Hayman alcanza la gloria a los 37 años y le roba la quinta Roubaix a Boonen
  1. Deportes
  2. Ciclismo
imanol erviti fue 9º y completa una gran semana

Hayman alcanza la gloria a los 37 años y le roba la quinta Roubaix a Boonen

El australiano releva a John Degenkolb, ausente por lesión, como nuevo campeón del infierno del Norte, después de 257,5 kilómetros hasta la icónica llegada al velódromo

Mathew Hayman se ha impuesto contra todo pronóstico este domingo en la clásica París-Roubaix, tercer 'Monumento' de la temporada, en una cita en la que impidió la quinta victoria en la prueba de Tom Boonen, que luchó por el triunfo al sprint. De esta manera, el oceánico releva al alemán John Degenkolb, ausente por lesión, como nuevo campeón del 'infierno del Norte', después de 257,5 kilómetros hasta la icónica llegada al velódromo de Roubaix y tras 27 tramos de pavé.

Hayman inició la escapada en solitario a falta de más de 75 kilómetros para la meta, una aventura que duraría muy poco. Por detrás marchaba un nutrido grupo de hasta diez ciclistas, entre los que se encontraba Imanol Erviti, a 20 segundos. Volvió a entrar en el top-ten una semana después de ser séptimo en el Tour de Flandes.

Un poco más rezagado, a 40 segundos, el Etixx-Quick Step tiraba de un grupo de corredores con uno de sus hombres, el belga Tom Boonen, que buscaba su quinta victoria en la clásica francesa. A poco más de un minuto, el campeón del mundo Peter Sagan y Fabian Cancellara buscaban la oportunidad para alcanzar la cabeza.

Solo diez kilómetros duró la fuga de Hayman, que fue cazado por el grupo de Boonen después de fusionarse con los perseguidores. La noticia llegaba a Cancellara, que arrancó con el objetivo de que el belga no se escapase. Le siguió Sagan, dispuesto a lograr su segundo 'Monumento' tras triunfar la semana pasada en el Tour de Flandes.

Así, el grupo de los Sky -que sufrieron dos caídas en los últimos 50 kilómetros-, Boonen y Erviti reducía su renta respecto a helvético y el eslovaco a solo 32 segundos. Sin embargo, a falta de 46 kilómetros Cancellara se quedaba fuera de la lucha por su cuarta París-Roubaix al sufrir una caída que supo esquivar hábilmente, con un caballito, Sagan. El percance lastró a ambos; Sagan bajó el ritmo y se quedaba a un minuto, mientras que Cancellara estaba a 2:45. Las opciones del eslovaco de volver a ganar con el maillot arcoiris se iban esfumando con el paso de los kilómetros.

Fue en la llegada a Carrefour de l'Arbre cuando el grupo comenzó a romperse. El británico Ian Stannard partió lo partió y Sep Vanmarcke lo aprovechó para escaparse a falta de 15 kilómetros, aunque varios corredores arrancaron tras él. Así, se formó un grupo de cinco que lucharía por la victoria: Boonnen, Vanmarcke, Edvald Boasson Hagen, Stannard y Hayman.

Hayman y Boonen se adelantaron en los últimos cuatro kilómetros, dándose relevos en el último tramo adoquinado. Vanmarcke se unió a ellos en la llegada al velódromo y los otros dos se acoplaron ya dentro del recinto. Allí, tras una vuelta, Hayman, a los 37 años, dio la sorpresa e impidió al sprint que Boonen entrase en la historia con su quinto título. Stannard completó el podio del 'infierno del Norte', mientras que el navarro Erviti logró meterse en el 'Top 10' de la cita con una novena posición.

El redactor recomienda