La 'tija pija' para el sillín: "Es una revolución en la bicicleta de montaña moderna"
  1. Deportes
  2. Ciclismo
UN COMPONENTE CADA VEZ MÁS EXTENDIDO

La 'tija pija' para el sillín: "Es una revolución en la bicicleta de montaña moderna"

La tija telescópica que modula la altura del sillin sobre la marcha es uno de los componentes de mayor extensión actual en la bicicleta de montaña, y otorga una mayor seguridad de marcha

placeholder Foto: Poder modular la altura del sillín con las tijas telescópicas ofrece una mayor seguridad encima de una bicicleta de montaña
Poder modular la altura del sillín con las tijas telescópicas ofrece una mayor seguridad encima de una bicicleta de montaña

¿Variar la altura del sillín sobre la marcha y desde el manillar? “Es un invento, el del siglo para muchos dentro de lo que es el mtb/enduro moderno y también la bicicleta de montaña en general, por qué no”. La tijas telescópicas, exclusivas hace unos años de bicicletas de alta gama o de usuarios con posibles, se conocían inicialmente en el mundillo como la "tija pija”. Sin embargo, en el presente se trata de un componente en expansión entre los fabricantes de bicicletas y usuarios, como en su día ocurriera con las horquillas de suspensión y por los frenos de disco.

Las tijas telescópicas funcionan normalmente a través de un sistema hidráulico interno accionado con una leva desde el manillar que permiten adaptar el posicionamiento del ciclista según la altura del sillín para ajustarlo en todo momento a las condiciones del terreno. Pero ¿no podría tratarse de otra necesidad impuesta por la industria, o de una herramienta que transforma y mejora la experiencia al montar en bicicleta? Por qué, para qué, cómo, cuánto cuesta, pros y contras… Para conocer más sobre la ‘tija pija’, agárrense al manillar.

A golpe de botón

“Hay un tema importante y vital para entender la utilidad de las tijas telescópicas. Una elevada altura del sillín solo tiene su razón de ser por un cuestión biomecánica: se trata de aprovechar el cien por cien de la energía que puedes generar con tus piernas, para poder sacar la mayor cantidad p'osible de vatios y que esto sean sostenibles en el tiempo. Es el único motivo para llevar el sillín a tan elevada altura”, explica Juan Ochoa, asesor del El Confidencial y uno de los pioneros del ciclismo de montaña en España. Ciclista de singular técnica, nos guía también a través de su experiencia con la tija telescópica tanto profesionalmente como encima de la bici. “Una elevada altura fija del sillín va en detrimento de la estabilidad y el control. Todos asociamos la bici a una postura alta de pedaleo. Pero en disciplinas como el enduro, el ‘all mountain’ y demás usos 'off road' no extremos, hay que tener en cuenta que el sillín se debe llevar más bajo en las bajadas. Por eso, para mí y otros muchos es el invento del siglo, porque es tener la posibilidad de que la bici se adapte a lo que tú necesitas en cada momento”.

La tija telescópica nacía precisamente en el mundo del enduro, disciplina que queda entre las dos más extremas del ciclismo de montaña: por un lado, la bicicleta rígida de 29 pulgadas y rendimiento puro y, por otro, el mundo del descenso, donde el sillín se lleva siempre bajo. El punto intermedio es la franja entre el enduro y el 'all montain', el uso polivalente con bicicletas de doble suspensión y más recorrido que las de rallie, que podría situarser entre la franja entre 120 y 160 mm. Si tienes que bajar el centro de gravedad, lo bajas a golpe de botón desde el manillar y de una forma muy fácil de usar” explica Ochoa, quien recuerda que este componente también está conquistando un terreno en principio 'tabú'. “Tal es su extensión imparable, que hasta en la competición de “cross country” de bicicleta de montaña, donde prima la ligereza y las prestaciones, los mejores corredores del mundo comienzan a adoptarla, porque junto a la dureza del recorrido a nivel físico también está el técnico, ya que en la actualidad llegan a tal nivel de exigencia que quitan el hipo”.

placeholder La tija telescópica ha de usarse en todo momento, adaptando su altura a la orografía del terreno
La tija telescópica ha de usarse en todo momento, adaptando su altura a la orografía del terreno

Ganar peso y aligerar la cartera

Pero no todo son ventajas o, al menos, hay un precio, nunca mejor dicho, que se mide en tantos gramos como euros. Una tija telescópica eleva el peso de la bici y aligera la cartera que una tija convencional. “Son entre 250 a 300 gramos más pesadas, y para los obsesos del gramo les duele incrementar un peso muerto como es una simple tija. Y tiene un coste que va desde los 150 euros de las menos recomendables a unos 300 de la gamas más utilizadas, llegando incluso los 600 y 800 de los topes de gama". Incluso ya existen en el mercado tijas inalámbricas, sin cable. En este caso, ahora sí, el apodo de ‘tija pija’ va como anillo al dedo.

¿Y su mantenimiento? ¿Nos puede complicar la vida y hacer cada vez más compleja una bicicleta en elementos tan simples como las tijas de toda la vida? “Las tijas telescópicas iniciales, como la Rock Shox Revert, tenían un gran tacto y eran muy buenas hace unos años, pero su sistema era complejo y exigía un mantenimiento constante” explica Ochoa, “pero en estos últimos años se ha reducido significativamente el mantenimiento en las tijas actuales. Incluso ahora existe una opción cada vez más comercializada por las marcas en origen, que incluye un cartucho hidráulico cerrado sin mantenimiento que, cuando nos falle, por unos 50 euros se puede cambiar. Sería como estrenar la tija a nivel de funcionamiento interno”.

Sin embargo, este componente tiene otras ventajas adicionales. “Cuando no necesitas pedalear, si estás bajando, e incluso transitando por un sendero que sí requiere de un cierto pedaleo, bajar el sillín aunque sean cinco centímetros ya es una ventaja, de cara a ganar estabilidad”. Pero la tija telescópica añade otro factor de seguridad ante una experiencia que todo ciclista conoce. Salir por los cuernos" ¿Quién no ha sido catapultado por el sillín alguna vez? Con la tija bajada esto deja de ocurrir. Es tan válida para el neófito que baja con miedo como para quien baja con una velocidad descomunal”. Además tiene otros beneficios no tan visibles inicialmente. “Te puedes subir a la bici sin tener que escalar o subir la pierna hasta la altura del sillín, e incluso hacerlo en marcha. En algunos sitios no es tan fácil subirte ante el estado abrupto del terreno. Por otro lado, poder bajar la tija en cualquier momento incluso nos facilita meterla dentro del coche".

placeholder La leva en el manillar activa el sistema hidráulico que sube y baja la tija
La leva en el manillar activa el sistema hidráulico que sube y baja la tija

Saber usar la tija telescópica

Un tema es llevar en tu bici este tipo de tija, y otro es saber usarla, algo sobre lo que insiste Juan Ochoa. “Hay que anticiparse y saber usar el botón mágico adecuadamente. He visto a mucha gente caerse con la tija telescópica arriba. Hay que interiorizar el usarla igual que usamos el cambio, lo hacemos constantemente sin pensar. Con la tija debe ser igual, hay que usarla de forma intuitiva”. Ochoa aconseja eliminar la idea de que se trata de un interruptor, ‘on, off’. “El recorrido intermedio hay que usarlo, y en cuantas más circunstancias mejor. Cuantas más veces toquemos el botón y más variemos la altura más partido le sacaremos a la tija, eso sí, como una ruta de subir para luego disfrutar de la bajada o de un sendero divertido”.

¿Cómo saber cuál es su uso adecuado y cuánto varía de nuestro sillín? “En senderos más o menos rápidos, la recomendación es bajar de tres a cinco centímetros, es decir, no del todo, y seguir pedaleando. Luego, en situaciones más complicadas habrá que bajarla a tope. Al principio, las tijas eran de 100 o 120 mm de recorrido, y nos parecía una pasada. Ahora rondan incluso los 150 o 170 milímetros. Hemos pasado de querer recorridos superiores para que el sillín desaparezca totalmente en las bajadas más complicadas”.

placeholder Bajar el centro de gravedad y mejorar la seguridad es el gran argumento de las tijas telescópicas
Bajar el centro de gravedad y mejorar la seguridad es el gran argumento de las tijas telescópicas

El veredicto final

Pros, contras, ventajas, defectos... ¿Cuál es el veredicto final del profesional de la bici que vio nacer la de montaña y ha probado todos los productos lanzados al mercado desde entonces? “Soy partidario de que las bicis de montaña la lleven, siempre hay algún momento en el que bajar el sillín nos aporta seguridad y control. De hecho, se van estandarizando, y en 2021 quedan pocas gamas de bicis que no incluyan la tija telescópica como elemento de serie” explica Ochoa.

Pero la bicicleta encierra un fuerte componente emocional que no siempre atiende a la lógica racional y a los números. En este caso, acudimos al corazón del ciclista puro y duro de Juan Ochoa, quien recuerda el famoso reportaje en Televisión Española protagonizado junto a Juanmma Montero, otro conocido y hábil ‘biker’, también pionero de la bici de montaña en España. Echando un vistazo al vídeo y a las habilidades de ambos ‘virgueros’ a lomos de una bicicleta de los años noventa (que ni siquiera llevaban horquilla de suspensión) se entiende mejor su utilidad. “Hasta el punto de que la tija telescópica es ya es imprescindible para algunos, entre los que me incluyo. Afirmo que ya no sabríamos bajar en bici tan rápido como cuando grabamos el programa de "Al Filo de lo Imposible" si en la actualidad no llevara una tija telescópica. La tija telescópica lo cambia todo”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Mountain bike Bicicleta
El redactor recomienda