gran superioridad en la meta de benevento

André Greipel mantiene el acento alemán en los 'sprint' del Giro de Italia

El 'sprinter' del Lotto-Soudal arrasó en la llegada de masiva de Benevento. La etapa acabó sin cambios en la clasiificación general, que sigue liderada por Tom Dumoulin

Foto: Greipel no tuvo rival en la llegada (Matteo Bazzi/EFE)
Greipel no tuvo rival en la llegada (Matteo Bazzi/EFE)

André Greipel (Lotto-Soudal) cogió el relevo de Marcel Kittel y se impuso con absoluta superioridad en la quinta etapa del Giro de Italia disputada entre Praia a Mare y Benevento, de 233 kilómetros, en la que el holandés Tom Dumoulin (Giant) retuvo la maglia rosa de líder.

En una exhibición de potencia, el ciclista de Rostock (Alemania) lanzó el esprínt de lejos y no obtuvo respuesta de sus rivales, que vieron cómo 'Popeye' levantaba los brazos con un tiempo de 6h40.35, por delante del francés Arnaud Démare (Francaise) y del italiano Sonny Colbrelli (Bardiani).

El español Amets Txurruka (Orica GreenEDGE) fue uno de los protagonistas de la jornada al meterse en la escapada inicial que animó la segunda etapa más larga de la presente edición junto a los rusos Brutt (Tinkoff) y Foliforov (Gazprom) y el italiano Oss (BMC), una aventura arriesgada en un recorrido 'rompepiernas', maratoniano, que tan solo daba tregua en los últimos 30 kilómetros de perfil llano.

A mitad de carrera ya se había bajado de la bicicleta el español Omar Fraile (Dimension), tocado por las lesiones que le produjo una caída el pasado martes. El rey de la montaña de la Vuelta 2015 no tuvo suerte en su debut en el Giro de Italia.

No hubo tregua en el gran grupo y a medida que se acercaba la meta de Benevento los escapados veían cómo se reducía la renta, hasta que fueron alcanzados a siete kilómetros del final. El trabajo del Lotto Soudal de Greipel obtuvo su recompensa. Comenzaba otra etapa. Solo restaba el aliciente de un pequeño tramo de pavé con una ligera subida del 3,7 por ciento a un kilómetro de la línea de meta, que no supuso un obstáculo para los velocistas. Perseveró el Lotto tirando del grupo, incluso con Greipel en primera línea. Volaba el pelotón en bajada, con curvas peligrosas.

Una caída en la última curva dejó solo a Greipel, pero no le importó al 'gorila', quien se buscó la vida en la recta de meta. Atacó de muy lejos, con potencia, inabordable, directo a la victoria. Una exhibición espectacular del alemán. La cuarta de la temporada tras lograr dos en la Vuelta a Mallorca y una en la Vuelta a Turquía.

Este jueves se disputa la sexta etapa con el aliciente de la primera llegada en alto, por lo que aparecerán cara a cara los favoritos. El trayecto de 157 kilómetros sale de Ponte y tiene la meta en el Alto de Roccaraso, un puerto de segunda categoría con rampas suficientes para que se produzca la primera gran batalla de la presente edición. 

En la general no hubo cambios y Tom Dumoulin retuvo la maglia rosa, con 16 segundos de ventaja sobre el luxemburgués Bob Jungels (Trek) y 20 respecto a Diego Ulissi (Lampre), vencedor en la etapa del martes. Los favoritos afrontarán la primera etapa con final en alto en un pañuelo. Vincenzo Nibali es sexto y Alejandro Valverde es séptimo a un segundo.

Ciclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios