mantuvo la ventaja que consiguió en el prólogo

Bouhanni gana el primer sprint del Dauphiné y Contador mantiene el liderato

El 'sprinter' francés consiguió su octava victoria de la temporada y la celebró con una homenaje a Muhammad Ali. Contador mantiene la ventaja conseguida en la cronoescalada del prólogo

Foto: Bouhanni homenajeó a Muhammad Ali (ASO/A.Broadway)
Bouhanni homenajeó a Muhammad Ali (ASO/A.Broadway)

Con los puños al aire, en homenaje a Muhammad Ali, recientemente fallecido, celebró el francés Nacer Bouhanni (Cofidis) su victoria en la primera etapa en línea del Dauphiné, entre Cluses y Saint-Vulbas, de 186 kilómetros, en la que el español Alberto Contador (Tinkoff) retuvo el maillot de líder.

Bouhanni, 'El boxeador' que también se entrena en el cuadrilátero, se acordó de Ali al cruzar la línea de meta como triunfador. Así lo tenía planeado y salió bien. Bailó a sus rivales por velocidad, como hacía bailando el campeón de los pesos pesados. Un premio al trabajo del Cofidis, que buscó la etapa con ahínco. Y se la dio el corredor de origen argelino, que firmó la octava victoria de la temporada adelantando al belga Jens Debusschere (Lotto Soudal) y al irlandés Sam Bennet (Bora).

Entre los favoritos, mucha lucha al final por estar delante, pero de la general. Se mantuvo como líder Contador, con 6 segundos de ventaja sobre el australiano Richie Porte (BMC) y 13 sobre el británico Chris Froome (Sky). Con 13 kilómetros por delante, Contador puso a sus hombres en cabeza. El español no quiere sustos y sus gregarios le pusieron a buen recaudo en espera de que se desatara la locura del esprint. El Sky de Froome atento en medio de un ritmo elevado que puso en apuros al pelotón, a punto de romperse. Mandíbulas apretadas. No dio el brazo a torcer el Tinkoff. El Sky al marcaje, Contador y Froome delante, como si quisieran disputar el esprint. A dos de meta, los hombres del líder se echaron a un lado, no así Froome, tercero en la entrada del último kilómetro.

[Contador ya ha olvidado la idea de la retirada]

Cofidis volvió a tomar el mando, pero en la recta de meta, a la hora de le verdad, todo el mundo atacó, de lejos, con frenesí, pero apareció la figura de Bouhanni, que adelantó como un obús para lograr el objetivo, que no era otro que "echar unos guantes" como su ídolo, el mítico Muhammad Alí. Ganó por K.O. Este martes se disputa la segunda etapa, entre Creches sus Saone Chalmazel y Jeansagniére, de 167,5 kilómetros.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios