Es noticia
Menú
Juanpe, el líder del Giro que repartía pizzas, trabajaba de 'mortero' y quería ser futbolista
  1. Deportes
  2. Ciclismo
¿Heredero de Contador?

Juanpe, el líder del Giro que repartía pizzas, trabajaba de 'mortero' y quería ser futbolista

El lebrijano ha sucedido a Contador en la 'maglia rosa', algo que no lograba un español desde 2015. El entorno del ciclista explica cómo es Juanpe cuando se baja de la bici

Foto: Juanpe López, tras ganar la quinta etapa. (EFE/Maurizio Brambatti)
Juanpe López, tras ganar la quinta etapa. (EFE/Maurizio Brambatti)

Lebrijano, bético y líder del Giro de Italia. Es el hombre de moda. Es Juan Pedro López. Es el primer ciclista nacional que logra lucir la 'maglia rosa' desde 2015 (lo hizo Contador). Un tipo simpático, divertido y con guasa. Tanta como para bromear sobre la no felicitación de Joaquín por su liderato. Pero ese es el final. Y es momento de hablar de los orígenes.

Juanpe, como casi todos los niños, era un fanático del fútbol. Jugaba de portero, pero no se le daba bien. A los nueve años, cambió la pelota por la bicicleta. Y su padre tuvo que ver. "Aunque el fútbol le gustaba, un día cogió la bicicleta de su padre y empezó a hacer rodillo. Me dijo que le gustaba, siguió, siguió y hasta ahora", comenta Concepción Pérez, madre del ciclista español del momento, a El Confidencial.

placeholder Juanpe López, con la 'maglia rosa'. (EFE/Maurizio Brambatti)
Juanpe López, con la 'maglia rosa'. (EFE/Maurizio Brambatti)

La bicicleta fue su medio de transporte y su mejor amiga. Desde bien pequeño, se vio que el ciclismo era mucho más que un 'hobby' para él. Así lo confirma Andrés Sánchez, uno de sus amigos íntimos del pueblo. "Su padre era muy aficionado y pertenece al Club Ciclista de Lebrija. Siempre se le vio esa voluntad por llegar a la élite del ciclismo. Aunque, al ver su cuerpo, no parecía que fuera a ser ciclista profesional".

Todo o nada al ciclismo

Los orígenes de Juanpe son humildes. "En su casa no faltaba de nada, pero tampoco sobraba", dice Sánchez. El sevillano siempre tuvo voluntad de ganarse la vida y por eso trabajó como repartidor de pizzas para ahorrar en su juventud. "Compaginó bien ambas cosas porque las pizzas las repartía por las noches. También trabajó de mortero en una empresa del pueblo con un amigo. Aguantó bien ambas cosas porque era muy joven, más que ahora. Cuando el ciclismo se convirtió en algo más serio, no podía continuar haciéndolo. Y lo dejó".

El sevillano apostó todo al ciclismo, a pesar de las reticencias de su madre. "Él lo que quería era ser ciclista. Sin embargo, yo le pedí que lo dejara porque me da mucho miedo la vida del ciclista, más que nada por las caídas. Él me dijo que o bici o estudios. Y eligió la bicicleta. Terminó el bachiller y le dijeron que si quería ser ciclista, tenía que dedicarse al 100% al ciclismo. Y lo hizo, porque tenía muy buenas cualidades", explica Concepción.

Este cambio llegó a través de la Fundación Contador. Juanpe había sido rechazado cuando era juvenil al no pasar una primera prueba. No se rindió. Un año después lo intentó de nuevo y esa vez sí se vio su potencial. Su vida cambió. El ciclismo ya no era solo una afición, era su manera de ganarse la vida. Esto implicó extensas concentraciones deportivas y dejar atrás su Lebrija natal.

Muy identificado con su pueblo

Habla Andrés: "Él tiene un apego importante al pueblo. De hecho, tiene una casa aquí. Alterna mucho Lebrija y los lugares a los que se va concentrado. También pasa parte del año en Sierra Nevada y en Andorra. Le cuesta estar mucho tiempo separado de su familia, pero lo lleva bien. Aquí tiene a su gente. Ahora es consciente de que está en una etapa de su vida en la que tiene que sacrificarse". "Él está cómodo en Sierra Nevada. Y se va dos o tres veces al año a entrenar allí. Cuando su profesión se lo permite, viene al pueblo y está con la gente de siempre. Echa de menos a sus amigos, a sus padres… Aunque no es un chico de salir mucho, disfruta cuando está aquí", comenta su madre.

placeholder Juanpe, eufórico tras ganar la etapa. (Reuters/Jennifer Lorenzini)
Juanpe, eufórico tras ganar la etapa. (Reuters/Jennifer Lorenzini)

Su entorno confiesa que ha sido una sorpresa que Juanpe haya logrado el liderato en el Giro. Ahora, la incógnita es si el sevillano es candidato a ganar esta gran vuelta. Así lo ve Concepción: "No lo sé. Ojalá Dios y la Virgen lo ayuden para que lo consiga. Pero lo veo difícil. Hablamos todos los días y está muy contento; quiere ganar, pero no le he preguntado por cómo se ve porque estos días está muy nervioso, con muchas entrevistas…".

Su afición por el Betis

Pasar tiempo fuera de Lebrija no ha alterado para nada sus rutinas. Cuando regresa al pueblo, sale con los mismos de siempre a montar en bicicleta. "Cuando tiene que hacer su trabajo específico, está a su bola, pero luego está con nosotros. Es una persona que no tiene problema en salir con nadie. Es muy parecido a Alejandro Valverde, porque ambos salen con su grupito del pueblo", sostiene Sánchez.

placeholder Juanpe López habla ante el público tras la conclusión de una etapa. (EFE/Maurizio Brambatti)
Juanpe López habla ante el público tras la conclusión de una etapa. (EFE/Maurizio Brambatti)

Juanpe, además, siempre está a disposición de sus amigos. Lo cuenta Sánchez: "Es el típico amigo que, a pesar de ser profesional, se queda con tus niños para que tú salgas a cenar con tu mujer. Se viene con su pijama y su ordenador y te hace el favor. Eso habla muy bien de él".

Su beticismo es algo inexplicable, por más que en la capital de Andalucía sea habitual elegir entre Betis o Sevilla. Su afición le llevó a increpar, en tono de broma, a Joaquín por no felicitarle. Lo explica Sánchez: "Nació bético, porque sus padres no son especialmente futboleros y su abuelo era sevillista. Cuando Eder Sarabia estaba en el Betis, hizo amistad con él. De hecho, lo llevó a un partido, lo bajó al vestuario y le presentó a los futbolistas. Pero creo que no tiene relación ninguna con Joaquín y que no se conocen; le habrá contestado por la guasa". Las risas no cesan en Juanpe, un líder aferrado al humor y al Betis. Y que quiere dar la sorpresa en esta edición del Giro de Italia.

Lebrijano, bético y líder del Giro de Italia. Es el hombre de moda. Es Juan Pedro López. Es el primer ciclista nacional que logra lucir la 'maglia rosa' desde 2015 (lo hizo Contador). Un tipo simpático, divertido y con guasa. Tanta como para bromear sobre la no felicitación de Joaquín por su liderato. Pero ese es el final. Y es momento de hablar de los orígenes.

Alberto Contador
El redactor recomienda