Tuvo dolores estomacales y dermatitis

Sergio Higuita, el ciclista bendecido por Mikel Landa que superó el miedo a Europa

El colombiano, de solo 22 años, se llevó la etapa con final en Becerril de la Sierra. Es su debut en una grande. Compitió con la Fundación Euskadi. En sus primeras carreras por Europa lo pasó mal

Foto: Sergio Higuita celebra su primer triunfo en una grande en la Vuelta. (EFE)
Sergio Higuita celebra su primer triunfo en una grande en la Vuelta. (EFE)

Las figuras colombianas del ciclismo actual poco o nada se parecen a las de antaño. Ya no son humildes corredores con grandes aspiraciones, sino auténticos campeones convertidos en estrellas del pelotón mundial. En 2014 Nairo Quintana hizo historia convirtiéndose en el primer 'escarabajo' en ganar el Giro de Italia. A este triunfo, festejado por todos los rincones de su país, le sumó la Vuelta a España en 2016. En ambos cajones siempre le acompañó un paisano: Rigoberto Urán, en 'la corsa', y Esteban Chaves, en Cibeles. Colombia entera sonreía, satisfecha y orgullosa. No fue hasta la llegada de Egan Bernal que se dio el paso definitivo: la consecución del Tour de Francia, la carrera más deseada. Colombia está de moda. A este maravilloso curso que están completando sus representantes se le suma ahora otra buena nueva: el triunfo de etapa cosechado este jueves por Sergio Higuita, del Education First. La revolución nace del pueblo.

Higuita, de tan solo 22 años, siempre ha sido un tipo competitivo. Sus padres le inculcaron desde pequeño el amor por el deporte para alejarle de los ambientes poco saludables de su ciudad natal, Medellín. Participó en su primera carrera ciclista con tan solo seis años y no la ganó. De hecho, nunca fue el mejor de su generación. Las categorías inferiores del ciclismo no conocieron a un Higuita campeonísimo como pasa con otros que acaban despuntando posteriormente en la élite. El director del Manzanas Postobón, Luis Fernando Saldarriaga, planificó su carrera a largo plazo desde que le echó el guante con tan solo 14 años, en edad cadete. No hubo prisa con Higuita, su musculatura se fue desarrollando paulatinamente, sin grandes sumas de kilómetros, para prevenir lesiones.

Tras tres años en el Postobón, el Education First (EF) llamó a su puerta. Su rendimiento en la Vuelta a Colombia, donde ganó una etapa y logró el maillot a a mejor ciclista sub-23, había llamado la atención a los estadounidenses, que decidieron incorporarlo a sus filas. La noticia fue toda una sorpresa para él y también para su familia, pero Higuita no dejó pasar la oportunidad de su vida. Necesitaba dar un paso más en su anhelo de competir contra los mejores del mundo. Antes, eso sí, tuvo que hacer frente a un problema de envergadura que le atormentaba psicológicamente: la presión por lograr resultados en Europa. Y es que al corredor no le terminaban de salir las cosas cada vez que rodaba por las carreteras del viejo continente. Los nervios le provocaban incluso dolores estomacales y episodios esporádicos de dermatitis.

Higuita, con el naranja de la Fundación Esukadi, en una etapa de la Vuelta a Andalucía. (EFE)
Higuita, con el naranja de la Fundación Esukadi, en una etapa de la Vuelta a Andalucía. (EFE)

Su ascenso al World Tour

Así, Higuita llegó a la Fundación Euskadi apadrinada por Mikel Landa. Jonathan Vaughters, manager del EF, le firmó por tres años aconsejado por Rigoberto Urán, siempre atento a las promesas que se van cociendo en su tierra, y consideró que la mejor forma para que su nuevo pupilo aplacara sus tensiones y demonios internos era corriendo para una estructura Continental, en un entorno joven y familiar, sin miedos. El colombiano aceptó y aquella aventura no le pudo salir mejor. Al poco tiempo de establecerse en Bilbao dejó con la boca abierta a todos sus técnicos y compañeros. Muy pronto se aupó al liderato de la formación naranja, heredera del antiguo Euskaltel - Euskadi. Tenía algo especial.

Ganó el maillot blanco a mejor joven en la Volta a la Comunitat Valenciana, fue segundo en una etapa de la Vuelta a Andalucía -solo superado por Simon Yates- y consiguió su primera victoria como profesional en la carrera lusa de El Alentejo. Su crecimiento en calidad y mentalidad no pasó desapercibido y Education First le recuperó para que afrontara la parte final del curso en el World Tour. En su estreno en la máxima categoría del ciclismo mundial llegó la confirmación: segundo en la general y en la clasificación de los jóvenes del prestigioso Tour de California. Solo le superó otro chaval con estrella: Tadej Pogacar, actualmente quinto en la Vuelta.

Líder en la Vuelta

Su revolución no se quedó ahí, fue cuarto en la pasada Vuelta a Polonia, otra prueba de enorme entidad, y ahora ha terminado de despegar definitivamente en su debut en la Vuelta a España. Además, su triunfo de este jueves en la Sierra Madrileña le convierte en el colombiano más joven de la historia en llevarse una etapa en la ronda patria. Llegaba como gregario de Rigoberto Urán, uno de sus ídolos, y ha acabado convirtiéndose en el principal 'capo' de su equipo, al que le han afectado duramente las caídas en esta edición. De hecho, él también quedó sepultado entre la avalancha de corredores que se fueron al suelo en la sexta etapa de la carrera. 'Rigo' se retiró con la clavícula rota, él pudo continuar, aunque renqueante por los golpes. Hugh Carthy y Tejay Van Garderen también abandonaron. Higuita intentó sin éxito esta pasada semana regalarle un triunfo a los suyos, muy tocados moralmente por la desgracia, y finalmente lo ha conseguido en la última gran etapa montañosa de la Vuelta. "Urán siempre me dijo que yo ganaría una etapa, ahora le llamaré al hospital para dedicársela", comentó emocionado.

Estuvo en la fuga buena de la jornada y llegó en solitario a la línea de meta de Becerril tras casi 50 kilómetros escapado. Por detrás, Miguel Ángel López, otro paisano, estuvo muy cerca de poner patas arriba la general. No lo consiguió, pero Colombia entera vibró con el espectáculo ofrecido por sus dos corredores. Solo Nairo Quintana, que cedió en el último puerto de la jornada, la subida a Cotos, deslució mínimamente el día. El de Movistar, eso sí, sigue tercero en la general y ahí parece que se quedará pues las etapas restantes no se caracterizan por su excesiva crudeza. Higuita, escalador con una punta de velocidad muy interesante para las Ardenas ("Valverde es uno de mis ídolos y me veo un poco como él"), vuelve a poner el foco sobre la excelentísima preparación de la 'generación Z', que está saltándose todos los pasos imaginables y sigue deslumbrando en esta Vuelta a España.

Así va la general de la Vuelta tras la etapa 17
Así va la general de la Vuelta tras la etapa 17

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios