Movistar alineará a un gran equipo

La asignatura pendiente de Alejandro Valverde y su duelo más esperado

El murciano tratará de llevarse por primera vez la Amstel Gold Race, que se le resiste. Enfrente tendrá al francés Julian Alaphilippe, su calcomanía. Van der Poel se une a la pelea

Foto: Alejandro Valverde debutó hace dos semanas en Flandes, de unas de las grandes clásicas del calendario. (Imago)
Alejandro Valverde debutó hace dos semanas en Flandes, de unas de las grandes clásicas del calendario. (Imago)

La primavera ciclista cerró su capítulo de adoquines y abre ahora una nueva página para las cotas. Es su segunda fase antes del inicio del Giro de Italia. El conocido como 'Tríptico de las Ardenas' arranca este domingo con la Amstel Gold Race (15:15, Eurosport) y, como siempre, el elenco de favoritos a ganarla es amplio. Ningún español ha conseguido imponerse, pero quien más cerca lo ha tenido ha sido Alejandro Valverde (segundo en 2013 y 2015), que disfrutará de una nueva oportunidad para hacer historia, esta vez con el maillot de campeón del mundo. Es su asignatura pendiente.

Su sequía aquí contrasta con su amplio palmarés en las otras dos carreras del tríptico: la Flecha Valona y la Lieja, con cinco y cuatro victorias respectivamente. Al murciano ya le toca y para buscar la empresa se ha rodeado de un equipo de lujo para estas lides: Amador, Barbero, Bentacur, Castrillo, Erviti y Verona. El líder de Movistar llega con 27 días de competición, una notable participación en su debut en el Tour de Flandes y una suma de kilómetros en sus piernas muy bien estudiados. De lograr el triunfo aquí sería todo un regalo de cumpleaños anticipado, pues el próximo día 25 cumplirá 39 'tacos'.

No solo eso, también enterrará el gafe que le persigue este curso con el arcoíris, con solo una victoria a estas alturas de la temporada cuando el año pasado eran nueve sumando las generales de Comunitat Valenciana, Abu Dabi y Catalunya. Kwiatkwoski fue el último oro mundial en alzar los brazos en la Amstel (2015). No lo tendrá nada fácil el murciano no solo por la entidad de los rivales, sino porque la organización decidio cambiar el recorrido hace dos años y quitó algunas cotas en el tramo final, lo que facilita las cosas para los velocistas puros. Aún así, el danés Michael Valgren (Dimension Data) ya demostró el año pasado que un ataque lejano puede funcionar y a eso se agarran en el conjunto telefónico, que tendrán que organizar la estrategia en una carrera con 265 kilómetros y 35 muros.

Alaphilippe cruza victorioso la línea de meta en San Remo. Por detrás, Valverde. (EFE)
Alaphilippe cruza victorioso la línea de meta en San Remo. Por detrás, Valverde. (EFE)

Van der Poel, ídolo local

Valverde tendrá como principal opositor a su heredero, el francés Julian Alaphilippe, un discípulo que ya está haciendo números de maestro. El galo, recuperado de su fuerte caída en la Itzulia que le hizo abandonar, acumula ocho victorias, entre ellas la Milán-San Remo y la Strade Bianche. Ambos, que pesan 62 kilos y tienen una altura prácticamente idéntica, son rápidos en las 'volatas' y escalan de maravilla, si bien 'El Bala' todavía tiene más capacidad. Su duelo es el más esperado. Alaphilippe, además, estará arropado por el mejor equipo del año y, por supuesto, el más preparado para este tipo de carreras: el Deceunink, que viajará con otro gallo como Gilbert, cuatro veces campeón aquí. El belga viene con la confianza por las nubes tras ganar la París-Roubaix y, si tiene ocasión, buscará la épica.

Otro de los grandes aspirantes es, por derecho propio, Van der Poel. El nieto de Poulidor podría hacer historia de vencer en una carrera en la que su padre, Adrie, ya se impuso en 1990. Es la gran esperanza de la afición holandesa, que una vez más volverá a llenar las cunetas. Ningún corredor tulipán gana la prueba de casa desde que en 2001 lo hiciera Erik Dekker. Van der Poel quire romper la racha y tiene razones para confiar en que así será pues está protagonizando una temporada mayúscula en su debut en carretera —llegó como campeón del mundo de ciclocross— con victorias en GP Denain y, sobre todo, A Través de Flandes y este miércoles tras una exhibición en la Flecha Brabanzona, donde superó a Alaphilippe. También se quedó a las puertas del éxito en el Tour de Flandes, donde entró por delante de Valverde en línea de meta. Para esta acometida no dispondrá de equipazo, pero le basta con seguir la rueda de los grandes.

Sagan, Van Aert, Matthews y Daryl Impey tampoco se lo perderán. La carrera más abierta del tríptico ya está aquí, veremos si este año también depara sorpresas.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios