémica surgida en torno al triángulo Alonso-Ferrari-Red Bull. Así que vamos con ello de una manera pragmática. Sabiendo que Red Bull ha sido el equipo dominante durante los últimos años el movimiento por parte del asturiano no sería -ni mucho menos- descabellado pero, sin entrar a valorar el porcentaje de credibilidad de la noticia o de si sería acertada esta decisión, dudo que Luca Montezemolo y Botín, con un contrato en mano, dejen escapar al mejor piloto de la parrilla. Alonso tiene firmado con Ferrari hasta 2016 y Banco Santander hasta 2017. A partir de aquí las especulaciones quedan en un segundo plano.

No parece una coincidencia que estas informaciones salgan en la Prensa la semana en la que se ha confirmado que el Ferrari no está a la altura. Tampoco lo ha estado durante los últimos tres años pero Fernando ha maquillado los resultados gracias a su calidad, velocidad e improvisación en momentos clave. Sin duda, la incorporación del nuevo director técnico James Allison es una esperanza para la Scudería, pero me da miedo que sea su única esperanza y que a la vuelta del verano las cosas sigan igual. El inglés se incorpora el 1 de septiembre, unos días después del GP de Bélgica donde deberían de haber mostrado ya una nueva cara para esta segunda mitad del campeonato.

Mercedes ha pasado a ser la única amenaza de Red Bull

Si algo me ha sorprendido este año es la evolución de Mercedes tras su polémico test con Pirelli. Es difícil sacar conclusiones sobre si ha sido una ‘causa-efecto’, pero lo que tengo claro es que no les ha perjudicado probar los neumáticos de este año durante tres días porque han pasado de ser buenos en clasificación y discretos en carrera a convertirse en la única amenaza para Red Bull.

Gran premio de alemania de fórmula unoCuestionando otras claves del éxito de las flechas plateadas hay que mirar al último movimiento estrella de la parrilla, aquel que causó una la sorpresa generalizada porque nadie apostaba a que Lewis Hamilton triunfase en el equipo alemán, tras dos años de resultados mediocres y con dos pilotazos como Michael Schumacher y Nico Rosberg en sus filas. Todavía no entiendo cómo Lewis supo arriesgar a caballo ganador cambiando de McLaren a Mercedes. Nadie podía imaginar que Mercedes diera un salto cualitativo tan grande, aunque sepamos que Ross Brawn siempre ha hecho coches ganadores. Una vez más, este año está mostrando su valía como ingeniero y gestor.

Lewis está junto a un piloto al que siempre he admirado mucho: Nico Rosberg. Quizás infravalorado por la audiencia pero muy bien evaluado por los profesionales del automovilismo. Superó a Schumacher durante los tres años que estuvieron juntos y ahora le está plantando cara a un Hamilton en un estado brillante. Este ‘pique’ es el segundo a lo largo de su carrera tras su época del karting, cuando también eran compañeros de equipo.

Con Kimi en Red Bull se respetaría más a Vettel

Como casi siempre desde 2010, hay que mirar a lo alto de la clasificación para encontrar el nombre de Sebastian Vettel. El germano sigue sin cometer errores y se perfila como claro favorito con 38 puntos sobre su perseguidor, un inspirado Kimi Raikkonen que es capaz de terminar en los puntos prácticamente todas las carreras que disputa.

Vettel podría alcanzar su cuarto título Mundial con 26 años y, de seguir así, podría batir todos los records de su amigo, mentor e icono, Michael Schumacher. Nadie se atreve a predecir hasta dónde puede llegar. Apuesto que si Raikkonen es finalmente su compañero de equipo el año que viene, Vettel sobrepasará con creces las expectativas de sus admiradores y detractores. Es un piloto de una calidad insólita.

Kimi, en cambio, no destaca por sus victorias ni clasificaciones pero si observamos los resultados siempre está ahí y dará guerra durante el resto de la temporada. Nunca se olvida de acudir a cada gran premio con la caña de pescar y son ya 30 carreras –todas desde que volviera a la F1- las que ha terminado, puntuando en 29 de ellas...

‘Toc toc’, soy Ricciardo, ¿se puede?

En mitad de parrilla destaca Daniel Ricciardo que, tras dos años en Toro Rosso, está llamando a las puertas de Red Bull. Espero que el australiano –o en su caso Vergne- tenga la oportunidad de subir del ‘equipo A’ para dar sentido al programa de jóvenes pilotos que tienen los austriacos, y que no pase como con Jaime Alguersuari, que en el mejor momento de su carrera le desterraron como si no fuera nadie. En cuyo caso Vettel se confirmaría como el único ‘canterano’ de éxito de Red Bull.

En Sauber, Nico Hulkenberg ha demostrado estar muy por encima del mejicano Esteban Gutiérrez, que no ha logrado puntuar aún. La intachable trayectoria y experiencia del alemán le avalan y sería un gran piloto para Ferrari en un futuro aunque, por otro lado, Jules Bianchi está consiguiendo algo que ni Di Grassi, ni Glock, ni Pic, ni Chilton han conseguido con el Marusia: destacar por encima del resto con claridad. Veremos quién ocupa el asiento del monoplaza rojo en los próximos años. Yo apostaría a que será alguno de ellos dos, Hulkenberg o Bianchi.

En Force India los dos pilotos me gustan mucho. Creo que Adrian Sutil está teniendo un muy buen regreso y da la talla frente al sólido Paul di Resta, un piloto que le ha plantado cara y ganado al mismísimo Vettel en la F3 Euroseries.

Todo igual en la oficina a la vuelta de vacaciones

Veremos cómo evoluciona la parrilla a partir de Spa, a finales de agosto, pero mucho me temo que no habrán cambios sustanciales. Lo que nace con un déficit suele ser difícil de transformar en mitad de una temporada y más aún a sabiendas de que a partir de 2014 los Fórmula 1 cambian radicalmente con motores turbo. ¿Quiénes decidirán invertir en lo que resta de temporada y quiénes pensarán en 2014? Tendremos alguna pista a partir de Bélgica, aunque antes de saberlo… ¡felices vacaciones!

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ferrari Emilio Botín Fórmula 1 Lewis Hamilton Sebastian Vettel Fernando Alonso Jaime Alguersuari
El redactor recomienda