Lance Armstrong se rinde ante Alberto Contador
  1. Deportes
  2. Ciclismo
TOUR DE FRANCIA: EL ESPAÑOL DEMOSTRÓ SU PODERÍO

Lance Armstrong se rinde ante Alberto Contador

"Contador ha demostrado que es el más fuerte, estoy orgulloso de la carrera que ha hecho. Hasta ahora creíamos que él era el más fuerte, pero

Foto: Lance Armstrong se rinde ante Alberto Contador
Lance Armstrong se rinde ante Alberto Contador

"Contador ha demostrado que es el más fuerte, estoy orgulloso de la carrera que ha hecho. Hasta ahora creíamos que él era el más fuerte, pero hoy ya lo sabemos. La carrera está como está y no voy a atacar. Hay días en los que se demuestra quién es el mejor y sería deshonesto por mi parte no admitirlo, sería contrario a las reglas del ciclismo", declaraba Lance Armstrong al término de la decimoquinta etapa.

 

El heptacampeón del mundo quiso, así, zanjar la polémica sobre quién es el líder del equipo Astana. Armstrong, un ciclista curtido en mil y una batallas, ha comprendido que lo mejor para su conjunto es dejar claro que trabajará para Alberto Contador. Situado en la segunda posición, y a 1:37 de distancia, tratará de mantener un puesto de lujo tras su regreso a la alta competición.

Por su parte, el ciclista español, al término de la etapa, se encaminaba tranquilo hacia el podio. Con una media sonrisa en su cara, subía las escaleras que dan acceso a la tribuna de ganadores. Pero una vez allí, dio rienda suelta a toda la tensión acumulada en estos días. Con gestos de rabia, celebraba la victoria y la consecución del primer puesto en el Tour. "Estoy muy contento de cómo he conseguido el amarillo, lo he intentado de la mejor manera con todas mis fuerzas", declaraba tras la prueba.

Contador también quiso dejar claro cuál es la actual situación: "Ahora la baza que el equipo jugará será la mía". Pero también trató de destacar que la ayuda de Armstrong se antoja fundamental: "Es un grandísimo profesional y ahora tenemos todos que luchar por la situación en la que estoy. Puede hacer un papel importantísimo en el seno del equipo", destacó.

La suerte, del lado del ciclista español

Tras dar una verdadera lección de ciclismo en la subida a Verbier, demostrando la calidad que atesoran sus piernas, Contador se hizo con el maillot amarillo. El madrileño, en un espectacular demarraje a falta de algo más de cinco kilómetros para meta, demostró quién es el mejor ciclista del momento. Aunque la suerte -fomentada desde su buen hacer sobre la bicicleta- le ha acompañado a lo largo de la carrera. Si tras la contrarreloj por equipos Armstrong hubiera logrado el primer puesto, quizá la situación hubiera sido bien distinta.

Si aquel día el texano hubiera conseguido situarse en primera posición del Tour de Francia, Contador se hubiera visto atrapado entre la espada y la pared. Sabedor de su mejor estado de forma, sus alas se hubieran visto cortadas, ya que cualquier ataque hubiera podido parecer una salida de tono de la disciplina de equipo.

Por fortuna para el español, esta situación no se dio, lo que le ha servido para caminar libremente por la serpiente multicolor, hasta encontrar el momento en el que dar el hachazo definitivo que le llevara a la primera posición de la clasificación. Contador, con un desparpajo digno de un verdadero campeón, controló en todo momento la carrera, atacando en la primera oportunidad que tuvo.

Armstrong, ayudado por Andreas Kloden, trató de mantener la compostura, y perder el menor tiempo posible. Pero el resto de rivales vieron que el norteamericano no estaba bien, y uno a uno atacaron, dejándolo sin compañía, hasta el extremo de entrar en solitario en meta. Incluso Kloden, en un último esfuerzo por reducir el tiempo de Contador sobre Armstrong, dejó descolgado al texano.

Lance Armstrong Alberto Contador Ciclismo Tour de Francia