Solo lleva una victoria este año

El año más difícil de Alejandro Valverde en el pelotón (y su maestría en Flandes)

El murciano, sin ser un especialista, quedó octavo en la prestigiosa carrera belga. Lleva una importante sequía de victorias en su estreno como campeón del mundo. Todos le vigilan

Foto: Alejandro Valverde, este domingo en Flandes. (@Movistar_Team)
Alejandro Valverde, este domingo en Flandes. (@Movistar_Team)

Alejandro Valverde no ganó en su debut en el Tour de Flandes, el segundo monumento del año tras San-Remo, pero demostró una vez más su clase y, sobre todo, que está preparado para ganar aquí. Entró octavo, con los mejores en un reducido grupo y por delante de especialistas en clásicas de pavé como Benoot o Van Avermaet. Activo y bien arropado por sus compañeros durante toda la carrera estuvo en los cortes importantes, atento a los movimientos de los favoritos e inclusó se atrevió con una ofensiva sin éxito en busca del italiano Bettiol, el sorprendente ganador.

Valverde, que a finales de mes cumplirá 39 años y ya anunció su retirada para 2021, lució a las mil maravillas, con honores, su jersey de campeón del mundo. Una prenda que acapara la atención de todos los rivales, que lo tienen mucho más controlado que otras temporadas. A 'El Bala' le está costando ganar más que nunca. A estas alturas del curso solo lleva una victoria, la cosechada ante Primoz Roglic en Jabel Efeet, dentro del UAE Tour. El año pasado eran seis, más las generales de Abu Dabi, Comunitat Valenciana y Catalunya. Ninguno de esos maillots los ha podido revalidar este 2019. "Estoy notando la maldición del arcoíris. Estoy obteniendo muchos segundos puestos este año cuando el pasado llegaba primero. Me estoy encontrando siempre a un corredor por delante mío porque está un poco más fuerte o porque tiene algo más de suerte [...] Son demasiados segundos puestos...", comentó Alejandro en una entrevista reciente para 'El Periódico'

Alejandro Valverde, con el maillot de campeón del mundo. (EFE)
Alejandro Valverde, con el maillot de campeón del mundo. (EFE)

Flecha y Lieja, claves

No le falta razón. En la Comunidad Valenciana pegó al palo dos veces, al igual que en la Vuelta a Murcia. Fue segundo también en la general del UAE Tour y en la etapa de Sant Feliu de Guixols por tierras catalanes. El de Movistar no termina de rematar y su equipo lo nota porque lleva la mitad de triunfos que el año pasado, cuando sumaba doce entre todos los corredores. Flandes era uno de los grandes objetivos del murciano, pero sus opciones de alzar los brazos no eran precisamente altas. Su labor pasaba más por conocer la carrera de cara al futuro, donde volverá con más conocimiento. Ya sabe que el adoquín no le amedrenta: "He estado mucho más cerca de lo que esperaba. Conforme se acercaba la carrera el grupo era más pequeño y era más fácil estar delante. La experiencia es buena, quiero volver porque he estado en el grupo de elegidos".

[Joaquín Caparrós tiene leucemia crónica]

En dos semanas llegan las Ardenas, con la Flecha, y Lieja. Aquí Alejandro es el rey absoluto con cinco y cuatro victorias, respectivamente. Será un momento clave. Bien es cierto que no se le puede reprochar nada a estas alturas de su carrera, pero si no consigue un buen resultado puede que le entren las dudas. Sería extraño no verle en la pomada. Ganar ya es otra cosa, pero por ganas y estado de forma no será.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios