Es noticia
Menú
Robert Kubica recupera la sonrisa 19 meses después
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
VUELVE A COMPETIR TRAS EL ACCIDENTE QUE SUFRIÓ EN 2011

Robert Kubica recupera la sonrisa 19 meses después

Este sábado se produjo uno de los regresos más esperados en el mundo del motor. No fue donde destacó a nivel mundial, la Fórmula 1, pero

Foto: Robert Kubica recupera la sonrisa 19 meses después
Robert Kubica recupera la sonrisa 19 meses después

Este sábado se produjo uno de los regresos más esperados en el mundo del motor. No fue donde destacó a nivel mundial, la Fórmula 1, pero Robert Kubica volvió a sentir la pasión de las carreras a bordo de un Subaru Impreza WRC en el Rally Ronde Gomitolo di Lana. Lo menos importante de su 'estreno' fue que logró la victoria final.

Diecinueve meses han transcurrido desde el fatídico accidente que estuvo a punto de costarle la vida al piloto polaco. Fue en rally Ronde di Andora, el 6 de Febrero de 2011 donde, tras perder el control de su Skoda Fabia acabó estrellándose ante el muro de una iglesia. Casualidades de la vida, Kubica, religioso empedernido y que siempre ha portado estampas de Juan Pablo II en su casco, fue a colisionar contra un edificio religioso.

Tan solo seis días después y desde el hospital donde estaba siendo intervenido de sus lesiones, el polaco demostraba como difiere la mentalidad de un piloto de carreras al resto de personas. “Puedo mover los dedos y el brazo, pero tengo que recuperarme y sólo entonces sabré si podré volver. Ya ha ocurrido en 2007, después del choque en Canadá. Hay habilidades y motivaciones que salen a la superficie y seré aún más fuerte como piloto”.

Si bien salió prácticamente ileso del accidente con el BMW en Montreal –solo sufrió un esguince de tobillo– el incidente con el Skoda le ha podido costar su continuidad en la Fórmula 1. Su mano derecha sufrió múltiples roturas que pese a ser reconstruidos por los cirujanos, es difícil de pronosticar si recuperará la sensibilidad necesaria para volver a competir al nivel que lo hizo antes del accidente. Los precedentes, aunque los hay de todos los tipos, no suelen ser halagüeños. Aunque, de momento, no ha comenzado mal ganando esta prueba.

Felipe Massa, por ejemplo, no está siendo capaz de recuperar el nivel que atesoró antes del accidente que sufrió en el Gran Premio de Hungría en 2009 y que le llevó a ser operado de una fractura ósea orbital en el ojo izquierdo. Pese a que el brasileño sigue compitiendo con Ferrari en la F1, sus resultados distan mucho de los que le llevaron a estar a dos curvas de ganar el mundial en 2008. De todos modos Massa no quiere pensar que el accidente sea la causa de su bajo rendimiento.  “Todos los médicos que consulté estaban dispuestos a poner su dedo en el fuego, en cuanto a que no hay rastros de impacto del muelle. Tampoco yo me siento diferente que antes de aquel fin de semana.”

De correr para Ferrari a empezar de cero

Se da la paradoja de que Kubica tenía un precontrato firmado con la Scuderia Ferrari para la temporada 2012, en la que iba a suceder al brasileño al volante de uno de los dos bólidos rojos. Tras el incidente que sufrió, no solo vio volar dicha oportunidad sino que Lotus también decidió prescindir de sus servicios y hoy día no tienen en mente volver a contar con él. La escudería británica ha iniciado un nuevo camino con Räikkönen y Grosjean como sus pilotos titulares y Kubica ha perdido su posición de privilegio.

Tras haber sido uno de los protegidos en la Formula 1 gracias a sus resultados, a su trabajo y a su pasión por la velocidad el piloto polaco va a tener que recuperar su reputación desde cero. Hay que recordar que no es algo nuevo en la vida de Kubica. A los 14 años, sin  dinero, tuvo que emigrar a Italia el solo y dormir en un taller de karts. Tal era su situación, que para poder competir en las World Series, tuvo que firmar un contrato con Joan Villadelprat en el que especificaba que si se convertía en piloto profesional - remunerado - durante los próximos cinco años, debería devolver todo lo invertido en su participación para las World Series de 2005. El propio Villadelprat reconocía a El Confidencial que "si él hubiera querido, el papel que firmamos lo podría haber tirado a la basura. Pero Kubica sigue reintegrando lo que invertimos en él".

Los resultados hablan por sí solos. A la media hora de subirse a un F1 de la mano de Renault, ya era más rápido que el piloto probador. En su tercera carrera, a los mandos del BMW, subía al podio en el circuito de Monza. Año y medio más tarde, lograba su primera y único victoria en el circuito de Canadá,  donde un año antes había sufrido el espeluznante accidente que afortunadamente no le dejó secuelas. Esa temporada acabaría cuarto, su mejor resultado en el mundial.

A base de trabajo y resultados en pruebas menores se verá hasta donde es capaz de llegar. No ha fallado en su primera oportunidad este fin de semana. Una carrera que le servía de test para cotas mayores, como el Rally San Martino di Castorzza del próximo fin de semana y puntuable para el CIR (Campeonato Italiano de Rallyes) y para el TRA (Trofeo Rallye Asfalto).

No es un terreno inhabitual para Robert. En 2009 compitió en la categoría R3 con un Renault Clio aunque su mejor resultado llegó en la clase Súper 1600, también con un Clio en el que finalizó cuarto en el Rally du Var. Al año siguiente, en la primera prueba a bordo del Skoda S2000, tuvo lugar la desgracia que le ha dejado apartado de la competición.

Räikkönen, Rossi, Lorenzo… otros que también disfrutan con los rallyes                                                                                          

Lo cierto es que no es el único piloto de Fórmula 1 que se ha aventurado en el mundo de los Rallyes. Kimi Räikkönen disputó dos temporadas del Campeonato del mundo de Rallyes con la filial de Citroën. La primera temporada con un C4 WRC logró un quinto puesto en Turquía y finalizó décimo la temporada. En su segundo año, con un Citroën DS3 WRC solo disputó seis carreras, finalizando octavo del mundial. Esta temporada, el finlandés pidió a su equipo que le dejará correr el Rally de Finlandia.  El jefe del equipo Lotus, Eric Boullier, fue tajante: “Por contrato no puede hacerlo. Fin de la historia”. Obivamente el accidente de Kubica tuvo mucho que ver. “Hay un trauma aquí después de 2011… rally, esquí, salto no está permitido.”

No solo pilotos de Fórmula 1 han encontrado en los rallyes un estímulo nuevo. Valentino Rossi, siempre que puede, participa en diferentes pruebas y con grandes resultados como así lo atestigua la segunda plaza que logró en el Rally de Monza y donde superó en dos pruebas especiales al ocho veces campeón del mundo, Sebastian Loeb. De hecho, una de las principales razones que provocó que dejara Honda fue que en su renovación le prohibían cualquier actividad de riesgo. Algo que en Yamaha aprovecharon para llevarlo a su equipo. Jorge Lorenzo es otro de los pilotos de élite que ha probado suerte a los mandos del Fiat 500 Abarth en diferentes pruebas de resistencia.

Este sábado se produjo uno de los regresos más esperados en el mundo del motor. No fue donde destacó a nivel mundial, la Fórmula 1, pero Robert Kubica volvió a sentir la pasión de las carreras a bordo de un Subaru Impreza WRC en el Rally Ronde Gomitolo di Lana. Lo menos importante de su 'estreno' fue que logró la victoria final.