LA COMPAÑÍA DICE QUE ESE ES EL PAGO MÁXIMO

Vueling rompe una bicicleta de 6.000€ a un triatleta de élite y le compensa con 50€

Vueling ha pagado 50 euros como compensación por romperle la bicicleta al triatleta Carlos López. El deportista se puede perder el campeonato de España y 35.000€ en premios

Foto: A la izquierda, Carlos López durante una competición. A la derecha, el cuadro roto de su bicicleta.
A la izquierda, Carlos López durante una competición. A la derecha, el cuadro roto de su bicicleta.

Vueling ha pagado 50 euros como compensación por romper un cuadro de carbono de una bicicleta de triatlón valorada en 6.000 euros. Un negocio redondo para la aerolínea y un problema gordo para Carlos López, el triatleta de élite víctima del incidente. En plena temporada de triatlones, López se ha quedado sin su herramienta de trabajo, es decir, sin su principal fuente de ingresos. Primero tuvo que luchar en ventanillas de atención en el aeropuerto e interminables llamadas a un número 900 para que Vueling aceptara compensarle, porque en un primer momento la respuesta fue ‘no’.

Esto ocurrió a mediados de julio, en el vuelo Vitoria-Palma en el que López regresaba a casa tras quedar quinto en el Ironman de la capital vasca. Durante 60 días, el triatleta ha esperado a que la empresa le abonara el dinero para pasar página del disgusto. El viernes, por fin, recibió con un e-mail que anunciaba el tan esperado ingreso en su cuenta. El lunes, se encontró con 50 euros cortesía de Vueling.

Según Vueling, "la indemnización máxima por detroro de equipaje o equipaje especial establecida por la compañía es de 50 euros"

“Le informamos que el importe fijado es el máximo para casos como el suyo. (…) La indemnización máxima por detroro de equipaje o equipaje especial establecida por la compañía es de 50 euros”, le respondieron a López en un correo cuando les contactó pidiendo explicaciones. El cuadro de la bicicleta, una Orbea Urdu especial para triatlón, cuesta 3.000 euros. El resto de componentes no parece afectado.

Carlos López es triatleta de élite desde hace diez años.
Carlos López es triatleta de élite desde hace diez años.

“No es solo el dinero que cuesta un cuadro nuevo, son las competiciones que no he hecho y las que me voy a perder por esto. Podría ir ahora a comprar un cuadro nuevo que me tardaría en llegar 30 o 40 días, pero llegados a este punto me niego, me están estafando y voy a ir hasta el final”, cuenta este triatleta mallorquín de 36 años, campeón de España de larga distancia en 2015 y campeón de Europa en 2013, entre otros logros importantes en competiciones por toda Europa. “Ya veremos si llego al campeonato de España de octubre. En agosto renuncié a alguna competición y a la que me presenté en Francia fui con una bicicleta de carretera. Subiendo y bajando no había problema, pero en llano me pasaban todos. El premio para el ganador era de 25.000 euros”, indica. “Aparte están los patrocinadores. A uno de ellos ya le he dicho que no me pague nada hasta que no solucione esto”.

"A un patrocinador ya le he dicho que no me pague nada hasta que no solucione esto", cuenta López

López sigue sin entender cómo un operario puede reventar un cuadro de carbono que va protegido por una maleta especial de estructura metálica semirígida, valorada en 700 euros, más el papel de burbuja y la espuma hecha con trozos de manguito de piscina que siempre utiliza para cuidar su bicicleta. “Esto solo lo rompes tirando la maleta desde dos o tres metros o poniendo muchísimo peso encima. Pueden haber hecho cualquier cosa, en los aeropuertos tiran las bicicletas de cualquier manera”, resopla.

Clientes de Vueling en los mostradores de atención al cliente. (Reuters)
Clientes de Vueling en los mostradores de atención al cliente. (Reuters)

López está tratando de que Vueling se haga responsable mediante llamadas a la empresa y protestas en redes sociales. “Lo último que me han dicho, después de ver todo el revuelo en redes, es que me pueden pagar un máximo de 1.300 euros porque según el convenio de Montreal de equipaje no pueden darme más, pero no lo voy a aceptar. En 2015 Iberia me pagó 8.000 euros por romperme también varios componentes de la bicicleta, y ahora acaba de compensar también a un triatleta en solo 10 días por romperle un manillar. O Norwegian, que ha pagado en 15 un manillar roto en un vuelo que venía desde Finlandia”. Vueling ha rechazado comentar este caso concreto y se limita a confirmar que ha ofrecido "el máximo posible" de 1.300 euros.

Según López, siguió todos los pasos en la reserva: marcó la casilla de equipaje especial y pagó el porcentaje correspondiente por llevar su bicicleta. “Voy a ir a Consumo para que le abran un expediente a Vueling y también presentaré una reclamación en Aena y AESA [la Agencia Estatal de Seguridad Aérea]”, adelanta el triatleta.

Este incidente amenaza con dejar a López fuera de la competición durante media temporada. La pérdida económica de un año en blanco serían cerca de 35.000 euros. López podrá amortiguar el palo gracias a su empleo como comercial médico. De hecho se toma el triatlón como un “hobby”, sobre todo después de que en 2017 volviera a nacer tras ser arrollado por un coche durante un entrenamiento cerca de su pueblo natal de Binissalem (Mallorca), accidente del que le ha costado mucho esfuerzo recuperarse y que le ha dejado secuelas.

Ciclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios