LA HIJA DE FRANK LLEVARÁ LAS RIENDAS DEL MÍTICO EQUIPO DE FÓRMULA 1

La herencia de Claire Williams: prestigio, velocidad y una cartera de 120 millones de euros

"Williams siempre ha estado en nuestras vidas. Tengo dos hermanos, somos una familia muy unida y Williams siempre ha sido el centro de todo. No hablamos

Foto: La herencia de Claire Williams: prestigio, velocidad y una cartera de 120 millones de euros
La herencia de Claire Williams: prestigio, velocidad y una cartera de 120 millones de euros
"Williams siempre ha estado en nuestras vidas. Tengo dos hermanos, somos una familia muy unida y Williams siempre ha sido el centro de todo. No hablamos de otra cosa; las carreras son nuestras vidas, eso es lo que hacemos. Estamos muy orgullosos de lo que nuestro padre creó y a lo largo de los años siempre ha existido una pregunta en la mesa con mi madre: '¿Tenemos suficiente dinero para ir a correr el año que viene?'". Claire Williams, desde la semana pasada, es oficialmente la sucesora para estar al frente de una empresa familiar atípica: la escudería Williams de Fórmula 1. Valorada en 232 millones de euros y fundada por su padre, Frank, en 1977, la familia tiene el 51,5% de las acciones (tasadas en casi 120 millones de euros).

Numerosas empresas y establecimientos, a lo largo del tiempo, han sido heredadas por los vástagos de los fundadores. De tal manera que hay casos en el que se ha perpetuado una línea generacional al frente de dicho establecimiento. El mayor desafío para los herederos supone continuar con la idea que un día un familiar suyo convirtió en realidad y tener la suficiente motivación, conocimiento y compromiso como para mantenerla económicamente. Para ello ha de adaptar a la compañía a los nuevos tiempos, tecnologías y mercados... un paso en el que Claire Williams jugará un papel fundamental.

Claire comenzó hace más de diez años reservando vuelos y colaborando en la logística del equipo durante sus vacaciones veraniegas para luego ser una más en el departamento de prensa. De ahí saltó a márketing hasta ser la directora comercial. El miércoles pasado, a sus 36 años, Claire fue ascendida a jefa de equipo adjunta. A partir de ahora estará codo con codo junto a su padre para aprender cada detalle del día a día en el 'oficio' familiar.

Cogiendo las riendas económicas del equipo

"Conoce la compañía tan bien como yo. Es una pieza clave y no duda en hacérmelo pasar mal cuando lucha por su 'rincón'", reconoce Frank en la primera entrevista a ambos, concedida a F1 Racing. Ha pasado por el lado de la comunicación y por el más importante para la supervivencia del equipo, el económico ("ha hecho una gran trabajo en márketing, especialmente cuando nuestros resultados en la pista no están siendo demasiado buenos"). Una vez que ha pasado por la cocina se hará fraile desde este GP de China, en el que ampliará sus conocimientos en el aspecto deportivo desde el muro.

Ahora tendrá "la responsabilidad y la presión de cumplir con el presupuesto" liberando de dicha tarea a su padre, que cumplirá 71 años este mes. Su nuevo puesto de trabajo conlleva una exposición mediática y cualquier movimiento en falso será juzgado por afición y prensa. No es sólo cuestionar la estrategia del equipo en una carrera, Claire tomará parte en decisiones que afectarán a la construcción del monoplaza del año que viene

La hija de Williams, pese a ser "la candidata ideal", tal y como señala Frank, ha sido la segunda opción de éste después de la de Adam Parr. Hace justo un año, Parr tuvo que dejar su cargo en la presidencia del equipo Williams porque "Ecclestone había dicho que no habría ninguna oferta en el Pacto de la Concordia mientras yo estuviera dirigiendo Williams. En esas circunstancias, decidí apartarme para que el equipo pudiera llegar al mejor acuerdo posible con él. La oferta llegó al día siguiente de que se anunciase mi dimisión", afirmó Parr al término de la temporada anterior.

Bernie y su 'devoción' por la mujer

Indirecta o directamente, Bernie ha influido para que una mujer sea la encargada de dirigir un equipo. El magnate inglés ha admitido en varias ocasiones su interés porque la mujer adopte un papel más protagonista en la Fórmula 1 y, sin tener todavía una piloto que cada domingo pelee en la pista, en el pit-wall ya habrá dos con Claire y Monisha Kaltenborn, la jefa de equipo de Sauber. A su vez, en Williams no será la única representante femenina del equipo ya que este es el segundo año de Susie Wolff como piloto probadora.
 
La Fórmula 1 se caracteriza por estar a la vanguardia tecnológica y por haberse adaptado antes que nadie a las necesidades de la crisis -mirando a Asia y al Middle East-. En el aspecto de la igualdad no es pionero ya que es en la segunda década del siglo XXI cuando empieza a confiar su destino en manos féminas. La presencia de Claire y Monisha supondrá una representación de la mujer del 18% en el papel de jefe de equipo, cada vez más cerca de la media de mujeres directivas que hay en la Unión Europea, en torno a un 25%. Un dato que empieza a relativizar la famosa frase de "la Fórmula 1 es un deporte para hombres"

La expresión dice que "lo difícil no es llegar, sino mantenerse" y el reto de Claire es el de devolver a Williams a ser el equipo dominante que fue. Tiene, quizás, al mejor maestro para ello. En el próximo GP de Gran Bretaña la escudería de Grove sumará 600 participaciones en F1, en las que ha conseguido 7 Campeonato de Pilotos, 9 de Constructores y 114 victorias.

Las acciones del equipo han subido un 5,4% desde el anuncio

El tiempo dirá si ha sido acertado o no el nombramiento de Claire como la nueva mandamás de Williams. En su ADN lleva la filosofía de la compañía y le sobra pasión y conocimiento de la misma. De aquí a final de temporada deberá absorber parte de la experiencia de su padre para moverse como pez en el agua en un estanque lleno de tiburones.

Por lo pronto, desde el anuncio como futura responsable del devenir del equipo, las acciones de Williams han subido un 5,4% para situarse en 23,20 euros, todavía un euro por debajo del valor cuando salió a bolsa hace dos años. Quien más se alegra de esta subida es la propia familia Williams, quien posee el 51,5% de las participaciones, muy por encima del 15,45% de Toto Wolff, el 9,3 de Patrick Head... o el 0,05 que tiene, como curiosidad, la española BBK Gestión.
Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios