el ciclista británico se defiende

Armstrong entra en acción y siembra la duda del dopaje sobre Chris Froome

“Claramente, Froome/Porte/Sky han sido muy fuertes en esta etapa. ¿Demasiado fuertes para estar limpios? No me pregunten a mí, no tengo pruebas”, escribió el ex ciclista norteamericano

Foto: Froome fue muy superior a sus rivales (Reuters)
Froome fue muy superior a sus rivales (Reuters)

El que faltaba entró en acción instantes después de la exhibición de Chris Froome en la primera etapa en la que la carretera se empinó de verdad en el Tour de Francia. Lance Armstrong empleó su cuenta de Twitter para embarrar el campo y sembrar de dudas el incontestable triunfo de Froome. El ídolo caído, el ciclista que acabó reconociendo que su carrera deportiva fue una mentira, con una simple frase ensució la etapa ganada por el británico.

En un somero análisis realizado con unos cuantos y escuetos tuits, Armstrong soltó lo siguiente en el primero: “Claramente, Froome/Porte/Sky han sido muy fuertes. ¿Demasiado fuertes para estar limpios? No me pregunten a mí, no tengo pruebas”. Con un puñado de palabras, sembró la duda del dopaje sobre Froome.

A continuación redactó lo siguiente en su cuenta: “La primera etapa de montaña es impredecible. El día siguiente a uno de descanso también lo es. Combina ambas y multiplicas el efecto por diez”. Tras subrayar que “parece que el Tour ha terminado para Nibali”, el norteamericano añadió que “no está decidido. Esos iniciales y esforzados ataques de Sky tienden a pasar factura, pero todavía hay mucho por decidir”.

Cuando la red empezó a echar humo y las críticas se multiplicaron hacia una persona desacreditada para hablar de estas cuestiones, Armstrong dio marcha atrás para escribir que “no estoy acusando a nadie, todo lo contrario. No estoy interesado en ello y de hecho no tengo credibilidad para hacer algo así”.

En la imagen, Lance Armstrong, un ídolo caído (Reuters)
En la imagen, Lance Armstrong, un ídolo caído (Reuters)

"Siempre preguntan por lo mismo"

El británico, antes de que Armstrong hiciera su análisis de la etapa, se defendió de las sospechas de dopaje que se desprenden de la fortaleza que muestra y del hecho de que se haya filtrado su rendimiento energético en la subida al Mont Ventoux de hace dos años, considerado superior a lo que un hombre puede hacer sin aporte externo.

"He hecho todo lo que he podido para ser el portavoz de un ciclismo limpio. He ayudado a la Comisión de Investigación sobre el Dopaje, he sugerido que se hagan controles nocturnos. He dicho que no se hacen suficientes controles en Tenerife, donde se concentran los favoritos para el Tour", explicó Froome.

"No sé qué más puedo hacer, no resulta sencillo ser preguntado siempre por lo mismo", comentó un molesto Froome, subrayando que "no tengo nada que ocultar. Puedo decir que estoy orgulloso de haber llegado a este nivel de forma limpia".

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios