Fernando Alonso cambia el ADN del Euskaltel
  1. Deportes
  2. Ciclismo
HA SIDO BIENVENIDO POR EL PELOTÓN

Fernando Alonso cambia el ADN del Euskaltel

Será la primera vez en sus 19 años de historia que el Basque Cycling Pro Team obtenga una inyección económica importante ajena al País Vasco

placeholder Foto: Fernando Alonso junto a Samuel Sánchez (EFE)
Fernando Alonso junto a Samuel Sánchez (EFE)

"Euskaltel no puede sostener en solitario este proyecto. Esta situación es inviable a futuro, por lo que la única forma de intentar garantizar la sostenibilidad del proyecto es conseguir un nuevo patrocinador". En julio, el equipo que dirige Igor González de Galdeano advirtió públicamente de que su continuidad estaba en peligro y, un mes después, el 20 de agosto, se confirmaba la desaparición del Euskaltel Euskadi a final de la temporada. La tristeza cubrió el rostro de un deporte, el ciclismo, acostumbrado a llevarse golpes bajos. Pero este enfermo de camiseta naranja, gracias a la reanimación de Fernando Alonso, ha salido del coma rápidamente. Sin encontrar a nadie que solucionara el problema dentro de ‘casa’, será la primera vez en sus 19 años de historia que el Basque Cycling Pro Team obtenga una inyección económica importante ajena al País Vasco, una operación que modifica el ADN del equipo.

"Hoy el mundo ciclista está de enhorabuena gracias a Fernando Alonso, que tendrá su propio equipo ciclista #crack". Alberto Contador fue uno más a la hora de sumarse a las numerosas felicitaciones que el asturiano recibió procedentes del pelotón. A corto plazo, la aportación del piloto de Ferrari ha sido la de salvar al equipo para, en breve, remodelarlo y convertirlo en una "referencia", como se apuntaba desde la página web del asturiano. Aunque ello comporte cambios estructurales importantes en el equipo. "¡Gran noticia para el ciclismo y para Asturias!", señaló el ciclista Carlos Barredo, quien dejó caer en su Twitter que el Principado sería uno de los protagonistas de esta adquisición.

Una marca ligada a Alonso, no sólo a un equipo ciclista

Más allá del nombre y ubicación del nuevo ‘Euskaltel-Alonso’, el ciclismo nacional se beneficiará del "español más universal, junto a Miguel de Cervantes" (según un informe del Instituto Elcano) y el tirón comercial y mediático que ello conlleva. En las doce temporadas en las que Alonso ha competido en Fórmula 1, han pasado por sus manos un total de 141 patrocinadores. El asturiano es un filón para las marcas y los patrocinadores del equipo no sólo tendrán su nombre ligado al del ciclismo, sino al del piloto de Ferrari.

Euskaltel aportaba hasta este año 3,5 millones de euros a un equipo con un presupuesto de 9. En 2013, ante la ausencia de patrocinios públicos (el Gobierno Vasco -bajo la marca Euskadi- y las Diputaciones Forales de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava), la empresa de telefonía dobló su aportación hasta los 7 millones, pero "Euskaltel no puede sostener en solitario este proyecto", admitieron hace un par de meses.

Sin haberse hecho públicas las cifras exactas de la operación, lo que sí dejó claro el asturiano desde este lunes es la remodelación que tiene pensado llevar a cabo. "El deseo es el de dar continuidad y hacerlo crecer poco a poco, incorporando los nombres de los mejores ciclistas del pelotón a sus filas con el fin de realizar una transición moderada hacia un proyecto internacional que a medio-largo plazo tiene la firme intención de convertirse en un referente a nivel mundial", se podía leer en la web de Alonso.

Un equipo de la cola del pelotón

El problema económico del Euskaltel ha acompañado el devenir último de un equipo que ha pasado de ganar etapas y subir a podios de vueltas grandes -incluyendo el oro en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008 con Samuel Sánchez- a rodar discretamente en 2013 (este año sólo han cosechado una victoria destacada, la de Samu Sánchez en la Dauphiné Libéré). Hoy en día es el equipo número 15 en la clasificación UCI por equipos.

La llegada ‘económica’ de Alonso hará cambiar la estructura y actual filosofía del equipo. Su aterrizaje es similar a la -cada vez más habitual- figura del jeque árabe en el mundo del fútbol, que cambia los humildes objetivos de un club por otros más importantes de un año para otro. En este caso, el ‘jeque’ viene de Asturias y su principal motivación es la de salvar el equipo de su amigo Samu… y, claro está, ganar.

Fernando Alonso Samuel Sánchez Euskaltel Ciclismo
El redactor recomienda