Contador, ya rey, anuncia 'jaleo' para el futuro
  1. Deportes
  2. Ciclismo
EL VIRTUAL GANADOR DEL TOUR, SE VE LEJOS DE ASTANA

Contador, ya rey, anuncia 'jaleo' para el futuro

Cuando Alberto Contador cruzó ayer aquella pared diabólica del Mont Ventoux, enarboló su puño izquierdo en señal de victoria. Se mostraba tan feliz y eufórico el

Foto: Contador, ya rey, anuncia 'jaleo' para el futuro
Contador, ya rey, anuncia 'jaleo' para el futuro

Cuando Alberto Contador cruzó ayer aquella pared diabólica del Mont Ventoux, enarboló su puño izquierdo en señal de victoria. Se mostraba tan feliz y eufórico el ‘pistolero’ de Pinto ante la certeza de tener su segundo Tour en el bolsillo, que hasta se le olvidó 'disparar'. Daba lo mismo, porque la llegada al mítico puerto (cuya victoria logró Juan Manuel Gárate, un vasco de raza) significó la reanudación de una nueva era y el punto y final de muchas cosas.

Hoy Contador será elegido rey del Tour 2009, su segundo entorchado, y muchos opinamos que caerán algunos más. Es la era Contador. Pero también a partir de hoy dará portazo a una auténtica pesadilla. Lo comentó Alberto cuando en línea de meta, aún jadeante, comentó: "Yo he hecho dos carreras, una sobre la bici y la otra en el hotel". Pongan la mano en el fuego y no se quemarán: Contador ha tenido que sufrir sangre y sudor (lágrimas seguro que no, porque el madrileño es bravo y tiene agallas) para lidiar y pasarse muy cerca de la faja las afiladas cuchillas del binomio Armstrong-Bruyneel, cuyos desplantes marcaron a fuego el libro de convivencia de la Grande Boucle.

El ninguneo del americano y su camarilla ha sido bochornoso; y Bruyneel pasará a la historia del Tour por ser el  primer director de equipo, que no acompaña al líder de la carrera en la contra-reloj decisiva y prefiere hacerlo con su delfín, aunque éste sea el cuarto clasificado. Contador, arropado siempre por su familia, por el portugués Paulinho, y por Jacinto Vidarte, su hombre de confianza, ha sabido nadar con brazo de hierro en un mar cuajado de tiburones. Y ahora viene la gran pregunta: ¿Qué pasará en el futuro? Lo que está claro es que no seguirá con Armstrong y, tal como anunciamos hace unos días, tampoco lo hará con Astaná pese a que todavía le queda un año de contrato.

 

El madrileño, rey del ciclismo internacional, se siente fuerte y anuncia guerra: "Ahora va a haber mucho jaleo para ver lo que vamos a hacer el año próximo. Lo que tengo claro es que no estaré en un equipo con Lance Armstrong. Tengo que estudiar si voy a formar un equipo en torno a mí, aunque no es un buen momento para hacerlo, o si voy a ir a un equipo ya montado que me ayude a volver a estar aquí peleando por esta carrera". Con el bravo Gárate en el podio del Ventoux, Alberto lo tiene claro. El vuelo de un águila real se hace mejor sin anillas, y Contador es el águila más poderosa del cielo. A partir de ahora toca disfrutar.

Alberto Contador Ciclismo FC Astana Lance Armstrong