El equipo paró a Valverde

La racanería de Movistar el día que Pogacar apartó a Quintana del podio de la Vuelta

El esloveno completó su grandísima participación con un ataque que le valió la victoria y el podio en su primera grande. Movistar jugó a conservar el podio del colombiano y Valverde no peleó el rojo

Foto: Pogacar celebra su tercera victoria en la Vuelta que le da acceso al podio. (EFE)
Pogacar celebra su tercera victoria en la Vuelta que le da acceso al podio. (EFE)

La Vuelta a España ya tiene nuevo ganador tras la penúltima etapa de este sábado por Ávila: Primoz Roglic. El de Jumbo Visma cruzó sin mayores apuros la línea de meta en la Plataforma de Gredos, tras una dura etapa con hasta seis ascensiones, y consigue su primera grande. El domingo, paseo triunfal por Madrid hasta el podio de Cibeles. El exsaltador de esquí empezó a fraguar su triunfo tras una excelente contrarreloj en Pau y ha terminado de consolidarla en esta última y nerviosa semana de carrera. Ninguno de sus rivales supo ponerle nervioso en la alta montaña y solo una montonera el pasado viernes estuvo a un paso de ponerle contra las cuerdas. Eslovenia no solo hace historia con él, también con el jovencísimo Tadej Pogacar, que se subirá al cajón como tercer clasificado tras la exhibición de esta tarde. El del Team Emirates (UAE) también se lo merece.

Pogacar puso tierra de por medio a falta de 38 kilómetros para el final, en la subida al Puerto de Peña Negra. Valverde pudo irse poco después con él, pero se arrepintió en una maniobra extrañísima cuando había soltado a todos los favoritos. En vez de intentar asaltar el rojo, Movistar prefirió conservar el podio de Nairo Quintana y al final no resultó. 'El Bala', satisfecho con su segunda plaza ("No soñaba con un segundo puesto ni de lejos"), renunció a la idea del liderato pese a que la situación, en pleno desconcierto de Astana y Jumbo, invitaba a intentarlo. El murciano se quedó en el grupo para tirar de Quintana por órdenes del equipo. Pogacar, claro, tenía otros planes, y empezó a rascar diferencias mientras los equipos se miraban los unos a los otros por detrás. Nadie estaba dispuesto a tomar la responsabilidad de la caza.

El del Emirates apretaba los dientes bajo la lluvia. Dio caza a la cabeza de carrera y demarró para marcharse en solitario hacia la gloria. Valiente y sin mirar atrás avanzó ligero, nada le frenaba. Mientras, los hombres de Movistar habían dejado de imponer ritmo. Era el turno de los gallos. Valverde se había quedado sin referencias por problemas en su pinganillo a consecuencia del mal tiempo. La realidad fue que el segundo cajón peligraba porque Pogacar volaba por delante. "El público fue el que me dijo que fuera a tope", se sinceró. El murciano aceleró ya en Gredos, última dificultad del día, a falta de siete kilómetros, y el maillot rojo le siguió sin dificultades mientras los colombianos sufrían, en especial un Miguel Ángel López que por la mañana se disculpó personalmente por sus desafortunadas palabras en Toledo.

Valverde, junto a Majka, en la llegada a Gredos. (EFE)
Valverde, junto a Majka, en la llegada a Gredos. (EFE)

La ambición de Pogacar

Alejandro intentó minimizar todas las diferencias posibles y lo consiguió, pero quedó la duda: ¿qué hubiera sucedido si, en vez de levantar el pie, hubiera huido hacia delante con Pogacar? El esloveno es todo ambición y, al parecer, tiene prisa por comerse el mundo. Deseó el podio y acabó conquistando también el maillot blanco de los jóvenes y la victoria de etapa. Es su tercera en esta edición tras las cosechadas en Cortals d'Encamp y Los Machucos, todas ellas de entidad. Lo dicho, tiene prisa. Pogacar, con 20 añitos, ha sido la gran sensación de esta Vuelta, también su principal agitador. No le ha temblado el pulso en su primera grande y tampoco ha sufrido en exceso el desgaste de las tres semanas. De esta manera, se une al reducido grupo de ciclistas vencedores en tres etapas de la misma edición de una gran vuelta: Saronni (1978) y Vietto (1934), según datos aportados por 'La Vuelta Stats'. "Es realmente increíble, no creo que fuera a imaginar esto. Necesito unos días para entender lo que he hecho", afirmó el corredor en Segovia.

"Era un candidato al podio. No creía en exceso en él, pero un corredor que viene de hacer lo que ha hecho... Apostamos por él y porque pudiera hacer algo importante. Chapeau", señaló Joxean Fernández 'Matxín', director del Emirates. "Tiene méritos para hacerlo y galones. Tiene una personalidad de líder y de máximo respeto profesional. Hablamos de asumir riesgos para luchar por algo más que una victoria de etapa y ha hecho a la perfección lo que hemos hablado", concluyó. Pogacar, como Roglic, ha hecho historia para su país. Eslovenia nunca había metido a un ciclista entre los tres primeros de una grande y este año ya ha metido a dos. Roglic, sonriente, no se conforma: "¿El Tour? ¿Por qué no? De momento vamos a acabar para ver qué hacemos el próximo año".

Así queda la general de la Vuelta 2019
Así queda la general de la Vuelta 2019

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios