reconoció entre lágrimas que lo frenaron

Las lágrimas de Landa porque "en el coche vieron que se podía ganar el Giro con Aru"

"Quizá debíamos haber probado antes y comprobar que Alberto –Contador– no estaba bien, pero no nos atrevimos y ha ganado el mejor". Landa estaba dolido y no pudo ni celebrar que será tercero

Foto: Las lágrimas de Landa porque en el coche vieron que se podía ganar el Giro con Aru

El Giro de Italia se acaba y se lleva consigo etapas que pasarán a la historia del ciclismo mundial. Hay algunas que se recordarán más aquí en España, porque ver triunfar dos veces seguidas en cimas tan míticas como Madonna di Campiglio y Aprica a Mikel Landa no se va a olvidar. Al contrario, esos triunfos permanecerán en la memoria del ciclismo nacional para siempre. Y quizás habríamos recordado otra etapa legendaria, épica, de esas que enamoran a los pocos que no aprecian esta belleza de deporte. Pero a Landa le frenaron cuando tenía todo consigo para ganar en Sestriere.

"Me hubiese encantado ganar, pero desde el coche me han parado porque han visto que se podía ganar el Giro con Fabio -Aru- y no me ha quedado otra que acatar las órdenes", comentó el ciclista de Muguía. Como era lógico, le cuestionaron sobre por qué de repente, cuando estaba acercándose a Sestriere a toda velocidad junto a Zakarin, se le vio hablando con el ruso y decelerando de manera ostensible. Era extraño, estaba tan cerca de la meta que pareció contradictorio lo que hacía. Algo le tenían que haber dicho, y así fue. Astana le quitó una victoria de etapa.

"Me alegro que la gente haya disfrutado como yo y agradezco el apoyo, pero ha habido momentos en los que me han hecho parar. Se ha visto que era imposible y las fuerzas estaban justas. Quizá debíamos haber probado antes y comprobar que Alberto –Contador– no estaba bien, pero no nos atrevimos y ha ganado el mejor", añadió el corredor vitoriano, con lágrimas en los ojos. Estaba visiblemente molesto por haber perdido una oportunidad de oro de colmar un Giro espléndido, de acabar segundo en la general… o si apretaba, podría haber puesto en muchos aprietos el liderato de Contador.

Vídeo: Las palabras de Landa en Sestriere.

Toda esta disputa interna en Astana viene de la relativamente poca expectativa que tenía puesto en Landa el equipo de Kazajistán. El propio Beppe Martinelli reconoció que le había “sorprendido” el rendimiento de Landa en las grandes etapas de montaña. Nadie se esperaba que este joven rodador pudiera no sólo ganar dos días seguidos, sino que pudiera hasta poner en duda la jefatura de Fabio Aru dentro de la plantilla. Fue en el Mortirolo cuando se le dio permiso al vasco para tirar, para dejar de hacerle la goma a Aru y buscar independientemente sus objetivos.

Pero Aru sacó de donde no parecía haber nada una energía inusitada, generada en buena parte por la rabia que le provocaba la incapacidad antes mostrada, y en otras dos fantásticas etapas recuperó el liderato de Astana, el segundo puesto y los galones suficientes para que su equipo decidiera parar en seco al corredor que iba en cabeza de carrera y dispuesto a ganar la etapa y quién sabe si dinamitar la clasificación.

Landa es tercero en la clasificación general y finalizará la ronda italiana a 1:12 de Aru, segundo clasificado, y a 3:14 del líder Contador. El vasco confirmó que su próximo objetivo es la Vuelta a España. "Sí voy, en principio. Mi próximo objetivo es preparar la Vuelta", confirmó. Por los méritos adquiridos en Italia durante estas tres semanas se ha ganado, quiera o no, el papel de favorito para la ronda española. ¿Será entonces cuando Astana le dé el mando que le quitó en Sestriere?

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios