Una ilegal contrarreloj por equipos justo antes de que los Pirineos ajusten la general
  1. Deportes
  2. Ciclismo
orica, gran especialista, llega muy perjudicado

Una ilegal contrarreloj por equipos justo antes de que los Pirineos ajusten la general

El Tour de Francia incumplió las normas de la UCI al establecer la crono por equipos en el segundo tercio de la competición. Ahora, especialistas como el Orica, con seis corredores, son perjudicados

Foto: El Saxo-Tinkoff de Contador (i) en la última contrarreloj por equipo del Tour en 2013 (Reuters).
El Saxo-Tinkoff de Contador (i) en la última contrarreloj por equipo del Tour en 2013 (Reuters).

Al final, el Muro de Bretaña dio menos miedo con las bicis rodando por sus carreteras que cuando se echaba un vistazo rápido al perfil de la propia etapa. Era una subida intensa, con unas pendientes terribles para los que no sean verdaderos escaladores. Ni siquiera eso, porque Vincenzo Nibali es de los que sabe subir una pared y de repente se quedó enganchado, como si hubiese apretado los frenos y se dejó otros diez preciosos segundos con Froome y el resto de los buenos. El problema para estos es que estas distancias tan grandes que ha dejado la primera e intensa semana son algo mentirosas, porque se avecinzan las tormentas de los Pirineos y a lo lejos se empiezan a vislumbrar los montes de los Alpes. [Vote por su favorito para la victoria final en nuestraBolsa del Tour]

Pero antes de que la alta montaña empiece a ajustar correctamente la clasificación general del Tour, se viene una contrarreloj por equipos. Los que no se fijen demasiado en el ciclismo pero de vez en cuando le echen un ojo al Tour no se sorprenderán, pero los amantes de los pedales sí lo han notado y criticado: ¿qué pinta una contrarreloj por equipos en el segundo tercio de una gran carrera? Este tipo de etapas, por tradición, son situadas por los organizadores en los primeros días de carrera, y generalmente suele abrir una gran vuelta. Bueno, por tradición... y porque así viene recogido en las normas de la Unión Ciclista Internacional.

"Las contrarrelojes por equipo deben tener lugar durante el primer tercio de la carrera" (vea aquí la normativa completa y en la página 43 la reglamentación sobre la situación de la contrarreloj por equipos en una carrera por etapas). Es decir, en una vuelta de 21 etapas, debe correrse antes de la séptima etapa. Incluso, si nos pusiéramos quisquillosos y recordásemos que para que sean 21 etapas se necesitan 23 días (por las dos jornadas de descanso), tampoco encajaría la de esta edición, ya que un tercio de 23 es 7'6 periódico. Esta vez, se correrá la crono por equipos en la novena etapa, ya bien entrado en el segundo tercio del Tour. Y si se corre, es que la UCi lo ha permitido, porque no ha trascendido que vaya a haber algún tipo de sanción para la organización de lagrande boucle.

Así es el perfil de la tremenda contrarreloj por equipos (Le Tour.fr).

¿Qué origina esta inusual colocación de una etapa tan dura como la crono por equipos cuando no se debe? Pues que, por ejemplo, el ORICA-GreenEDGe, uno de los mejores equipos en esta especialidad, llegue muy mermado a la prueba por las caídas. El conjunto australiano ha ganado tres de las últimas cinco grandes cronos por equipos, a saber Giro 2014 y 2015y Tour 2013. Las otras dos que faltan (en el Tour 2014 no hubo) las ganaron Movistar en la Vuelta 2014 y Astana en la edición anterior de la ronda española. El ORICA llega con sólo seis corredores tras los abandonos de Simon Gerrans, Michael Albasini y Daryl Impey. Es decir, si se le descuelgan dos corredores, diríacasi adiós a cualquier opción de ganar, ya que, recordemos, el tiempo que cuenta es el del quinto corredor del conjunto que cruce la meta.

Y luego no se trata de una crono cualquiera, ya que tiene más pinta de cronoescalada, en realidad. Los 28 kilómetros son realmente escarpados, con subidas intensas y un final en alto que va a afectar y mucho a varios equipos, y dejará corredores descolgados por doquier, ya que muchos de los que saldrán sobre la bici no tienen las subidas como especialidad y menos luchando contra el cronómetro. Esto le puede pasar factura, sin ir más lejos, al Tinkoff-Saxo de Contador, que cuenta con un equipo muy enfocado para etapas llanas.

Aun así, a pesar de ilegalidades organizativas e irregularidades del terreno, no se prevén demasiados grandes cambios en la clasificación general, aunque precisamente dos equipos bien preparados para esta etapa son a los que pertenecen dos de los favoritos más descolgados, el Movistar de Nairo Quintana y el Astana de Vincenzo Nibali. Sería un buen día para que recuperaran algo de terreno perdido, aunque no es demasiado probable que se acerquen a Froome en demasía. Eso sí, elmaillot jeunesí puede entrar en juego ya que el británico de Sky sólo está a 11 segundos de Sagan y a 13 de Tejay van Garderen, así que cualquier despiste del Sky puede suponer un cambio de liderato.

Tour de Francia Orica-Scott Chris Froome Team INEOS Alberto Contador Movistar Team Astana Vincenzo Nibali Oleg Tinkov Nairo Quintana
El redactor recomienda