Rob Smedley, el ingeniero 'bocazas' de Felipe Massa y Ferrari
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LA RELACIÓN PERSONAL CON EL PILOTO BRASILEÑO Y SU PERSONALIDAD EXPLICAN SUS REACCIONES

Rob Smedley, el ingeniero 'bocazas' de Felipe Massa y Ferrari

Cabreado, Rob Smedley pegó con rabia un puñetazo en la mesa del muro de boxes durante el pasado Gran Premio de Bélgica cuando Fernando Alonso había superado

placeholder Foto: Rob Smedley, el ingeniero 'bocazas' de Felipe Massa y Ferrari
Rob Smedley, el ingeniero 'bocazas' de Felipe Massa y Ferrari

Cabreado, Rob Smedley pegó con rabia un puñetazo en la mesa del muro de boxes durante el pasado Gran Premio de Bélgica cuando Fernando Alonso había superado fácilmente a Felipe Massa y Lewis Hamilton se colaba a continuación. El desenlace de la jugada que dejó en evidencia al brasileño enfureció a su ingeniero de pista.

Temperamental y jovial, desinhibido, enormemente competitivo y políticamente poco correcto, Rob Smedley es uno de los ingenieros más carismáticos de la Fórmula 1. Pero, sobre todo, forma un singular tándem con Felipe Massa que va más allá de la relación habitual entre ingeniero y piloto. Posiblemente, no exista en toda la parrilla actual una vinculación personal tan intensa como la de ambos. El episodio de Singapur  (“destruye la carrera de Hamilton”) lo ha vuelto a confirmar.

“No quiero pasar de nuevo por aquello”

“Eres una nena, estás frenando como una nena…” A Massa nunca le gustó la pista de Mónaco 2008. Pero la telemetría indicaba a Rob Smedley que era posible lanzarse a fondo en esa primera curva de Santa Devota. Sin embargo, su piloto no tenía la confianza para ello. Con el estímulo de su ingeniero, como quien coge aire antes de lanzarse en paracaídas, Massa venció su prevención y pasó a tope por aquella curva. Logró la pole, su única hasta el momento en Mónaco.

“Es como mi hermano pequeño”, reconoce Smedley respecto a su relación con Felipe Massa. Mientras Andrea Stella, el ingeniero de Alonso, recuerda Abu Dhabi como su peor momento profesional, Smedley citaba Hungría 2009: “No quiero pasar por aquello de nuevo”. Vivió todo el fin de semana sin dormir, agotado, a causa de un accidente que ha marcado la carrera de Massa y a partir de la cual, para muchos, no ha vuelto a ser el mismo. Porque el brasileño había vivido hasta entonces un crecimiento deportivo que también coincidía con su asociación junto a Smedley en 2006.

“Felipe, Fernando is faster than you”

Tras el título de Kimi Raikkonen en 2007, Massa progresó poco a poco hasta convertirse en el líder de Ferrari y disputar la victoria final a Lewis Hamilton en 2008. Su capacidad para entender y estimular la psicología de Massa contribuyó a proporcionarle una regularidad de la que carecía mientras compartía equipo con Schumacher. Su particular relación estaba también detrás de la polémica de Hockenheim 2010, creando un descomunal problema de imagen y político a Ferrari.

Aquel  “Fernando is faster than you. Can you confirm you undestood that message? (“Fernando es más rápido que tú. ¿Puedes confirmar que has entendido el mensaje?”) ha pasado a la historia de la Fórmula 1. Smedley no tuvo el menor recato en transmitir las instrucciones para dejar patente que fueron órdenes de equipo las que permitieron el adelantamiento de Alonso. “Ok mate good lad, stick with him now, sorry” (“Ok, compañero, buen chicho, síguele ahora, lo siento”). La parte final del mensaje fue el remate, una errónea pero también valiente prueba de empatía hacia su piloto. El ingeniero británico antepuso la afinidad a Massa a los intereses de Ferrari, que tendría que enfrentarse después al Consejo Mundial de la FIA y a una sanción de cien mil dólares.

“Destruye su carrera tanto como puedas”

“Aguanta a Hamilton todo lo que puedas, destruye su carrera tanto como puedas, vamos chico…” La polémica surgida después de conocerse sus palabras en Singapur no se ha hecho esperar, sobre todo en el contexto del incidente de Hamilton y Massa en los entrenamientos y su choque personal ante las cámaras de televisión después de la carrera. Al margen del particular lenguaje que se utiliza en momentos donde la adrenalina fluye a tope, Smedley se refería a comprometer la estrategia de Hamilton, similar a la de Massa, y no a  posibles y malintencionadas maniobras en pista.

Porque Smedley es enormemente competitivo, lo que también se refleja en la identificación con los intereses de su piloto. No cabe duda que entre Massa y Hamilton existía un pique personal que ya se remontaba a pruebas anteriores. En Mónaco, tras dos incidentes de carrera con Maldonado y el propio Massa, Lewis Hamilton calificó  a estos de “friking ridiculous”. La expresividad del ingeniero al referirse al duelo en pista entre ambos en Singapur también podría entenderse en este contexo.

Massa y Smedley han logrado una relación envidiada por muchos pilotos. Será interesante conocer cuál será el futuro del ingeniero si el brasileño deja Ferrari a finales de 2012. En todo caso, solo hay un tema cierto: de una y otra manera, volveremos a oir hablar de Rob Smedley en el futuro.

Felipe Massa Ferrari