EL PUNTO FUERTE DEL SKY PARA SEGUIR PELEANDO

La confianza de Rupert Murdoch y Sir Dave Brailsford sobre el señalado Froome

Chris Froome está a más de dos minutos del liderato del Giro de Italia y, aunque pueda parecer una mala posición, es una situación más que óptima sabiendo de donde viene

Foto: Chris Froome durante el presente Giro de Italia. (EFE)
Chris Froome durante el presente Giro de Italia. (EFE)

Primera semana del Giro de Italia y ya nos ha dejado situaciones potentes, momentos únicos por recorrido y por entrega de los ciclistas. Aún queda mucho y estoy convencido de vivir etapas que harán que nos levantemos del sillón y que nos acerquemos a la pantalla para empujarles, para verles más de cerca. Subiremos el sonido de las radios e imaginaremos lo que nos trasladan los comentaristas con pasión. Quiero dedicar mi columna a algo que no es habitual, sobre todo en ciclismo, que está lejos de un mero resultado deportivo, tiene que ver más con las personas y con un principio fundamental en cualquier equipo: la confianza. Esa que el equipo Sky le está dando a Chris Froome desde que todo el conflicto, por valores anómalos en salbutamol durante la pasada Vuelta a España saltó a la luz.

Hablo de confianza de equipo y también de patrocinador. Ambas son necesarias en estos casos, han de ir unidas o por el contrario todo se tambalea. Si Keith Rupert Murdoch, principal accionista de la cadena televisiva 'Sky', no apoyara de igual manera que ha demostrado desde el primero momento el manager general del equipo, Dave Brailsford, se me antoja difícil que Chris estuviera compitiendo en el Giro o incluso lo hubiera hecho en Andalucía. Más lejos de lo que muchos puedan pensar, para mí esto es un ejemplo a seguir en cualquier equipo deportivo o empresarial. Confiar en las personas en momentos en los que todo va bien, es relativamente fácil, algunos tampoco lo consiguen llevar a cabo. Pero cuando de verdad se demuestra la calidad del cemento con el que se construyen los cimientos de un equipo es en momentos complicados, en conflictos. Esto anima a todos los componentes a remar en la misma dirección, a ver la barca que se puede hundir como la suya propia.

Estamos acostumbrados a que en cuanto algo ocurre, sin haberse demostrado nada, se arroje al tripulante al mar, sin salvavidas en muchas ocasiones. Lo dejan a la deriva y los demás siguen disfrutando del crucero sobre las olas. Muchos, incluidos ciclistas, han tenido que recular en declaraciones sobre un proceso que jamás se tenía que haber filtrado hasta conocerse de manera clara y concisa su resolución. En estas primeras etapas he pensado más en la persona que hay debajo de el maillot, que en el deportista. No os podéis imaginar cómo valoro que Froome esté a 2,27 minutos del líder, Yates. Para lo que muchos puede parecer un fiasco, para mí es un síntoma de fortaleza máxima. Entrenar para una vuelta de tres semanas exigente, no solo por el recorrido, también por los largos traslados y bajo la presión a la que se está sometiendo al ciclista británico no es nada fácil. Me atrevería a decir que muchos en esa tesitura no llegarían al nivel que el líder del equipo Sky está demostrando.

Dos caídas para echar más leña

Si, además, a todo esto le sumamos la dura caída que sufrió reconociendo la crono en las calles de Jerusalén, antes de que la carrera comenzara. Otra caída subiendo Montevergine di Mercogliano, debido al firme mojado y gran velocidad con la que se ascendió… Creo que perder algo de tiempo en estas exigentes etapas es tener un resultado óptimo. Sí, no estoy loco, después de una caída todos los que las hemos sufrido sabemos cómo se te queda el cuerpo. Contracturado, con sensación de sobrecarga debido a la contracción que se produce en los músculos como señal de defensa ante la caída.

Los días de descanso son fundamentales para recuperar los daños, con todo el equipo de auxiliares que también forman parte de ese apoyo incondicional. Disfruto viendo a todos sus hombres a su servicio sin titubear. Henao, David, Poels, Kenny, Christian, Vasili o Salvatore ofreciéndole rueda y ánimo en todo momento, tal vez más que en otras ocasiones en las que no lo necesitaba tanto. También los que no se ponen maillot y culotte están a su servicio físico y emocional. Su director Nico Portal, un buen amigo que tuve como compañero de equipo, sabe lo duro que es estar en las primeras posiciones en condiciones normales, ha de imaginar como eso se complica en las condiciones de Chris.

Hace unos días, una persona que sabe mucho de ciclismo, que convive con ciclistas y con su parte más personal me dijo algo importante: “Tener más dinero no hace que seas inocente, pero te permite llegar más lejos para demostrar tu inocencia”. Yo voy a seguir disfrutando de él, porque me encantó el compromiso que demostró con la Vuelta, porque admiro cómo confía en sus datos, porque sé que es un buen compañero y porque a día de hoy no es culpable, es ciclista.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios