ENTREVISTA AL YA EXCICLISTA

La parte más humana de Contador: "A veces he pensado... me equivoqué diciendo esto"

Alberto Contador echa un vistazo al pasado para recapitular algunos de los obstáculos que ha debido superar fuera de la carretera, de su futuro y de la cantera ciclista en España

Foto: Alberto Contador en la subida del Angliru. (Foto: Twitter @albertocontador)
Alberto Contador en la subida del Angliru. (Foto: Twitter @albertocontador)

Tenía muchas ganas de hablar con Alberto Contador, de trasladar la parte más personal y humana de un ciclista que ha pasado a la historia del deporte por su palmarés y su forma de correr. Muchos son los jóvenes -y no tan jóvenes- se fijan en él, lo tienen como referente y creía importante que trasladara mensajes potentes, algunos alejados de la parte más deportiva, esa que conocemos todos.

Pregunta. Alberto, la retirada de un deportista de élite no es fácil, es dura, el que diga lo contrario me atrevo a decir que miente. Aunque esta se planifique y se decida por voluntad propia, como es tu caso, cuesta. Siempre digo que tener un proyecto de futuro ayuda a afrontar ese momento. Tu equipo de la Fundación Contador, entiendo que es magnífico para saber hacia dónde ir el día después.

Respuesta. Sí que ayuda Luis, sin duda. En mi caso el proyecto no es por necesidad, afortunadamente mi carrera ha sido buena, pero a todo deportista le da respeto ese momento. Pasas de estar 200 días fuera de casa a no saber qué va a pasar. El proyecto que hay con los distintos equipos me hace ver las cosas de otra manera.

¿Sabes Alberto? Yo creo que es un factor más emocional, en determinados casos. El propio Koby Bryant, siendo el deportista mejor pagado, se planteaba cuál sería su actividad después de dejar el baloncesto.

P. Como gregario he tenido que gestionar presión en muchas ocasiones, como líder eso se multiplica, entiendo. Ser el favorito, muchas miradas puestas en ti, expectativas, prensa… ¿difícil de gestionar?

R. Fue algo progresivo. En categorías inferiores comencé a tener buenos resultados y llegaron las primeras entrevistas. En las carreras ya salía como líder del equipo y en 2003, cuando pasé a profesional, me dieron galones desde el principio. Era líder o compartía ese rol con algún otro ciclista. Vas pasando por momentos y experiencias que te van marcando y en lo que a liderazgo se refiere, sin ninguna preparación, lo he llevado bien. Sí que es verdad que con la prensa ha habido veces en las que he pensado: me he equivocado diciendo esto, podía haberlo expresado de otra forma y a base de los años vas viendo cómo funciona este mundo. Pero fue algo progresivo y por eso ha sido más sencillo”.

P. Qué injusto, todos los humanos nos equivocamos y a veces decimos cosas de las que nos arrepentimos, pero si lo hace un personaje público se nos olvida eso, lo humano. Al deportista de élite, como es lógico, se le exige rendimiento pero la parte más personal se descuida un poco, es mi sensación. Considero que si la persona está bien, el deportista lo está, en ese orden.

R. En el deporte cuentan los resultados y en ocasiones los números. Si no consigues la victoria pero consigues hacer una Vuelta como la de este año, a nivel publicitario puedes conseguir unos resultados mejores que los que puedes conseguir ganando. Pero no cabe duda que detrás de un deportista hay una persona, una vida y una familia. El secreto está en que los manager y en un momento dado los líderes, intenten hacer que ese aspecto humano se sienta valorado por parte del deportista. En el fondo este va a trabajar para el manager o para un líder, como lo hacían mis gregarios para mí.

P. Creo que en esta Vuelta has vivido todas las emociones habidas y por haber. No sé si has descubierto algunas diferentes que no habías experimentado.

R. Bueno, la mayoría las conocía, las había vivido, pero esta vez se multiplicaron por mil. Es verdad que siempre la gente me ha reconocido el esfuerzo, me han agradecido ciertas acciones valientes que no son habituales de ver, pero este año ha sido increíble. Lancé un video anunciando que sería mi ultimo año como profesional y que la Vuelta seria la ultima carrera. Sabía que sería muy bonita y aún así ha superado mis expectativas. Siempre he vivido el cariño del público, pero esto ha sido algo diferente.

P. Tienes peques en la Escuela de Ciclismo, como los que tengo yo en la mía y creo que es fundamental lanzar mensajes a los padres para que entiendan el deporte de manera correcta.

R. Primero de todo que animen a sus hijos a que estén en el deporte, en el ciclismo, son valores buenos que te apartan de vicios insanos. Que no los profesionalicen antes de tiempo. Al final, el niño cuando practique deporte tiene que divertirse y disfrutar. Si llega a ser profesional y puede ganarse la vida así, estupendo, pero que en ningún momento dejen los estudios. A veces los padres les pueden llegar a poner una presión increíble a los peques, hay que evitarlo.

P. Las victorias en edades tempranas y las primeras apariciones en prensa, pueden cegar a algunos jóvenes, ¿qué les dirías?

R. Que disfruten con lo que hagan, sobre todo. El ciclismo es tan exigente que si no disfrutas jamás podrás ser profesional. Es un deporte saludable y cargado de valores, pero otra cosa importante es que no descuiden los estudios. Puedes ganar muchas carreras en cadetes, juveniles y luego pasar a amateur y ver que no estás hecho para esto.

P. La formación es importante se llegue o no a profesional, ha de ser un binomio con la parte deportiva.

R. Es la filosofía de la Fundación y es prioridad que los chavales estudien. Pese a que nos enfocamos también en la competición, siempre tenemos la parte académica en cuenta. Ciclistas profesionales no pueden ser todos y el estar formados es fundamental para el resto de la vida.

P. El deportista es solidario, siempre lo he creído. Estás muy involucrado en causas. Me encanta 'Bicis para la vida'.

R. En la Fundación hay diferentes actividades y esta la pusimos en marcha hace varios años. Todas las bicicletas que están aparcadas en las casas, en las terrazas, en los trasteros, sin usar… porque hay que ser consciente que hay más bicicletas que balones de futbol en las casas de los españoles, pueden llegar a ser un estorbo si no se les da utilidad. Las recogemos y llegan a nuestro almacén, ahí las reparamos, de esa manera podrán llegar a cobrar una nueva vida. En principio lo comenzamos haciendo en países de África como Marruecos… en los que estas bicis se convierten en medio de transporte indispensable para ir a por agua, trasladarse de pueblo a pueblo. Pero últimamente nos están llegando peticiones de Centros en España con pocos medios y en los que hay personas que también necesitan bicicletas. Damos una segunda vida a bicis poco usadas, para darlas a personas que las pueden usar.

P. Genial tertulia Alberto y te dejo descansar que acabas de llegar de Japón y aún te quedan compromisos.

R. Ha sido un placer.

A Alberto le echaremos de menos sobre la bici pero seguiremos disfrutando de él fomentando deporte en los peques, con su parte más solidaria y de esa manera seguirá siendo un eterno ganador.

*Luis Pasamontes fue ciclista profesional (Movistar y Caisse d'Epargne, entre otros) y ahora es mentor deportivo y conferenciante.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios