mensajes cruzados de los líderes y el director

El error de Nairo que no entendió Valverde

Froome ganó en Bagnères-de-Luchon por su pericia en el descenso y por un error de Nairo Quintana que se encargaron de destacar tanto su compañero Valverde como su director Unzué

Foto: Valverde y Quintana, con Froome entre medias (Yoan Valat/EFE/EPA).
Valverde y Quintana, con Froome entre medias (Yoan Valat/EFE/EPA).

Froome ganó en Bagnères-de-Luchon. Ahí, a tiro de piedra del Aneto, Christopher logró muchas cosas, más de las que se evidencian con un simple vistazo. Sumó una gran victoria, muy inesperada por la insólita manera en la que la obtuvo, con ella se puso líder, lo cual ya supone que todos los que quieran vestirse de amarillo en París tienen que empezar a remar a contracorriente, y de esto no se suelen obtener resultados. Eso es lo que consiguió objetivamente. De forma subjetiva, obtuvo una pequeña reyerta en la casa del enemigo directo. Por su argucia sorprendente, ha descompuesto al Movistar Team y sus líderes. 

En este vídeo que ofrecen los compañeros de 'Eurosport UK' se aprecia claramente el momento en que Froome acelera en el descenso del Peyresourde. Entra el primero bajo la pancarta y a los pocos segundos arranca ya sin freno hacia la victoria final. Su acción es inmejorable, perfecta por la ejecución y por lo imprevista que resulta. Por detrás, algo más de una decena de corredores se queda petrificada, sin reacción alguna. Se ve a Nairo Quintana agarrando un bidón ofrecido por uno de los masajistas de Movistar antes del salto de Froome, y cuando este se produce, mira hacia atrás constantemente, buscando algo que no encuentra finalmente.

Así lo explica el colombiano: "Agarré un bidón de agua para refrescarme y Froome aprovechó la oportunidad para lanzarse para abajo. Nos hemos descuidado un momento y nos ha picado un tiempo considerable". Sin embargo, pese a esas afirmaciones, se puede ver que Froome ataca después de que Nairo coja ese bidón y que, en cuanto se da cuenta, lo tira. Pese a esa, en principio, rápida reacción, no la completa yendo en persecución del keniata, sino que deja de pedalear mientras gira la cabeza hacia atrás. "Estaba esperando a alguien para ayudarme, pero nadie ha llegado y eso me ha retrasado un poco", indicó Quintana.

Esa frase es una clara alusión a su compañero de equipo y, en teoría y en práctica gregario, Alejandro Valverde, que estaba en esa grupeta con los favoritos. Nairo quería que Valverde pasase al frente del grupo para liderar la caza de Froome, pero la llegada del murciano no fue inmediata. Valverde entendió que no tenía por qué hacer eso. "Yo dejé a Nairo a rueda de Froome", dijo. "Lo que no entiendo [es] cómo se ha quedado ahí siendo para abajo. Yo he hecho todo lo que he podido, la rueda que había que seguir era la de Froome".

Pero Valverde entendió su responsabilidad, como siempre ha hecho, y nada más comprobar la situación tan lamentable en la que se podían encontrar tanto él como su líder, acudió a intentar minimizar daños. "Cuando hemos pasado la primera curva ya me he tirado para delante con todo lo que podía hasta meta". Y claro, su voluntariedad no se vio correspondida por los demás. "Se han puesto a colaborar cuando era tarde. Todos quieren ganar el Tour pero siempre tiramos los mismos", dijo. Fueron los corredores del BMC, Richie Porte y Tejay van Garderen, los que le dieron posteriormente el relevo sin conseguir finalmente alcanzar a Froome. Quintana se lo reconoció: "Alejando se ha puesto a tope pero no ha sido suficiente".

Quintana, en el pelotón. (Yoan Valat/EFE/EPA)
Quintana, en el pelotón. (Yoan Valat/EFE/EPA)

"En el Tour no se pueden hacer concesiones"

Con estas declaraciones de los dos líderes de Movistar, la guerra civil en el equipo español estaba abierta. Para que no fuera a más, el director deportivo, Eusebio Unzué, quiso salir a aclarar lo sucedido y, si podía, apagar de alguna manera el incendio. Sin embargo, sí quiso señalar que fue un error de Quintana. "No esperábamos el ataque de Froome en el descenso, pero lo cierto es que Nairo no ha sido capaz de reaccionar al salto de su rival", dijo, a lo que añadió que este fallo le servirá al colombiano para que se dé cuenta de que "en el Tour no se pueden hacer concesiones". "Sabe que a su principal rival no le puede dejar ni un centímetro, y quizá se ha excedido de confianza, pensando que lo podría cazar", añadió en declaraciones a Radio Marca.

Quiso, de todas maneras, excusar a Quintana. "Ha ido de manera normal a refrescarse, porque estábamos subiendo a 34 grados. Pero todo ha sido muy natural y se debe hacer hincapié en la valentía de Froome. Es solo un mensaje para que estemos mucho más alerta, porque de repente nos ha atacado para abajo". Además, tuvo palabras para el esfuerzo de Valverde. "Qué le vas a hacer. A veces nuestro sentido de la responsabilidad nos lleva a hacer cosas exageradas. Es lo que tiene ser uno de los favoritos", y reconoció que el resto de corredores que iban con Alejandro renunciaron "voluntariamente a la victoria de etapa".

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios