ganó 'la course', la edición femenina del tour

Van Vleuten, la ciclista que bate récords masculinos en la subida a L'Izoard

Ni Eddy Merckx consiguió escalar a tal velocidad. Sólo Barguil, actual ganador del maillot de montaña del Tour de Francia, la supera con dos minutos de diferencia.

Foto: Van Vleuten celebra su victoria en L'Izoard. (Reuters)
Van Vleuten celebra su victoria en L'Izoard. (Reuters)

Fausto Coppi y Louison Bobet intercambiaron sus victorias allí a principios de los cincuenta. El italiano vestía la hegemonía de los corredores a nivel mundial hasta que el francés decidió pulsar el interruptor en la historia del ciclismo. Incluso consiguió vestirse de lunares en la ruta de 1950 para coronar la ronda francesa dos años después. Ambos pusieron a prueba sus piernas en la Col d'Izoard. Allí, los grandes ciclistas, a dos kilómetros de la cima, suelen pasar en solitario la geografía lunar de la Casse Déserte. Ellos decidieron acompañarse para la eternidad. Los dos bustos de Coppi y Bobet colocados en la cima alpina fueron testigos de una nueva hazaña: la ciclista Annemiek van Vleuten, con 34 años, hizo el segundo mejor tiempo de la historia de los últimos cinco kilómetros de la cima mítica durante la presente edición de La Course, el Tour de Francia femenino.

La holandesa ha reventado el crono en L'Izoard. La ciclista del Orica-Scott atacó a cinco kilómetros del final de etapa y dejó a sus rivales descolgados. Gloria en Alpes que le aseguró la victoria en la crono de Marsella (se ha proclamado como la mejor escaladora y la mejor sprinter de La Course). En competición oficial sólo un ciclista supera su tiempo en los últimos cinco kilómetros. Warren Barguil, actual rey de la montaña del Tour de Francia, hizo 13:51 (en esta edición del Tour), mientras que la fémina lo completó en 15:34. El compatriota del corredor del Sunweb, Romain Bardet, tiene la segunda mejor marca masculina, pero no la logró en esta edición, sino que lo completó el pasado 14 de junio durante un entrenamiento.

Los últimos cinco kilómetros de L'Izoard tienen un 8% de desnivel de ascensión media. Eso sí, algunas rampas alcanzan el 18% con un desnivel acumulado total de 377 metros. Sus registros globales de la etapa, en los dos últimos kilómetros de la subida y en los siete finales de ascensión, hacen que Van Vleuten se cuele entre los 20 mejores del ranking mundial. Su tiempo en los últimos siete kilómetros de subida fue de 27:16, lejos de los 22 minutos marcados por Romain Bardet en la aplicación strava, en la que los corredores comparten sus tiempos en ruta. En los últimos dos kilómetros desde la Casse Déserte, la holandesa se quedó a 1:24 de batir el récord del francés. Ni Eddy Merckx consiguió mejor tiempo que la corredora.

Van Vleuten durante una carrera. (EFE)
Van Vleuten durante una carrera. (EFE)

Superación tras caerse en Río 16

Van Vleuten ya sabe lo que es ganar varias etapas del Giro Rosa. Además, es la actual ganadora en el campeonato de Holanda, que también ganó en 2016. En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro tuvo que abandonar tras una grave caída. La favorita en Brasil se escapó en un descenso que conformaba los últimos kilómetros de la prueba olímpica. La holandesa midió mal, dio una voltereta y se golpeó la cabeza en una escalofriante caída. Conmoción cerebral de gravedad y tres vértebras microfracturadas fue el diagnóstico que la envió a la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos). Recuperación relámpago que ha pasado desapercibida: “La escasa visibilidad en televisión y la ausencia de publicidad asfixian a un deporte que reclama su lugar”, afirmó Dori Ruano en una conversación con 'Estrella Digital'.

Ahora, la UCI (Unión de Ciclistas Internacional) comienza a apostar por el ciclismo femenino y se están organizando carreras 'World Tour' como se hacen a nivel masculino. Es el caso mismo de La Course, o el Tour de Flandes y la Flecha Valona. Sin embargo, para la campeona del mundial en pista de 1997 no es suficiente: “Se ha creado las mismas nomenclaturas y carreras, pero la realidad es otra”. La edición femenina del Tour de este año ha sido inédita. Las tres ediciones anteriores de La Course tuvieron lugar el último domingo del Toyr de Francia, con una persecución en los Campos Elíseos, por lo que este nuevo formato con montaña y crono evidencia una innovación en el ciclismo femenino.

Lizzie Deignan, principal rival de Van Vleuten, también se ha pronunciado al respecto tras la prueba francesa y asegura que se sorprendió del ambiente: “Disfruté de las multitudes, no es algo que recibimos con tanta frecuencia”. Sin embargo, la británica afirmó que aún no se cumplían todos los requisitos para equilibrar el ciclismo femenino. “Es necesario que haya cambios en el ciclismo moderno, hay que darle algo nuevo al consumidor”, sentenció la campeona de su país.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios