victoria de degenkolb en roubaix

Alejandro Valverde, el Movistar que sale en cabeza de la tortura del pavés

El Movistar salvó el día con sus tres líderes en en el grupo princippal, a pesar de una caída de Landa. Porte (abandono), Urán y Bardet, los más perjudicados entre los candidatos al podio

Autor
Tiempo de lectura4 min

Las etapas de pavés en el Tour de Francia nunca van a provocar la aceptación unánime del pelotón, pero es innegable que son un enorme espectáculo. Sin llegar al nivel de las clásicas de primavera, donde las circunstancias son otras: nadie se guarda nada porque no hay un mañana. En una vuelta por etapas la cosa cambia. Hay mucho miedo, y como consecuencia los equipos son más conservadores. Este domingo, camino de Roubaix, la mayoría de los líderes logró su objetivo, que no era otro que sobrevivir. Entre ellos los tres 'gallos' del Movistar: Alejandro Valverde, Mikel Landa y Nairo Quintana.

Dos de los tres (Valverde y Quintana) entraron en el grupo principal, a 27 segundos del vencedor de la etapa, el alemán John Degenkolb, que ganó en un sprint a tres bandas al líder, Greg Van Avermaet, y a Yves Lampaert, escapados a 16 km de meta. No entró junto a sus compañeros de equipos Landa, que sufrió una caída a 32 km del final, pero el trabajo del equipo hizo que solo perdiera siete segundos.

El vasco se cayó en un sitio sin dificultad. Rodaba en grupo por buena carretera cuando al intentar beber perdió el control de la bicicleta y se dio un buen golpe. De inmediato, el Movistar mandó parar a Erviti, Bennati y Amador para ayudarle. El esfuerzo por detrás y el paró por delante permitieron que la pérdida de tiempo fuera mínima. "Me pica el hombro derecho, pero confío en que no sea nada más que 'chapa y pintura'. Estoy contento porque hemos salvado una situación muy complicada. Los compañeros han estado de diez, solucionando todos los problemas", dijo Landa tras cruzar la meta.

Además de Landa, los otros grandes perjudicados de la jornada fueron Richie Porte y Rigoberto Urán. El primero se cayó en el kilómetro 7 de la etapa, mucho antes del primer tramo de pavés, y tuvo que abandonar. Los otros llegaron a meta, pero con tiempo perdido. Urán se cortó y pese a la ayuda a de todo su equipo, no llegó a conectar. Bardet pinchó varias veces, la última cerca de la meta, y en todas consiguió alcanzar de nuevo al grupo de favoritos salvo en la última, aunque entró a rueda de Landa.

También se cayó Chris Froome, en la entrada de un tramo de pavés, pero no tuvo muchos problemas para reengancharse. Tampoco se lo puso muy difícil el Movistar, que en el momento del accidente del británico tenía a casi todos sus corredores en cabeza del grupo principal. No intentaron crearle más problemas al Sky, que hasta ese momento había mandado en la etapa, aunque sin forzar la máquina. En realidad nadie lo hizo, y los que perdieron tiempo fue más por eliminación que por estrategia de sus rivales.

Las diferencias fueron mucho menores que en 2014 y 2015 a pesar de que la cantidad de pavés fue mayor. A eso contribuyó sobre todo el buen tiempo, pero también el respeto de los equipos a la etapa. Nadie quería perderlo todo sobre los adoquines a dos días del comienzo de la montaña, el terreno donde de verdad se va a jugar el Tour.

Chris Froome se cayó en la entrada a un tramo de pavés. (Reuters)
Chris Froome se cayó en la entrada a un tramo de pavés. (Reuters)

A esa primera etapa de montaña llegará el Movistar con Alejandro Valverde como su mejor corredor. El murciano estuvo brillante en el pavés (poniendo los dientes largos para una posible participación en Roubaix en 2019), siempre en cabeza. Es quinto en la general, a 1'31'' de Van Avermaet y a 48'' de Geraint Thomas, escudero de Froome y candidato a vestirse de amarillo el martes. "Ha sido un día increíble. Un esfuerzo muy, muy duro, pero que hemos sabido salvar con creces. El equipo ha hecho un trabajo fantástico con Mikel y hemos superado un día muy difícil", dijo Valverde. Por detrás de él están Froome, Landa, Nibali, Dumoulin, Bardet, Quintana, Urán, y Martin.

De los tres del Movistar, el peor situado es Quintana, pero por el lastre que ya soportaba, no por la etapa de este domingo. Sobre el pavés, el colombiano rindió a muy buen nivel. "En uno de los tramos he sufrido un percance y ha tocado perseguir, pero gracias a mis compañeros, muy atentos, he podido entrar. A partir de ahí pude rodar adelante y muy bien. Espero poderme recuperar en la montaña; la condición física es muy buena", explicó.

Si la etapa del pavés era el límite para aclarar la jerarquía del Movistar, Valverde es el que sale más reforzado. Tiene ventaja sobre sus dos compañeros en la clasificación general y ha demostrado estar bien. Pero lo que pase a partir del martes (este lunes es día de descanso) será otra historia. "De momento tengo fuerzas y a partir del martes llega nuestro terreno", dice Valverde.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios