cuarto triunfo consecutivo

Alejandro Valverde arrasa de nuevo en Huy y gana su quinta Flecha Valona

El murciano volvió a demostrar que no hay carrera que se le dé también que la Flecha Valona. El ciclista de Movistar ha ganado la clásica belga cinco veces, cuatro de ellas de manera consecutiva

Foto: Alejandro Valverde entra destacado en la meta de la Flecha Valona. (EFE)
Alejandro Valverde entra destacado en la meta de la Flecha Valona. (EFE)

Huy es un municipio de la región de las Ardenas situado cerca de Lieja, en la zona valona de Bélgica, pero bien podría estar en Murcia por la facilidad con la que Alejandro Valverde se mueve por su muro, punto final de la Flecha Valona. El ciclista español ganó este miércoles la prueba por quinta vez con una exhibición en la última subida, en la que mostró una superioridad aplastante, casi grotesca.

En el ciclismo contemporáneo hay pocas certezas. Y entre ellas, ninguna como la de Valverde en la Flecha Valona. Ningún otro corredor ha dominado en el último lustro una carrera como ha hecho el español en la prueba central del Tríptico de las Ardenas (que abrió la Amstel Gold Race hace tres días y cerrará la Lieja-Bastoña-Lieja el próximo domingo), último tramo de la temporada de clásicas. Valverde siempre ha preferido pasar la primavera en España, compitiendo en carreras de una semana, en vez de batirse con los mejores clasocómanos en el pavés y las cotas, pero con las Ardenas no perdona. Y con la Flecha Valona, menos.

"Le tengo cogida la medida"

Allí ha ganado los últimos cuatro años, a lo que se suma otro triunfo en 2006 y un segundo puesto en 2007. "Confiaza, fuerza y un gran equipo detrás", explicó el del Movistar cuando le preguntaron por las claves de su triunfo. "Estábamos convencidos de que podíamos ganar y el equipo ha estado trabajando desde el kilómetro cero para llegar juntos al final. Ganar es muy complicado porque solo lo hace uno, pero la verdad es que es una carrera a la que le tengo cogida la medida",

Como cada año, la carrera se decidió en la última de las tres ascensiones al Muro de Huy, una subida de 1,3 km y un desnivel medio de 9,6%. El terreno ideal para el español, que no dio opción a ninguno de sus rivales. Tuvo tiempo de deleitarse y celebrar su victoria haciendo el gesto del arquero. Tras cruzar la meta lo cambió por una 'manita' que recordaba a todos que ha ganado allí cinco veces, dos más que ningún otro ciclista.

Décima victoria de la temporada

Llegar a la base de Huy con Valverde a rueda es firmar tu sentencia de muerte. Nadie se mueve mejor en las rampas de la clásica valona. En la edición de este año, el luxemburgués Bob Jungels estuvo a punto de evitarlo, pero los 25 segundos con los que empezó la ascensión fueron insuficientes. Llegó a tener unos 50 de ventaja a menos de 10 km para el final, tras atacar desde el pelotón, alcanzar al italiano De Marchi y descolgarlo. Pero en cuanto atrás apretaron el acelerador, sus opciones de victorias cayeron en picado.

En Huy, Valverde se comportó como el dueño y señor de la carrera. Se dejó guiar por Dani Moreno en el tramo final de la caza a Jungels, saltó al ataque del francés Gaudu y remató con mucho poderío. Segundo fue el irlandés Martin y tercero, el belga Teuns. "Estoy en una gran condición fisica y hay que aprovecharla", declaró. Es su décima victoria de la temporada: ha ganado las generales de la Vuelta a Murcia, la Vuelta a Andalucía (y una etapa), la Vuelta a Cataluña (tres etapas), la Vuelta al País Vasco (una etapa) y ahora la Flecha Valona. Y todo con casi 37 años. "Naturaleza", contestó cuando le perguntaron el origen de su forma física.

Alejandro Valverde posa en el podio con el trofeo de su quinta Flecha Valona. (EFE)
Alejandro Valverde posa en el podio con el trofeo de su quinta Flecha Valona. (EFE)

España se luce en la clásica belga

"El año próxima venimos otra vez", dijo Valverde, que peleará entonces por su sexta victoria. Sería la séptima consecutiva del ciclismo español en Huy, pues allí ganaron también Dani Moreno en 2013 y Joaquim Rodríguez en 2012. El dominio de España en la carrera es abrumador. De las últimas 15 ediciones, desde 2003, cuando ganó Igors Astarloa, ocho han sido ganadas por ciclistas españoles.

A Valverde le queda un último objetivo antes de abandonar Bélgica en 2017 y centrarse en las grandes vueltas: la Lieja-Bastoña-Lieja. El otro Monumento belga es una carrera que también se le da muy bien al ciclista español. La ganó en 2006, 2008 y 2015, fue segundo en 2007 y 2014 y tercero 2013. En 2006 y 2015, además, firmó un doblete con la Flecha Valona (en 2015 casi firma un triplete, pues fue segundo en la Amstel). El próximo domingo intentará levantar los brazos de nuevo en la centenaria carrera.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios