Se decidió en la misma salida

Huelga en el Giro: los ciclistas acortan unilateralmente 100 km. la etapa por la lluvia

La excesiva dureza de la etapa, que debía de tener 250 kilómetros, unido a las malas condiciones climatológicas acabaron por precipitar la protesta del pelotón

Foto: La etapa 18ª tuvo cuatro durísimos puertos. (EFE)
La etapa 18ª tuvo cuatro durísimos puertos. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El Giro 2020 se antojaba histórico por culpa del coronavirus, pero lo ha acabado siendo por la unión del pelotón frente a la organización. Los corredores se han movilizado antes de empezar la decimonovena etapa frente RCS Sports, promotora del evento. No ha sido por culpa de la seguridad anti covid 19, sino por la excesiva dureza que la etapa presenta en este viernes: más 250 kilómetros desde Morbegno hasta Asti. La etapa, diseñada teóricamente para sprinters, colmó la paciencia del pelotón, que esta misma mañana se ha negado a comenzar si no se acortaba en 100 kilómetros el recorrido de la jornada, aunque finalmente el montante oficial de trayecto se estableció en 125 kms.

En la pasada etapa, la 18ª, los corredores agotaron sus fuerzas en cuatro puertos en el recorrido de Pinzolo-Laghi di Cancano. Incluido el mítico El Stevio, 24.7km al 7.5% para completar más de 200 kilómetros de subidas. Ante tal gigantesco esfuerzo, un runrún empezó a escucharse en el pelotón. Desde primera hora de la mañana se sabía que algo no iba bien y la salida de Morbegno así lo ha demostrado. Después de pasar el control de firmas, ya en la línea de salida, el pelotón se ha negado a disputar la etapa. La confirmación oficial llegó con el anuncio de que la etapa se reanudará y tendrá 125 kilómetros de recorrido hasta Asti.

Wilco Kelderman, tras la etapa previa. (EFE)
Wilco Kelderman, tras la etapa previa. (EFE)

Los primeros contactos con RCS se fueron produciendo incluso durante la pasada noche. Pero no pasó de ser un rumor, lo que acabaría por provocar la esperpéntica imagen del pelotón negándose a participar en la propia salida de la decimonovena etapa del Giro 2020. Todo ello bañado con un aguacero que se sabía que iba a acompañar a la jornada y que no tiene ninguna pretensión de mejora durante el día según los informes meteorológicos.

Ante dicha situación RCS ha acabado por aceptar la decisión de los corredores, quienes han recorrido aproximadamente 125 kilómetros de la etapa en los autobuses de sus respectivos equipos. Algunas informaciones, como el medio especializado ‘La Flamme Rouge’, deslizan que fue la Asociación Internacional de Corredores, CPA, dirigida por Gianni Bugno, la que hizo la petición formal para acortar la etapa, de cara a no poner en peligro la salud e integridad de los ciclistas tras el titánico esfuerzo de las 18 etapas anteriores y con todavía una jornada de montaña el sábado y la CRI del próximo domingo 25 de octubre. “Gracias al jurado y a los organizadores del Giro por escuchar la petición de la CPA. La salud es la prioridad, especialmente en tiempos del coronavirus. Reducir la etapa de hoy no disminuye el espectáculo, pero permite que no se pongan en riesgo las defensas de los corredores”, aseguró la asociación.

La unión ha sido generalizada, pero distintos equipos no habían secundado el parón, que se acabó por decidir en la propia salida. La lluvia ha sido un factor fundamental a la hora de acortar los 125 kilómetros del recorrido Morbegno-Asti.

La dirección de carrera promete consecuencias

Ya con la carrera reanudada, el director del Giro se mostró muy crítico con la actitud del pelotón. En declaraciones para la RAI italiana, Mauro Vegni aseguró que “no aceptamos la oferta de los ciclistas, la hemos sufrido. Esto ocurre porque los ciclistas no se han presentado en la salida”.

“Esto no ha terminado. Terminemos la carrera y cuando lleguemos a Milán, alguien pagará”, sentenció, en una advertencia para los incitadores de la protesta, a la vez que zanjó los rumores sobre una negociación consensuada.

Mauro Vegni, en una imagen de la etapa. (EFE)
Mauro Vegni, en una imagen de la etapa. (EFE)

“Me he enterado de la protesta de algunos ciclistas menos de una hora antes del inicio de la etapa. Estoy furioso, es una falta de respeto”, añade Vegni, antes de asegurar que “la actitud de hoy nos hiere y hiere al ciclismo”.

El boicot del 2009 por la caída de Horrillo

Pedro Horrillo, tras su caída. (EFE)
Pedro Horrillo, tras su caída. (EFE)

Pedro Horrillo se precipitó desde una altura de más de 60 metros por un acantilado en el descenso de la colina de San Pietro en los Alpes. Era el 2009 y el pelotón no dudó en señalar a la seguridad de la carrera como la culpable del accidente. El ciclista español sobrevivió milagrosamente al accidente, aunque las secuelas físicas de la caída acabarían por suponer su retirada como profesional. Sus compañeros protestaron y, por primera vez en la historia del Giro, se neutralizó la siguiente etapa. El pelotón consideró que el circuito de 15 kilómetros por las calles de Milán era demasiado peligroso. Entre los cabecillas de las reuniones previas al boicot, Lance Amstrong sobresalía.

Ciclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios