"Queremos el Giro, ¿nos creen ahora?"

La vida en rosa para Carapaz y un Movistar que consuma una nueva exhibición

El ecuatoriano atacó a 27 kilómetros del final, llegó en solitario a meta y se vistió con la maglia rosa. Mikel Landa entró con el resto de favoritos y sigue metido en la carrera. Movistar, de diez

Foto: Richard Carapaz celebra su victoria en meta que también le vale el rosa. (@giroditalia)
Richard Carapaz celebra su victoria en meta que también le vale el rosa. (@giroditalia)

"Hola, somos los de Movistar, que hemos venido a intentar ganar el Giro. ¿Nos creen ahora?". Tras la exhibición de Mikel Landa en la etapa del viernes con final en el Lago Serrú, José Joaquín Rojas, gregario de la formación telefónica, se expresó de esta manera por redes sociales. No era un farol del murciano porque este sábado, en la segunda jornada montañosa seguida, la formación española lo ha vuelto a hacer. Esta vez, con Richard Carapaz, que ganó la etapa y se pone líder de la general por siete segundos respecto a Roglic. Movistar está desencadenado. "El secreto es que los chavales estén bien. Tenemos un gran grupo, del primero al último. Trabajo espectacular. Esto es el fruto. Nuestros dos líderes van muy bien", dijo entusiasmado Chente García Acosta, director, mientras se abrazaba con los mecánicos.

El ecuatoriano, cuarto en la Corsa de la temporada pasada, lanzó un tremendo hachazo a 27 kilómetros de meta, en el Col de San Carlo, principal dificultad del día, y demostró que aspira a más. Quiere el podio, quizás la victoria final. "Es un sueño conseguir la maglia. Me lo he trabajado mucho y ahora está dando resultado todo", explicó el menudo ciclista. Antes de pisar tierras italianas cosechó la general de la Vuelta a Asturias. Luego, en la etapa cuatro de la primera grande del calendario alzó los brazos en la meta de Frascati. Este sábado sumó su segunda victoria y arañó otro puñadito de minutos a su principales rivales por la general, entre ellos también a Mikel, al que le ha salido un duro rival en trinchera propia. La jugada es buenísima para Movistar, pues mantiene a sus dos espadas entre los primeros clasificados, pero cuidado porque el vitoriano quiere el primer cajón del podio y esto puede desatar las hostilidades.

Roglic, de nuevo solo

La escabechina que se auguraba en San Carlo, 10km de longitud al 9,8% de media, empezó pronto. Primero fue Caruso (Bahrain) el que aceleró para cortar a Simon Yates (Mitchelton), una sombra del corredor que dominó con mano de hierro la Vuelta a España. Más tarde atacó Miguel Ángel López (Astana), obligado a sudar la gota gorda para solventar la perdida de tiempo del día anterior por una avería, y, finalmente, Nibali. El 'tiburón', a lo Chris Froome, realizó un cambio de ritmo sentado sobre su bici que apretó las tuercas de Roglic (Jumbo), de nuevo solo ante el peligro, sin compañeros alrededor, y torturó a Landa, incapaz de responder con explosividad.Eso sí, el vasco fue acotando los huecos a su ritmo, sin demasiadas dificultades.

Al alavés puede que el esfuerzo del viernes le pasara factura, pero resistió los envites y se agarró a la rueda de los mejores con clase. Después, cuando Carapaz arrancó la moto, se dejó llevar por Roglic, que bailó en la soledad un pasodoble. El esloveno emprendió la persecución sin éxito. El resto le dejó hacer y solo cuando Nibali amenazó con lanzarse como un bólido en el descenso, soñó con cazar al ecuatoriano. Carapaz consumió de forma sólida los kilómetros desde la cima hasta la meta solo y levantó los brazos para sumar su cuarta victoria del curso. Su romance con esta carrera es de película Disney. "Era una estrategia que teníamos muy bien planteada con el equipo y Mikel. La etapa me venía muy bien y a última hora he visto que estaba el maillot de líder en juego y he apretado más", concluyó el latinoamericano.

Este domingo espera otra etapa peligrosa, si bien no de extrema dureza en cuanto a perfil. 232km con la ascensión a Civiglio (4km al 10%) como momento estrella. Una subida muy Vuelta a España, corta y explosiva, que dará paso al descenso que llevará a la meta. Habrá movimiento, más cuando el lunes es jornada de descanso.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios