fue noveno en la general del tour de francia

El desgaste psicológico de Alberto Contador tras el Tour de Francia: su adiós al ciclismo

El corredor, bajo de moral, ya dijo querer un descanso para meditar volver a la ronda francesa. Ahora confirma su presencia en La Vuelta a España, su última carrera como ciclista profesional

Foto: Alberto Contador sonríe tras serle otorgado el premio a la combatividad en la etapa 13 del Tour de Francia. (EFE)
Alberto Contador sonríe tras serle otorgado el premio a la combatividad en la etapa 13 del Tour de Francia. (EFE)

“Hay victorias de las que no me acuerdo, pero no olvidaré nunca las etapas en las que he hecho disfrutar a la gente aunque no las haya ganado”. El estilo que más representa el pedaleo de Alberto Contador. El ganador de las tres grandes vueltas pasará a las historia de las hemerotecas por su impulsivo pedaleo cuando decidía apretar los dientes. Ataques que han definido su su manera de competir, aunque en muchas ocasiones se tuvo que conformar usar los prismáticos para mirar al podio. Como en esta edición del Tour de Francia, con menos filosofía que corazón. Por ello, se tomó un descanso para decidir si ha sido su último año en tierras francesas. Y así ha sido. El ciclista español ha anunciado este lunes 7 de agosto su retirada cuando acabe la próxima Vuelta a España. Tanto desgaste psicológico le ha pasado factura. De las bravuconadas sobre el asfalto, a tensar la cuerda sobre su futuro.

“Alberto está muy disgustado”, dijo su hermano Fran Contador tras sus repentina caída en la novena etapa de la que el madrileño salió “más lastimado mental que físicamente". “Puede que sí, puede que no”, Contador no desveló nada entonces sobre su futuro. La decisión tenía que esperar y desde su entorno también preferían descansar: “Lo que se tenía que decir, está dicho”. Dicho entorno, en una charla con El Confidencial, optó por no entrar en valorar el estado psicológico de Contador tras haber firmado un Tour discreto pese a sus expectativas previas. Se cayó en cuatro ocasiones. Situación que desgastó su maillot y moral en un Tour que preparó al “milímetro” y para el que se sacrificó “más que nunca”.

Contador, sin alegrías en Francia

Ahora, tocaba “replantearse las cosas y buscar objetivos”, afirmó Contador, que se subió dos veces al podio francés como ciclista más combativo. Él mismo admite no haber cumplido los objetivos iniciales al haber terminado noveno en la que finalmente fue su última visita a París. Sin embargo, se siente “orgulloso de haberlo dado todo”. Lo demostró en dos de sus pocos destellos en este Tour. Y donde más le gusta: montaña. En los Pirineos, camino de Foix, se turnó en la escapada con el que puede iluminar el relevo generacional español, Mikel Landa. “Alberto me abrió los ojos”, dijo el alavés después de que se turnasen durante la escalada.

La etapa fue para Barguil, aunque el de Pinto mantuvo la esperanza: “Venga Mikel, que vamos a hacer algo grande”, le insistió a Landa, que luego tuvo que enfrentarse a la reprimenda de Nicolas Portal. El mánager del Sky se lo recordó: “Eres gregario de Froome”. El español se ha quedado a un segundo del podio en París. “De haber tenido más libertad hubiese disfrutado de más posibilidades”, reflexionó Contador sobre el talento de Mikel. Con 27 años, “con piernas, pero sin galones” tendrá que elegir entre talonario y gregario, o humildad y liderato.

Alberto Contador celebra su título de corredor más combativo de la etapa 17. (EFE)
Alberto Contador celebra su título de corredor más combativo de la etapa 17. (EFE)

Última Vuelta

El de Pinto también era duda para la Vuelta de España que comenzará el próximo 19 de agosto. Froome sí estará. El que cogió el relevo internacional de Contador ya tiene su póker en el Tour de Francia, con doble sello histórico: esta vez no ha ganado etapa. El keniano, “justo vencedor” para Contador, se impuso a Rigoberto Urán y a Romain Bardet en la general. Un desaparecido Nairo, por su parte, conformó otras de las partes más negativas de este Tour algo descafeinado.

Eso sí, su afición no desiste y apoya al corredor de 34 años en su camino hacia la retirada. “De alguna forma quiero devolver lo mucho que me ha dado el ciclismo”, llegó a afirmar Alberto antes del Tour. Y es que aún sigue teniendo gancho entre los aficionados que recuerdan con anhelo sus grandes conquistas en el ciclismo internacional. Contador se confirma como el corredor español con más seguidores en redes sociales y el más pujado por los patrocinadores. Devoción que también se ha confirmado sobre el asfalto. En Marsella, durante la última crono, fue ovacionado en la salida: “No he logrado los objetivos que preparé, pero el calor del público para mí es un reconocimiento, como un homenaje”, agradeció el ciclista

La Croix de Fer fue la última gran alegría para Alberto Contador. Récord en la escalada que luego pagó en el Galibier. ¿Puede ser la última hazaña del madrileño en los Alpes? ¿O su duda de abandonar la ronda francesa forma parte de su estilo? Revolucionar el pelotón es su especialidad y ahora su personalidad deportiva la extrapola a lo personal. “Lo que queda es mirar para adelante, descansar y volver a empezar”, sentenció el madrileño.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios