los restos de la autopsia han sido destruidos

El último varapalo para Tonina Pantani: tendrían que exhumar el cuerpo de su hijo

Cuando los científicos forenses fueron a buscar los restos de la autopsia del ciclista... no estaban. ¿Casualidad? Es la última novedad de una historia rocambolesca

Foto: Pantani se vistió de rosa durante muchos días en aquel Giro, pero no pudo ganar (Imago).
Pantani se vistió de rosa durante muchos días en aquel Giro, pero no pudo ganar (Imago).

Después de lo que habían reportado los hechos conocidos, las hipótesis renovadas, las teorías conspiratorias y las nuevas investigaciones sobre la muerte de Marco Pantani, parecía imposible que lo que se vaya sabiendo del procedimiento pueda sorprender a la opinión pública, a los familiares o a los simples seguidores del ciclismo. Pero si algo tiene este caso es que todo es posible. Hasta ahora, lo que se sabía es que el Pirata murió el 14 de febrero de 2004 de una sobredosis de cocaína. Sin embargo, esa teoría confirmada por un juez fue desmontada hace cuatro meses, cuando se reabrió el caso. Ahora, en pleno procedimiento, resultao que han desaparecido los restos de la autopsia de Pantani.

"Me han destruido a mí también". Son palabras de Tonina Pantani, la madre coraje del ciclista que, después de una década de lucha incesante, consiguió, con muchísimo sufrimiento, hacer comprender a la justicia italiana que su hijo no se había suicidado (ni voluntaria ni involuntariamente), sino que se había cometido, al menos, un homicidio intencionado.

Los restos de la autopsia del Pirata, entre los que se encontraba el corazón, fueron destruidos según una aplicación muy rigurosa de los ordenamientos judiciales italianos. Tal y como publica La Gazzetta dello Sport, el centro donde se alojaban los restos de Pantani (que no el cadáver) anunció que "la destrucción de los restos anatómicos es algo previsto en el código penal cuando un proceso se termina".

Es decir, que se ha realizado siguiendo un procedimiento dentro de los márgenes de la Ley, por lo que no resulta del todo extraño. Entonces, ¿dónde está el misterio de la eliminación de los restos? Si no ha habido nada punible ni ilegal, no debería existir ningún problema. Sin embargo, hay algo que no encaja, y es el momento en el que se produjo esa eliminación. Siguiendo con la información que ofrece La Gazzetta, en 2011 se dio carpetazo definitivo (parece casi de broma decir eso) al caso de Pantani, cuando se absolvió al último sospechoso de estar implicado en el mismo. Sin embargo, por entonces nadie se acordó de los restos de la autopsia. Casualmente, cuando se avecinaba la reapertura... desaparecen los restos.

Esas pruebas eran básicas para conocer si todavía existían restos de la cocaína que ingirió Pantani. El profesor Franco Tagliaro es el responsable de analizar el caso desde el punto de vista médico y a partir de ahora tendrá que trabajar con lo que queda de febrero de 2004, entre lo que se incluye el test toxicológico. Pero, aun así, los datos que se puedan obtener de esos resultados son sin duda insuficientes, por lo que se podría llegar a un nuevo extremo hasta ahora no planteado: la exhumación del cadáver de Marco Pantani, que descansa en Cesenatico, la ciudad donde nació y donde vive su familia.

De esta década desde la muerte de Pantani, Tonina podrá destacar numerosos momentos terribles, insufribles y que no le desearía ni a su peor enemigo (que no es difícil imaginar serían los que supuestamente mataron a su hijo). Pero que se vuelva a reabrir el ataúd de Marco, que ni muerto pueda descansar en paz, le destrozará el corazón, como ella misma dice. Sin embargo, con la mente fría y liberada de todo el dolor (si es que semejante liberación es posible para una madre), recordará que recuperando el cuerpo de su hijo de su tumba podrían comprobarse ciertos hechos que ayudarían a resolver el caso.

Il bel René lo contó todo

Y mientras van surgiendo más novedades sobre la muerte de Pantani, el otro caso que se reabrió hace pocas semanas fue el de la expulsión del Pirata del Giro de 1999, el que según sus compañeros y varios expertos supuso el inicio del fin del ciclista. La nueva investigación desveló que un capo de la mafia milanesa, Renato Vallanzasca (conocido como Il Bel René), había participado en la expulsión de Marco de aquella edición.

Vallanzasca, encarcelado en Bollate, localidad cercana a Milán, colaboró con la Policía y contó que una persona que se le presentó como miembro de una organización criminal le ofreció apostar muy fuerte contra Pantani porque "el Pelatino a Milán no llega". En Madonna di Campiglio, a dos etapas del final, Pantani fue descalificado por un nivel exagerado de hematocritos. Lo que se investiga ahora es si la muestra de sangre del ciclista fue manipulada para alcanzar niveles suficientes para ser expulsado de la carrera y, así, contentar al crimen organizado.

Ciclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios