geraint thomas se vistió de amarillo

El Sky aplasta las esperanzas del Movistar en la primera llegada en alto del Tour

La primera llegada en alto del Tour fue una exhibición del Sky, Ganó Thomas, que se colocó líder, y Froome fue tercero. Los dos encabezan ahora la general. El Movistar sufrió un varapalo

Foto: Geraint Thomas logró la victorias en La Rosiére. (Reuters)
Geraint Thomas logró la victorias en La Rosiére. (Reuters)

Hubo un momento en la etapa de este miércoles, la primera con final en alto en esta edición del Tour de Francia, en la que el Sky parecía estar en problemas. El Movistar decidió correr al ataque. Alejandro Valverde atacó a 55 km de meta, en las rampas del Col du Pré. El murciano llegó a tecer casi dos minutos de ventaja sobre el pelotón y por delante le esperaba Marc Soler para seguir abriendo camino.

Era una buena situación para desgastar al equipo de Chris Froome y que Nairo Quintana y Mikel Landa jugaran sus cartas en la última subida. Pero esas esperanzas se desvanecieron y la etapa acabó siendo una exhibición del Sky, que logró el triunfo en la meta de La Rosiére con Geraint Thomas, que también se vistió de amarillo.

El Tour sigue siendo la carrera del Sky, que dio un golpe sobre la mesa para colocar a dos de sus corredores, Thomas y Froome, en los dos primeros puestos de la general. En esa clasificación, los tres líderes del Movistar ya están lejos. Demasiado para pensar en ninguno de ellos como candidatos a la victoria final, vistos los precedentes del último lustro. Thomas aventaja a Froome en 1'25'', con Tom Dumoulin en tercera posición a 1'44''. Mikel Landa es séptimo a 2'56'' y Nairo Quintana, noveno a 3'16''. Valverde ocupa la undécima posición a 4'28''.

El murciano fue el sacrificado en la estrategia. Su ataque disipó algunas dudas. En ese momento quedó claro que él era la pieza más prescindible de las tres, que Quintana y Landa eran las dos grandes bazas del equipo. El problema es que ninguno respondió. En la última subida, con Valverde ya descolgado tras ser alcanzado en la bajada del penúltimo puerto por Dumoulin, sus dos compañeros se quedaron solos mientras el Sky aún tenía a más de la mitad del equipo. Y en cuanto arrancó Thomas a 6 km de meta, Landa fue el primero en quedarse. Quintana decidió no salir a por Thomas y pegarse a Froome, pero tampoco pudo seguirlo en cuanto el británico arrancó junto a Daniel Martin. A la hora de la verdad, la tricefalia del Movistar quedó en nada.

Nairo Quintana entró en meta junto a Romain Bardet y Vincenzo Nibali. (Reuters)
Nairo Quintana entró en meta junto a Romain Bardet y Vincenzo Nibali. (Reuters)

Por delante, Thomas atrapó a Dumoulin y en el último kilómetro se escapó para superar a Mikel Nieve, que acarició la victoria tras toda la etapa en la escapada. Froome también aumentó el ritmo por detrás y llegó a la altura de Dumoulin, que le esprintó al final para acabar segundo. Quintana entró a rueda de Bardet y Nibali, que también le anteceden en la general. "Hemos querido 'jugar', pero la verdad es que no nos encontrábamos como esperábamos. Fue un ritmo muy duro todo el día y hemos perdido unos segundos que espero no sean demasiados como para intentar seguir peleando por la carrera", explicó el colombiano tras cruzar la meta.

Al Sky le bastó una etapa para dejar la carrera en una situación muy favorable para sus intereses. Queda mucho por delante, empezando por la etapa de Alpe d'Huez este jueves y terminando con todos los Pirineos y la contrarreloj, pero ¿alguien es capaz de imaginar a un ciclista de otro equipo vestido de amarillo en los Campos Elíseos? El Tour se encamina a un mano entre dos corredores del Sky, como en el 2012 entre Wiggins y Froome. Solo que ahora es Froome el líder indiscutible y Thomas el gregario venido a más. "El líder es Froome", dijo por si acaso el galés.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios