Es noticia
Menú
Ross Brawn, el nuevo 'rico' de la Fórmula 1
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL NUEVO EQUIPO MIMADO DE LA PARRILLA

Ross Brawn, el nuevo 'rico' de la Fórmula 1

De la pesca con cucharilla a propietario de un equipo de Fórmula 1. Lo que cambia la vida en un año y medio. Ross Brawn, uno

Foto: Ross Brawn, el nuevo 'rico' de la Fórmula 1
Ross Brawn, el nuevo 'rico' de la Fórmula 1

De la pesca con cucharilla a propietario de un equipo de Fórmula 1. Lo que cambia la vida en un año y medio. Ross Brawn, uno de los mejores cerebros de los últimos 25 años en el Gran Circo dio ayer un golpe en la mesa y compró la totalidad de las acciones de Honda. Se puso a la altura de celebridades como Frank Williams, Ron Dennis, Alain Prost, Giancarlo Minardi o Eddie Jordan. Con la diferencia de que él nunca ha ejercido de empresario; era un empleado que ha comprado la empresa. ¿Cómo? De momento es un misterio.

El británico de 54 años fundó ayer en Silverstone el Brawn GP Formula One Team. Pocos pueden presumir de nombre en un equipo salvo alguno de los anteriormente mencionados más otros como Enzo Ferrari, a quien tampoco le fue mal. Este es el salto de calidad que ha pegado el de Manchester.

Su introducción en la F1 vino de la mano de Williams en 1976, comenzó trabajando desde abajo y en tres años llegó a ser el jefe del I+D y de Aerodinámica. De ahí pasó por equipos como Arrows, Jaguar y Benetton, donde empezó a destacar como gran estratega con dos mundiales junto a Michael Schumacher. Por eso Ferrari le fichó un año después de hacer lo propio con el ‘Kaiser’. Cinco títulos marcaron una época que será difícil repetir. Junto al piloto alemán, en 2006, decidió retirarse.

Brawn sólo aguantó un año fuera de los circuitos. Esos doce meses sabáticos los aprovechó pescando con cucharilla por Nueva Zelanda y realizando labores de jardinería, sus dos grandes pasiones (tras el rugido de un motor). Aburrido, como Valentino Rossi cuando lo ganó todo con Honda y se fue a Yamaha, Brawn regresó con un reto bajo el brazo: hacer fuerte a Honda. Continuando con las comparaciones, un año después de aterrizar en el equipo nipón le pasó como a Mario Conde con Banesto y, de repente, es el jefe de la empresa.

17 años al volante, por Rubens Barrichello

El talentoso ingeniero cuenta este año con el eterno Rubens BarrichelloJenson Button. Brawn hizo enfadar al sobrino de Ayrton Senna, Bruno, al cual le habían prometido un monoplaza para este 2009. Pero Ross quiere rodearse de experiencia y de espíritu joven. A Barrichello le conoce desde su etapa de Ferrari, es un hombre de confianza y uno de los tres únicos pilotos de la parrilla que ha disputado un gran premio con slicks, junto a Jarno Trulli y Giancarlo Fisichella.

Para el piloto brasileño será su decimoséptima temporada en el Gran Circo y, por la ilusión que mostró ayer, parecía su estreno. El recorte de plantilla que debe hacer, el año pasado fueron más de 700 personas, lo sustituirá con la sabiduría de dos pilotos con años en los monoplazas. Capaces de reconocer errores y corregirlos en un tiempo muy breve. Prima esta característica por encima de la de ser el más rápido en el asfalto. En unos 16 días deben estar preparados al 100% para enviar por aire todo el material a Australia.

Brawn ha sido el protagonista de un cuento con final feliz para la Fórmula 1. Nadie quería que en Melbourne hubiera sólo 18 coches. FOTA (las escuderías) y FIA han sumado esfuerzos para que todo se haya solucionado de esta manera. A pesar de los recortes económicos, Brawn necesitará un mínimo de 100 millones de dólares para completar la temporada. Quien esté detrás del británico se desconoce, de momento. Pero Brawn agradece efusivamente en su comunicado a los equipos y FIA su apoyo mostrado.

Mercedes será proveedor de Brawn

El primero que ha salido en los medios anunciando que colaborará ha sido Mercedes. Norbert Haug, director deportivo de la marca alemana, anunció que los monoplazas de Brawn llevarán propulsores de 2,4 litros FO108W Formula One de Mercedes, proveedor principal de McLaren y también de la escudería Force India. Argumentó que “la Fórmula 1 no debía tener sólo 18 coches”.

Con un monoplaza totalmente blanco sólo era visible el logotipo de Bridgestone y el del propio Brawn GP. Un caramelo sin pegatinas que se vendió desde Silverstone para todo el mundo. También es una interrogante por cuánto ha soltado Honda su escudería. Cuando a principios de diciembre anunció su marcha se barajó la opción de ceder por 1€ al equipo y cubrir todos los gastos. De ahí se pasó a los 100 ‘kilos’ que ofreció Bernie Ecclestone y que, por el bien de este deporte, fue rechazada.

Su primera prueba seria arranca el próximo martes en Montmeló. Allí se podrá comparar el trabajo de Brawn y Nick Fry con el resto de escuderías. El equipo 'mimado' de la Fórmula 1 centrará tanta atención como el duelo entre Raikkonen, Hamilton y Alonso.

Bienvenidos, de nuevo, al Gran Circo.

De la pesca con cucharilla a propietario de un equipo de Fórmula 1. Lo que cambia la vida en un año y medio. Ross Brawn, uno de los mejores cerebros de los últimos 25 años en el Gran Circo dio ayer un golpe en la mesa y compró la totalidad de las acciones de Honda. Se puso a la altura de celebridades como Frank Williams, Ron Dennis, Alain Prost, Giancarlo Minardi o Eddie Jordan. Con la diferencia de que él nunca ha ejercido de empresario; era un empleado que ha comprado la empresa. ¿Cómo? De momento es un misterio.

Fórmula 1