Será de la partida en la Vuelta a Burgos

Evenepoel vuelve a España casi un año después del triunfo que le cambió la vida

La joven estrella del ciclismo mundial regresa a nuestro país para el reestreno de la competición tras el parón. Para Evenepoel su triunfo en el País Vasco supuso un antes y un después en su carrera

Foto: Evenepoel cruza victorioso la meta de San Sebastián, su última participación en España. (EFE)
Evenepoel cruza victorioso la meta de San Sebastián, su última participación en España. (EFE)

Remco Evenepoel, la nueva estrella del ciclismo mundial, ya tiene clara cual será su primera carrera post-confinamiento: la Vuelta a Burgos. Su equipo, el Deceuninck, lo hizo oficial este viernes. La cita española (del 28 de julio al 1 de agosto), que 'retoma' el calendario, contará con una participación de lujo, la mejor de su historia. Los nombres más importantes del pelotón estarán en la línea de salida para empezar a preparar el Tour de Francia, encuadrado como la primera grande de esta temporada concentrada al extremo por las circunstancias. El belga no estará en la ronda gala, pero no se perderá la fiesta en Burgos, que le servirá para medir su estado de forma y compararlo con el de sus principales rivales. En especial, con el de un Richard Carapaz al que se enfrentará en el Giro de Italia por la maglia rosa (del 3 al 25 de octubre).

Será la segunda vez que los aficionados (ya veremos de qué forma) disfruten del paso de Evenepoel por las carreteras españolas. La primera vez fue el curso pasado, un 3 de agosto, en la Clásica de San Sebastián... y ya saben el resultado. 'Veni, vidi vici'. Arrancada bestial, inolvidable, a 20 kilómetros de meta para poner tierra de por medio y celebrar en solitario. Antes se había percatado de que no le faltara un bidón a nadie. Su primera victoria World Tour con tan solo 19 años, el más joven de la historia. "Me sentí humillado por un fenómeno", dijo Andrey Amador, por entonces en Movistar, en redes sociales al día siguiente, una vez digerida la hazaña, tremenda. No le dieron caza.

Evenepoel destacó sobremanera como junior, se saltó la categoría sub23 y en su estreno como profesional no pasó desapercibido. En 2019 ya se le vio competir contra los mejores en tramos señalados de carreras de mucho nivel como el Tour de los Emiratos o el de Turquía, hasta que en Guipúzcoa, entre lágrimas, se coronó por completo. Cinco días después escribiría otra página impresionante al proclamarse campeón de Europa contrarreloj en Holanda y apunto estuvo de dar la campanada de nuevo en el mundial de la especialidad, donde lideró durante varios minutos para acabar finalmente segundo. Una plata que le supo a oro frente a corredores más curtidos y experimentados.

Evenepoel (i), con la medalla de plata cosechada en el Mundial Contrarreloj del 2019. (EFE)
Evenepoel (i), con la medalla de plata cosechada en el Mundial Contrarreloj del 2019. (EFE)

El chico es uno de esos extraños casos que cumplen con los vaticinios de prensa y especialistas. Evenepoel estaba destinado a triunfar y, de momento, así está siendo. Si hace un año era capaz de mover 400 vatios encima de la bicicleta, ahora se va hasta los 400 vatios y pico. Porque su potencia y calidad han aumentado considerablemente. "Peso menos y pedaleo más rápido", asegura. Su corta estatura (apenas 1,72m) no es problema pues el volumen de sus cuádriceps hacen todo el trabajo. Antes del parón acumulaba cinco victorias, incluidas las generales de las dos competiciones en las que había hecho acto de presencia: la Vuelta a San Juan (Argentina) y la del Algarve (Portugal).

Durante estos meses confusos por el virus se ha machacado para no perder la forma, cometiendo incluso auténticas barbaridades que pueden resultar contraproducentes a nivel muscular, como subir 50 veces el Muro de Grammont, la legendaria cota del Tour de Flandes. Pero él tiene claro que nada de lo que hace es en vano. Rampones cortos al 21%, puertos largos, contrarreloj.... terrenos que controla y en los que empieza a marcar la diferencia. Ahora mismo, aunque tanta atencion mediática le moleste, Evenepoel es favorito allá donde va y junto con Egan Bernal, campeón del Tour, y Tadej Pogacar, podio en la Vuelta, el máximo representante de la nueva generación de ciclistas que está asombrando al mundo entero por su descaro, madurez, conocimiento de su cuerpo e inteligencia para entender las carreras.

Evenepoel celebra su victoria final en La Vuelta a San Juan de Argentina. (EFE)
Evenepoel celebra su victoria final en La Vuelta a San Juan de Argentina. (EFE)

Pocos dudan ya de que el belga, antaño futbolista del Anderlecht y el PSV, tiene la capacidad para dominar su deporte en años venideros. En su país le comparan con Eddy Merckx, pero él quiere forjar su propia leyenda. Por ahora, nadie ha sido capaz de conquistar tantas victorias en tan pocas carreras en su corta vida en el profesionalismo. Ni siquiera Merckx tuvo un arranque mejor. 'El Caníbal', considerado el mejor ciclista de siempre con un palmarés de 286 victorias, obtuvo un segundo puesto en el campeonato belga como resultado más destacable a sus 20 años. A su edad está claro que Remco no tiene nada que envidiarle, pero más le vale no perseguir conscientemente la carrera de su compatriota si no quiere estamparse. Manteniéndose centrado en lo propio, a ver hasta dónde es capaz de llegar.

Su participación en Burgos es sin duda una gran noticia para el reestreno del ciclismo y un nuevo aliciente para ver la carrera, que contará con un cartel de aúpa y promete emociones fuertes. Un 'mini Tour de Francia' por la geografía burgalesa, que será retransmitido por TVE. Aquí, en España, donde suele realizar una parte de la pretemporada, empezó todo. Al menos, lo más importante. Porque aquel triunfo en San Sebastián supuso un antes y un después: dejaba de ser promesa para convertirse en realidad. El mundo es suyo.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios