perdió tiempo en la etapa de este sábado

Las señales contradictorias de Chris Froome a tres semanas del Tour de Francia

Una de las grandes incógnitas a tres semanas del comienzo del Tour de Francia es saber cuál es el verdadero estado de forma de Chris Froome,

Foto: Chris Froome, en el centro de la imagen, durante la 7ª etapa del Criterium du Dauphine disputada este sábado. (AFP)
Chris Froome, en el centro de la imagen, durante la 7ª etapa del Criterium du Dauphine disputada este sábado. (AFP)

Una de las grandes incógnitas a tres semanas del comienzo del Tour de Francia es saber cuál es el verdadero estado de forma de Chris Froome, gran favorito para conseguir el 23 de julio en París su cuarto triunfo en la carrera francesa. ¿Es el que mostró este viernes en el Mont du Chat, donde se agarró a la rueda de Richie Porte, el corredor más fuerte del Criterium du Dauphine, y descolgó a Contador y Valverde para lanzarse luego a un descenso vertiginoso? ¿O es el de la etapa de este sábado, en la que perdió tiempo con casi todos sus rivales?

En este Dauphine, Froome está dando una de cal y otra de arena. Antes de la etapa de Mont du Chat, en la que acabó tercero tras pagar su ansiedad en los últimos kilómetros, según reconoció él mismo, ya había realizado una mala contrarreloj, para lo que está acostumbrado. En la etapa, de 23,5 km practicamente planos, acabó octavo a más de medio minuto de Porte y por detrás de rivales menos potentes en la disciplina a los que ha superado en muchas ocasiones.

Este sábado, la penúltima etapa de Dauphine acabó en las rampas de Alpe d'Huez, aunque por la vertiente del Col de la Sarenne. Allí, Froome no solo no pudo seguir la rueda de Porte, tampoco la de Valverde o Contador, a los que un día antes había dejado atrás. "Creo que aún tengo trabajo que hacer, pero las cosas van en la buena dirección", habría dicho tras la etapa del viernes. Creo que la subido de hoy muestra que estoy en camino para julio. Es bueno saber que estoy cerca de Richie (Porte), el escalador más fuerte en este momento". Todas las buenas sensaciones de esa etapa desaparecieron.

Siempre gana Dauphine antes del Tour

Como Froome, Contador también tiene trabajo por delante para llegar en la forma ideal al Tour de Francia, carrera que no gana desde 2009. El madrileño afirma que su preparación en el Dauphine está siendo perfecta y no oculta que está guardándose para el Tour. En el caso de Froome, si está o no regulando solo lo sabe él, pero su trayectoria invita a pensar que no está como otros años a estas alturas.

¿Será el de 2017 el Tour de Francia de Richie Porte? (AFP)
¿Será el de 2017 el Tour de Francia de Richie Porte? (AFP)

Cada victoria suya en el Tour de Francia (2013, 2015 y 2016) vino precedida de un triunfo en el Criterium du Dauphine. El año pasado se impuso en la llegada en alto a Vaujany y aventajó en 12 segundos a Bardet en la general. Un año antes se había llevado el triunfo tras ganar las dos últimas etapas de montaña y desbancar a Van Garderen del liderato. Y en 2013 consiguió su triunfo más claro tras aventajar a Porte, por entonces su compañero en el Sky, en casi un minuto.

El australiano, candidato a una gran vuelta desde que salió del Sky en 2015, es ahora mismo el corredor más fuerte y se perfila como el principal rival de Froome. Este domingo tiene la oportunidad de conseguir su primera victoria en la carrera francesa, que termina con una etapa de alta montaña con final en Plateau de Solaison, un puerto fuera de categoría. Sería su cuarto triunfo en una vuelta por etapas, tras ganar dos veces la París-Niza (2013 y 2015) y una el Tour de Romandía (2017).

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios