HACÍA SEIS AÑOS QUE NO PILOTABA UN VEHÍCULO TAN COMPETITIVO

Fernando Alonso mete la primera 'goleada' a bordo de un Ferrari

"Enhorabuena a todos por la bellísima victoria conquistada con un monoplaza competitivo". Luca Cordero di Montezemolo mandó este lunes una carta a todos sus trabajadores en

Foto: Fernando Alonso mete la primera 'goleada' a bordo de un Ferrari
Fernando Alonso mete la primera 'goleada' a bordo de un Ferrari
"Enhorabuena a todos por la bellísima victoria conquistada con un monoplaza competitivo". Luca Cordero di Montezemolo mandó este lunes una carta a todos sus trabajadores en la que festejó dos cosas: el primer puesto logrado y el haber fabricado un gran vehículo. Fernando Alonso hizo sencillo un GP de China en el que tuvo que adelantar en pista a la mitad de la parrilla -incluyendo a todos los campeones del mundo que había sobre ella-, y lo consiguió gracias a un coche que se lo permitió. Desde que viste los colores de la Scuderia, esta es la primera carrera que el ovetense ha tenido controlada desde antes de la mitad de la misma. Tal vez, en la que más goles metió al resto.

Desde 2007 con McLaren, la prensa internacional no coincidía en calificar de "contundente" al monoplaza que daba una victoria a Fernando Alonso. Seis años después, el asturiano no tuvo que esperar a fallos ajenos, accidentes, malas paradas en boxes de sus rivales o a la lluvia, para cruzar primero la línea de meta. En nada afectó la suerte y el primer lugar llegó por méritos propios, debido a que sobre la pista no había otro monoplaza superior.

Ningún otro triunfo de rojo categórico

Han tenido que pasar diez victorias para que se diera un caso tan claro de autoridad por parte de Alonso y Ferrari. Quizás, lo más parecido fue el triunfo de 2010 en Alemania, aunque este fue el de la polémica orden de equipo en el que Felipe Massa dejó pasar a Alonso... Hasta la fecha, ese F10 había sido el más satisfactorio de los salidos de Maranello y conducidos por el español. Aunque el resto de éxitos llegaron por causas externas al equipo, como en Bahréin cuando, a falta de 15 vueltas para el final, Vettel sufrió pérdida de potencia en su motor y cedió el liderato a los dos Ferrari. En Corea llegó su segunda victoria -con el agua como uno de los protagonistas-, y allí se escuchó como Stefano Domenicalli señaló que era un "milagro seguir peleando por el título viendo el coche de Red Bull". El gran premio siguiente, en Singapur, Alonso lo ganó por dos décimas de ventaja sobre Vettel. En Italia, gracias a un fallo estrepitoso de McLaren en boxes, Alonso adelantó a la salida del pitlane a Jenson Button in extremis... Ningún triunfo fue categórico.

Con sus otros dos monoplazas, los grandes premios conquistados tampoco vinieron por un Ferrari dominador. En 2011 venció con el F150 por un fallo en boxes de Red Bull con Vettel en un Silverstone mojado, y la pasada temporada la lluvia también le ayudó a ser primero en Malasia y en Alemania. Los accidentes y el alternador del alemán de Red Bull posibilitaron la épica victoria en Valencia con el F2012, saliendo desde el puesto undécimo. 

"Competitivo" no significa ganador

 
Para este año todo pinta diferente, el F138 ha nacido "competitivo", como ha asegurado el presidente ferrarista, y en tres carreras ha dado motivos como para convertirse en el mejor coche rojo que Alonso haya pilotado. "Competitivo" no significa ganador, ese que domina a su antojo el fin de semana, tanto el sábado como el domingo. Y difícilmente el actual Ferrari se pueda convertir en un coche así debido a la gran igualdad entre los rivales y el estrecho margen de maniobra de los ingenieros en la reglamentación como para dar con el 'invento del año'. Para que Alonso cuente con un coche 'de paseo', tendría que esperar. 

Y no sería raro que el bicampeón español contase con algún vehículo imbatible a lo largo de su carrera puesto que muchos campeones han conducido algunos de ellos. El primero fue Mario Andretti con su 'wind car' Lotus 79. Diseñado por Colin Chapman, fue prácticamente el que estrenó la era aerodinámica y logró la mitad de las victorias del campeonato de 1978 (6 de Andretti y 2 de Ronnie Peterson), además de cosechar 14 podios. Sus pilotos coparon la clasificación final del campeonato de Pilotos (evidentemente, arrasó en el de Constructores).

En 1984, Niki Lauda y Alain Prost gozaron de un McLaren TAG Porsche que aplastó a sus rivales con 12 victorias en las 16 pruebas. El austriaco ganó al francés en la tabla por medio punto y ambos lograron doblar en puntuación al tercer clasificado. Más adelante, Williams metió el turbo con Honda y en 1986 alcanzó 9 victorias (de 16) y la victoria de Prost por dos puntos sobre su compañero. Un año después obtuvo los mismos números pero coronando a Nelson Piquet como campeón.

Senna 'fumaba' mientras conducía en 1988

Más contundente todavía fue el primer título de Ayrton Senna. McLaren-Honda, en 1988, ganó todas las carreras salvo una y la única pelea que hubo se dio entre el brasileño y Prost. En 1992 Williams Renault y Nigel Mansell arrasaron con un récord de 'poles' merced a la suspensión activa, algo que sirvió para que al año siguiente ganase casi igual de holgado Prost. 

Mika Hakkinen también logró con contundencia el título de 1998 con un McLaren que sumó 9 victorias y 12 'poles' de 16. Fue el primer McLaren diseñado íntegramente por Adrian Newey e interpretaron mejor que nadie una nueva normativa para ese año en la reducción de la anchura del monoplaza. Ferrari 'adormiló' los campeonatos de 2002 -15 victorias de 17 pruebas- y 2004 -15 de 18-, con Michael Schumacher como principal protagonista. Algo que Brawn GP hizo con el doble difusor en 2009 y Red Bull con el difusor soplado de 2011.

Alonso, aunque en sus mundiales lograra 7 victorias un mismo año, no arrolló a sus rivales de principio a fin. El R25 y R26 fueron los más rápidos 'sólo' durante la primera mitad de la temporada. Sin embargo, el número de victorias sí que pueden ser una referencia para la actual campaña, en la que cualquier favorito al título debería sumar en torno a la media docena de grandes premios ganados. 

Este domingo, en Bahréin, se juega el próximo 'partido' y, pese a las buenas sensaciones en Shanghai para la Scuderia, el F138 no tiene la vitola de favorito como los mencionados coches ganadores. De momento, se han de conformar con ser un aspirante más para ocupar una posición en el podio, que no es poco.
Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios