mundial de ciclismo en innsbruck (Austria)

Mas aparca su sublevación para ayudar a Valverde a ganar su ansiado arcoíris

Alejandro Valverde es el líder de España, pero el rendimiento en la Vuelta y el perfil del recorrido invitan a pensar que Enric Mas puede tener sus opciones

Foto: Mas y Valverde se midieron en la Vuelta hace dos semanas. (EFE)
Mas y Valverde se midieron en la Vuelta hace dos semanas. (EFE)

Ni Alejandro Valverde ni Enric Mas tenían que estar luchando por el podio de la Vuelta España. Uno porque había dicho que acudía a la carrera para ayudar a Nairo Quintana y pensando en el Mundial. Y otro porque a su edad costaba imaginarlo luchando con los mejores en la segunda carrera de tres semanas que disputaba. Pero la carrera y sus piernas les pusieron en esa posición. Llegaron a las últimas etapas con opciones de todo. Valverde tenía cerca la victoria y Mas soñaba con el podio. Lo que sucedió en las carreteras de Andorra fue, en cierto modo, un cambio de guardia. El hundimiento de una estrella y la explosión de una promesa. Pasado y futuro peleando en el presente. Y ganó el futuro. Dos semanas después vuelven a encontrarse, pero en circunstancias muy diferentes: Valverde está quizás ante su última oportunidad de ganar un Mundial y Mas será uno de sus compañeros en la selección española.

El rendimiento del corredor mallorquín en la Vuelta no modifica su estatus de gregario en Innsbruck (Austria): el líder es Valverde y el resto del equipo trabajará para él. Pero su buen estado de forma y el perfil del recorrido invitan a pensar que puede estar con los mejores en el tramo decisivo. "Es un recorrido muy duro y con el puntito que te deja la Vuelta y dos semanas de descanso, quizá podemos hacerlo bien", dijo Mas esta semana.

Desde su cambio de fechas, siempre se ha dicho que la Vuelta es la mejor preparación para el Mundial. Según el perfil de datos de ciclismo @cycling_visual, la relación tiene cierta base, aunque ha disminuido en los últimos años. De los 85 ciclistas que han ocupado las cinco primeras posiciones en los últimos 17 mundiales, 54 venían de correr la Vuelta a España. De los ocho integrantes del equipo español, solo Mikel Nieve no corrió la Vuelta. Del resto, el que mejor acabó con diferencia fue Enric Mas, que ganó la penúltima etapa con final en la Gallina y aseguró la segunda plaza.

El seleccionador, Javier Mínguez, echa el freno. "No tiene nada que ver lo hemos visto en la Vuelta con lo que vamos a ver este domingo", dice, y pone como ejemplo a Vincenzo Nibali, que apenas apareció durante la carrera y del que no duda que será protagonista este domingo. "Hay una baraja amplia de favoritos. En esa baraja está Valverde, pero no es uno y nadie más. Quien piense eso se equivoca"."Va a ser una carrera difícil, complicada, dura, pero también tenemos corredores que se pueden desenvolver en ese terreno", continúa Mínguez, que alaba a Mas. "Es una grandísima alegría para el ciclismo español tener a gente joven despuntando", dice.

Hacía más de 20 años que no había un recorrido tan duro en el Mundial. Serán 258,5 km con un desnivel acumulado de 4.670 metros. A partir del kilómetro 84, los ciclistas entrarán en un circuito de 23,9 km al que tendrán que dar seis vueltas y que incluye la subida a Igls,7,9 km con un 5,7 % de desnivel medio. Luego les quedará otra vuelta más larga, de 31 km, que tiene otra dificultad más. A 9 km de meta coronarán Gramartboden, una subida de 2,8 km al 11,5 % de media y rampas que superan el 20%.

"Va a ser una carrera difícil, complicada, dura, pero también tenemos corredores que se pueden desenvolver en ese terreno", dice Mínguez. Alejandro Valverde opina y igual. "Va a ser un Mundial durísimo en el que habrá que intentar guardar las máximas fuerzas posibles y tener una gran selección alrededor porque no va a ser un Mundial de ataque", vaticinó. "Vamos a tener que esperar, esperar y esperar hasta la parte final".

Valverde, que tiene dos platas y cuatro bronces, busca su ansiado maillot arcoíris. Para ello contará con la ayuda de Enric Mas, que hace dos semanas estaba machacándole camino de su primer podio en una gran vuelta. En eso también es especial el Mundial. El mallorquín tiene claro cuál será su labor. "Sabemos que es muy duro, y nosotros vamos con un Alejandro que sabemos que está bien, que nunca falla en este tipo de citas", dijo. Pero también sueña con dar la campanada. "Ojalá vuelva a ser la sorpresa en este Mundial".

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios