Nueve kilos de arroz y trece de pasta de Jerez a Santiago de Compostela
  1. Deportes
  2. Ciclismo
Qué y cuánto comen los ciclistas

Nueve kilos de arroz y trece de pasta de Jerez a Santiago de Compostela

21 etapas, 6.000 calorías por día... Los corredores llevan su cuerpo al límite en una gran vuelta y para sobrevivir a ella la alimentación es fundamental

Foto: Alejandro Valverde se alimenta durante la subida a la Farrapona (EFE).
Alejandro Valverde se alimenta durante la subida a la Farrapona (EFE).

21 etapas, 6.000 calorías por día... Los corredores llevan su cuerpo al límite en una gran vuelta y para sobrevivir a ella la alimentación es fundamental. En las ganancias marginales tan de moda en el deporte profesional la comida juega un papel fundamental. "La alimentación se ha convertido en parte del entrenamiento del ciclista", nos dice Patxi Gimeno, cocinero del Movistar. ¿Pero de dónde y en qué cantidad cogen los ciclistas los nutrientes fundamentales para aguantar el ritmo de carrera?

"Hay dos tipos de ciclistas: los meticulosos hasta el extremo y los más maleables. Los dos son igual de profesional, no es uno mejor que otro", aclara Patxi. "En la dieta de los corredores la cabeza y el estado anímico juegan un papel fundamental. Si a un corredor se le da bien comer un determinado producto es mejor no cambiarlo porque psicológicamente le puede afectar", explica el cocinero del equipo telefónico.

Cojamos un modelo para conocer más detenidamente qué y cuánto comen los ciclistas en esta Vuelta a España. Valverde, líder del Movistar, es actualmente segundo en la general y una de las pocas amenazas que tiene Alberto Contador para ganar la Vuelta a España. "Alejandro pertenece al primer grupo de corredores de los que te he hablado antes. Es muy metódico", subraya Patxi Gimeno. "Valverde nunca se salta las pautas alimentarias. Es de los que le gusta tener siempre la misma digestión porque eso le da tranquilidad en carrera. No es de los que se obsesiona con pesar las cantidades de los alimentos que come, pero sí de los que cuida mucho qué ingiere en cada momento", señala.

El producto estrella de la dieta de un ciclista son los hidratos de carbono. "Valverde y los corredores de su estilo eligen el arroz para el desayuno y para después de la etapa y dejan la pasta para la cena", apunta el cheff vasco. "Las cantidades son las siguientes: de arroz en seco una media de 180 gramos diarios y de pasta 250", revela. Estos datos arrojan los siguientes guarismos: 3,8 kg de arroz en seco durante los 21 días de carrera y 5,25 de pasta, que una vez se cuecen equivalen a casi nueve kilos y medio de arroz y algo más de trece de pasta.

Pero no sólo de hidratos de carbono se alimentan los ciclistas. A esos nutrientes hay que añadir otros alimentos básicos en la dieta. "Las proteínas, en el caso de Alejandro por ejemplo, se adquieren del pollo, el pavo y el atún. A veces se decanta por un poco de ternera, pero Valverde no es muy partidario de este tipo de carne", apunta. La cantidad diaria son 180 gramos, lo que resulta a final de Vuelta casi cuatro kilos -3,780 kg para ser exactos-.

Otros alimentos indispensables en la dieta del murciano durante esta Vuelta a España son "la leche de arroz, la avena y dos huevos duros diarios -sin la yema- que acompañan al arroz del desayuno", confiesa Patxi. En la cena también aparecen "los espárragos ya sean blancos o trigueros- que se ingieren en torno a 1.250 gramos durante los 21 días de carrera, 60 gramos diarios más o menos. Y el postre, por supuesto, que consiste en un yogurt al día y un mínimo de dos piezas de fruta por etapa. En muchas ocasiones dos rodajas de piña porque es diurética y es un producto fundamental para no retener líquidos". ¿Y nunca se permiten un capricho?, habría que preguntarse. "Muy pocas veces, pero Alejandro alguna vez, cuando necesita desconectar de la rutina diaria, se toma una bola de helado de chocolate, pero solo una, no dos ni tres", recalca Patxi.

A estas ingestas de comida diarias hay que añadir los geles de glucosa, las barritas energéticas y los batidos y bocadillitos que consumen los ciclistas y el propio Alejandro Valverde durante la etapa. "Los ciclistas son unas máquinas de quemar calorías", cuenta Gimeno. "Nunca he visto a un corredor sin hambre. Ni siquiera cuando están enfermos. Hambre y ciclista es una ecuación que no existe", señala con humor el cocinero del Movistar.

Una dieta cargada de nutrientes y calorías para alimentar el motor diario de un pelotón que en 21 días de carrera adelgaza de manera considerable. En torno a los dos kilos o tres se habrá dejado en el camino cada ciclista desde que tomaron la salida en Jerez el 23 de agosto hasta que aterricen en Santiago de Compostela el próximo domingo.

Alejandro Valverde Movistar Vuelta a España
El redactor recomienda