Contador, menos estrés y concentraciones en altura para recuperar su mejor versión
  1. Deportes
  2. Ciclismo
cambia su preparación para volver a su nivel

Contador, menos estrés y concentraciones en altura para recuperar su mejor versión

Si una fatalidad no lo impide, Contador está a 10 km de conquistar su tercera Vuelta. Varios cambios en su preparación han provocado que vuelva a su mejor nivel

placeholder Foto: Alberto Contador, en la Vuelta Ciclista a España (Efe).
Alberto Contador, en la Vuelta Ciclista a España (Efe).

Si una fatalidad no lo impide, Alberto Contador está a escasos diez kilómetros de conquistar su tercera Vuelta a España. El madrileño volvería a ganar una gran carrera por etapas desde que en 2012 también se impusiera en la ronda española. Después de ese entorchado -que logró sin mostrar el poderío de años precedentes como en 2008 o 2010 y sí gracias a un pundonor indomable con el golpe de efecto de la etapa de Fuente Dé-, Contador ha caminado por un desierto de buenos resultados en 2013 hasta que en la presente temporada, que está a punto de expirar, ha retornado a su mejor nivel. Para recuperar esa versión privilegiada que estaba acostumbrado a ofrecer, el pinteño ha tenido que hacer varios cambios en su preparación.

El primero de ellos llegó a principios de año, cuando decidió cambiar de preparador físico. Pepe Martí se apartaba de la puesta a punto del madrileño que se ponía a las órdenes de Steven de Jong, el holandés que llegó al Tinkoff desde el Sky de Froome y Wiggins. "Un día Paulinho me propuso que podía ser interesante probar con Steve. El 'feeling' entre ambos fue muy bueno desde el principio", señalaba el propio Alberto. "No hemos cambiado muchas cosas, pero sí hemos hecho pequeñas modificaciones en aspectos importantes", proseguía el ciclista pinteño.

Alberto nunca fue partidario de realizar concentraciones en altura. Con acercarse a entrenar por la sierra madrileña en las semanas previas a las grandes citas le valía para poner su motor a punto. Además, a Contador no le gustaban las concentraciones de larga duración. Sin embargo, para este 2014 y en su intento de asaltar nuevamente el Tour de Francia -su gran objetivo de esta temporada- el pinteño cedió en sus ideas y acudió a varias concentraciones del equipo Tinkoff en Canarias. Posteriormente, además, se trasladó varias semanas más a Tenerife para realizar una intensa puesta a punto en la altitud del Teide.

Para poder cumplir el plan de trabajo que le proponía su nuevo preparador, Alberto se vio obligado a renunciar a todos los compromisos publicitarios y con los medios de comunicación, que años anteriores tanto tiempo le quitaban. El madrileño solo acude a los actos que está obligado por contrato. Eso, junto a su traslado a Suiza donde ahora reside -alejado del ajetreo y el foco mediático que soportaba en Madrid- le da un extra de relajación y descanso que se traslada inmediatamente a la carretera. Además, al estar liberado de estos compromisos, Alberto dispone de días suficientes para acudir a California al túnel del viento de Specialized, donde termina de pulir su posición en la bici.

Otro de los cambios sugeridos por De Jong y que Alberto decide aplicar es la de retrasar su estreno en la temporada. En lugar de correr el Tour de San Luis que se celebra en enero, como los dos años anteriores, el madrileño no decide entrar en acción hasta la Vuelta al Algarve casi a finales del mes de febrero -como hizo en 2011, año en el que ganó el Tour de Francia del que después fue desposeído-. Los resultados no tardaron en llegar y en tierras portuguesas ya llegó su primer triunfo de la temporada con apenas cuatro días de competición en sus piernas.

La alimentación ha sido otro de los aspectos modificados por el ciclista madrileño. Aunque Alberto nunca ha tenido problemas para alcanzar el peso ideal, en esta temporada ha modificado su dieta. Ha desterrado por completo el poco dulce que tomaba y se ha entregado en cuerpo y alma a una dieta más vegetariana. "Este invierno ha pasado un poco de hambre con tanta ensalada", reconocía su compañero y amigo Jesús Hernández.

Así, con pequeñas modificaciones en algunos aspectos, Alberto se ha reencontrado con su mejor yo y ha completado una temporada sobresaliente. De hecho, si hoy logra salvar los diez kilómetros de crono por las calles de Santiago, el madrileño habrá logrado nueve triunfos en todo el año, pero lo más importante es que vuelve a brillar en una gran carrera por etapas, como en sus mejores tiempos.

Alberto Contador Vuelta a España Steven de Jong Pepe Martí
El redactor recomienda