"estaba agarrado subiendo, es asqueroso"

Varios ciclistas denuncian que Demare ganó la Milán-San Remo tras ser remolcado

"Demare nos ha sobrepasado en salida a 80 km/h, algo nunca visto. Demare estaba agarrado a la derecha del coche de equipo, una asquerosidad", dijo el italiano Eros Capecchi

Foto: Demare levanta los brazos al cruzar la meta (EFE/EPA/LUCA ZENNARO).
Demare levanta los brazos al cruzar la meta (EFE/EPA/LUCA ZENNARO).

En el podio de San Remo, Arnaud Demare no se podía creer que él fuera el protagonista. No es uno de los habituales en este tipo de eventos. Nadie le esperaba celebrando la victoria de una de las más grandes clásicas del ciclismo mundial, la Milán-San Remo. Y muchísimo menos después de verse envuelto en una caída masiva a falta de poco más de 30 kilómetros para la llegada. Recuperó todo el espacio perdido y fue el primero en levantar los brazos. Pero no es todo alegría en su victoria: varios ciclistas denunciaron nada más acabar la carrera que Demare se ayudó del coche de su equipo para superar una de las últimas subidas, en la que, supuestamente, habría superado a varios corredores a gran velocidad. Sería algo similar a lo que provocó la expulsión de Vincenzo Nibali de la pasada Vuelta a España.

"Antes de la Cipressa -la susodicha subida-, Demare estaba fuera de la lucha. En la subida, nos ha superado al doble de velocidad cogido a su coche de equipo. No he visto si lo hacía de la ventanilla o de un bidón. Luego en el sprint ha ido muy fuerte, pero sin esa ayuda, al sprint no habría llegado jamás", dijo nada más terminar Matteo Tosatto, del Tinkoff, en declaraciones recogidas por 'La Gazzetta dello Sport'. "Una cosa así, hecha con tan poco pudor, no la había visto nunca", añade, además de reafirmarse al recordar que había "otros corredores" y y cree que "lo han visto también ellos".

Pero la voz de Tosatto, que evidentemente podría ser interesada, fue confirmada por más corredores de otros equipos. Por ejemplo, el italiano Eros Capecchi, del Astana, apoyó la versión de Tosatto: "Demare nos ha sobrepasado en salida a 80 kilómetros por hora, algo nunca visto. Yo iba a rueda de Tosatto y lo he visto todo muy bien. Demare estaba agarrado a la derecha del coche de equipo, una asquerosidad", dijo Capecchi. Para que se aprecie que no ha existido un complot entre ambos ciclistas, vale decir que Capecchi y Tosatto no hablaron después de la llegada y que sus respectivos autobuses estaban distanciados.

"Les duele que un francés gane"

Por supuesto, después de todas estas acusaciones, se produjeron las debidas alegaciones ante el juez de carrera, pero existe un gran problema: no hay pruebas gráficas de la acción de Demare, por lo que no se puede presentar nada para demostrar que es cierto. Lo único que podría poner un poco de luz son los datos de su GPS, que el propio ciclista parisino suele compartir en una conocida red social de deportistas. Los compartió. Demare salió a la defensiva, pero atacando: "He oído hablar de esta pequeña polémica. No me debo justificar, pero he compartido mis datos y no hay velocidades de 80 km/h. He ganado a golpe de pedales. Hay algunos que tienen mal perder. Si me hubiera cogido al coche me habrían sancionado, como a Nibali en la Vuelta. No habría arriesgado mi primer gran triunfo por esto. La verdad es que estos italianos (Tosatto y Capecchi) estaban dolidos porque un joven francés ha ganado en vía Roma". 

Demare, con el trofeo en el podio (EFE/EPA/LUCA ZENNARO).
Demare, con el trofeo en el podio (EFE/EPA/LUCA ZENNARO).

Por su parte, el director deportivo de la Français des Jeus (FdJ), Frédéric Guesdon, asegura que no han hecho "trampas". "Estaba con Arnaud en la subida de Cipressa simplemente porque estaba en la cola de coches después de la caída. En cierto momento, ha cogido un bidón, pero no podría haberlo remolcado a 80 kilómetros por hora cuando estábamos en la cola. Estábamos muy pegados todos los coches". Además, asegura que podría presentar sin problemas los datos del GPS del ciclista para demostrar la buena fe y que no ha cambiado de bici después de la caída.

Los favoritos no tuvieron opciones

Demare, que invirtió un crono de 6 horas y 54 minutos, precedió al inglés Ben Swift (Sky) y al belga Jurgen Roelandts (LTS), que acabaron segundo y tercero, respectivamente. La victoria contra pronóstico de Demare se fraguó en los últimos 300 metros, cuando, tras el ascenso, la única dificultad notable de la carrera, con cima ubicada a unos 3 kilómetros de la línea de meta, hizo suyo el esprint final. Una caída del colombiano Fernando Gaviria en los últimos metros, con Sagan que se quedó ralentizado, condicionó la llegada, de lo que se aprovechó Demare. Nibali y Valverde se habían quedado ya muy atrás en el pelotón.       

La carrera, que hacía tiempo que no gozaba de condiciones de tiempo tan favorables, se vio precedida por una pequeña modificación en su trazado. Un desprendimiento de tierras en la zona de Arenzano (Génova), que esta mañana ha provocado dos heridos y afectado a tres coches aparcados, ha causado el cierre de la carretera por la que debían pasar los corredores. El desprendimiento se produjo en la Vía Aurelia, la carretera que debería haber llevado a los corredores hasta el final de la "classicissima" de primavera en San Remo. El imprevisto provocó la desviación de la carrera, que pasará por la autopista entre Génova Voltri y Arenzano.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios