TRES DESTINOS de esquí MUY DIFERENTES

Baqueira, Sierra Nevada y Formigal: aquí está el mejor après ski de España

España no es Austria o Suiza; para lo bueno... y para lo malo. No hay tradición del après ski pero, a cambio, tenemos muchas más opciones cuando termina el día de nieve.

Foto: El Marchica, en Formigal, ofrece posiblemente el après ski más famoso de toda España (Foto: Aramón)
El Marchica, en Formigal, ofrece posiblemente el après ski más famoso de toda España (Foto: Aramón)

Es lo segundo mejor de un día de esquí: quitarse las botas y tomarse una cervecita con los amigos repasando qué ha dado de sí el día. El problema muchas veces es que no hay dónde hacerlo, ya que a pie de pista no son muchos los recintos en los que disfrutar de ese momento de relax, pero sí en los pueblos de alrededor. Por eso, 'Spain is different' al resto de Europa, también en esto de tomar una caña después de esquiar. Estos son los mejores destinos de après ski de España.

Sierra Nevada

Es “el sitio” por excelencia de la península, aunque no se debe confundir el après ski con salir de marcha hasta las 7 de la mañana. Pradollano, a pie de pistas, te ofrece todas las posibilidades para ese momento de relax, desde un hotel de cinco estrellas a una taberna con encanto. Si tu bolsillo te lo permite, tomarse una copa en la terraza de El Lodge es lo más parecido a estar en la gloria: tu manta y el fuego te protegerán del frío mientras disfrutas de una puesta de sol al alcance de muy pocos.

La terraza de El Lodge, una maravilla para el après ski (Foto: www.ellodge.com)
La terraza de El Lodge, una maravilla para el après ski (Foto: www.ellodge.com)

Después, pasar por El Cartujano es una obligación para todos los que visitan Sierra Nevada. Sus migas son famosas desde hace más de treinta años, los que lleva abierta esta taberna con solera y buen hacer en los fogones. Si quieres cambiar de aires, La Muralla es otra buena opción ya que puedes optar por tapas, raciones o pasar al comedor donde una completa carta te espera. Y si aún tenemos hambre, o somos fans de las pizzas, Tito Luigi es, posiblemente, el italiano más conocido de toda la provincia de Granada. Todo está bueno y saldrás de allí con una sonrisa.

Cervecita, tapas, cena… y copas si la noche se alarga. Sierra Nevada es famosa por su fiesta, que dura hasta las tantas de la madrugada, y todo suele (y debe) empezar en el Soho, un clásico para tomar la primera copa. Después… Hipódromo, La Jaima o Tatamka te esperan con los brazos abiertos antes de irte a la cama a descansar, que tenemos otro duro día de esquí por delante.

Formigal

Après ski, en Formigal, es sinónimo de Marchica, el bar que está en la zona de Sextas y que se ha convertido en parada obligatoria para todo aquel que quiere tomarse una caña al terminar la jornada de nieve… o un vino caliente, que para gustos, los colores. Cada día, hasta las 9 de la noche, este pub de Formigal se convierte en una fiesta continua, incluso con actuaciones en directo de DJ’s de renombre.

Baqueira, Sierra Nevada y Formigal: aquí está el mejor après ski de España

Desde que Panticosa se convirtiera en un sector más de Formigal, la terraza del Cobaxo entra a formar parte también de la oferta de après ski de la estación aragonesa. Aunque no tiene la solera ni la afluencia del Marchica, un gin tonic viendo el atardecer es una gran idea. Ubicado junto al telesilla de Panticosa, también preparan habitualmente fiestas y conciertos.

Si después de pasar por el Marchica queremos tapear algo, Baserri, Garmo Negro y El Resbalón son tres buenas opciones, aunque si lo que buscamos es sentarnos a mesa y mantel, ninguno como el Vidoq, del que ya hablamos en nuestro reportaje sobre los mejores restaurantes a pie de pista. Después de cenar, hay que pasar por el Grajos y el Norheim antes de tomar la última en el Tralalá, el clásico de la noche de Formigal por excelencia.

El Tralalá, un clásico de la noche de Formigal (Foto: Aramón)
El Tralalá, un clásico de la noche de Formigal (Foto: Aramón)

Baqueira Beret

Las opciones de après ski en la estación del Valle de Arán son variadas. Si buscamos el lujo lo encontramos en las pistas, en la terraza del Moët Winter Lounge, el lugar más chic de todo Baqueira, en el que tomarse una botella de champagne por 50 euros sirve para ver… y para dejarse ver. Fuera de la estación, el mejor ambiente, sin duda, está en Refu, una cervecería en la que se reúnen buena parte de los esquiadores que han pasado el día en la nieve. Tostas, raciones y una buena selección de cervezas para que se te haga de noche sin darte cuenta.

Una copa de champagne en el Moët Winter Lounge, una gran opción (Foto: Baqueira)
Una copa de champagne en el Moët Winter Lounge, una gran opción (Foto: Baqueira)

Pero no todo el mundo se queda en Baqueira, sino que Arties y Vielha se llevan a una buena parte de los aficionados que visitan el valle. En Arties, el pueblo más bonito de la comarca, las mejores tapas se toman en Urtau, una acogedora taberna donde prima el buen ambiente y la barra se llena de pinchos al más puro estilo vasco. Si lo que se busca es mesa y mantel para descansar de un duro día de esquí, hay dos propuestas a cada cual mejor: Casa Irene y Biniarán. El primero participó incluso en el banquete de boda de Felipe y Leticia, mientras el segundo saca lo mejor de la cocina de mercado en un antiguo pajar maravillosamente restaurado.

En Vielha, apenas a 15 minutos de Baqueira, también hay muy buenas opciones para disfrutar del après ski. La fama se la lleva De Vins, un local famoso por sus gin tonics en los que no faltan buenas tapas y raciones, para aquellos que buscan todo en el mismo sitio. Tampoco está nada mal Woolloomooloo, para cenar de manera informal, y el Era Coquela, donde la cocina tradicional se mezcla con la más innovadora para convertirlo en uno de los restaurantes más solicitados de la temporada de esquí. Después, el Eth Corner es una buena opción para tomarse una copa en un buen ambiente.

Esquí

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios