UFC Vegas 31: el sucesor de Khabib, Islam Makhachev, estrangula a Thiago Moisés
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
el mayor prospecto de los ligeros

UFC Vegas 31: el sucesor de Khabib, Islam Makhachev, estrangula a Thiago Moisés

El luchador con más pronósticos para ascender en el peso ligero de la UFC, Islam Makhachev, regresaba para enfrentarse a otra promesa de la categoría, Thiago Moisés.

Foto: UFC Vegas 31: Islam Makhachev contra Thiago Moisés (UFC twitter).
UFC Vegas 31: Islam Makhachev contra Thiago Moisés (UFC twitter).

El luchador con más pronósticos para ascender en el peso ligero de la UFC, Islam Makhachev, regresaba al octágono en el evento principal de UFC Vegas 31, para enfrentarse a otra promesa de la categoría, Thiago Moisés.

La inesperada retirada de Khabib Nurmagomedov perjudicó cualquier aspiración promocional que tuviera la UFC en Rusia, pero Makhachev ahora es el abanderado para ser el próximo campeón del país. Makhachev, amigo y compañero de entrenamiento de Nurmagomedov desde hace mucho tiempo, no es el atleta de élite que era el ex campeón, pero es un luchador técnicamente competente que puede confiar en un juego de lucha aplastante cuando sus peleas empiezan a torcerse.

Makhachev no pudo competir en 2020 debido a la pandemia de COVID-19 y a una infección por estafilococos, pero regresó con éxito en UFC 259 en marzo, sometiendo a Drew Dober. Moisés, por su parte, había ganado sus últimos tres combates consecutivamente, sometiendo a Michael Johnson y venciendo en decisiones sobre Bobby Green y Alexander Hernández.

Cuando se enfrenta a un oponente experto en agarre, Makhachev por lo general opta por tomarse su tiempo para ir poco a poco quebrando a su oponente en la pelea de pie antes de imponer su dominio con su lucha. Así, controló el tempo de la pelea todo lo que duró el combate. Desde su guardia zurda fue el más activo haciéndose hegemónico del centro del octágono básicamente sólo con la presión que ejercía con su uno-dos. El ruso siempre intentó acorralar a Moisés contra la valla para iniciar una secuencia de lucha. Pero el brasileño salía a veces de la presión con contras explosivas. Moisés había hecho un mejor trabajo en sus últimas peleas al presionar con su golpeo, pero su hábitat natural todavía se basa principalmente en retroceder y tratar de contrarrestar a sus oponentes con su pegada. Y cuando la pelea se trababa en el clinch, el ruso siempre demostró más fortaleza.

Makhachev imprime un ritmo implacable a la hora de derribar a sus oponentes, logrando una media de 3,5 derribos cada 15 minutos, y es un luchador realmente bueno manteniendo a sus oponentes con inmovilizaciones en el suelo. Moisés tiene un 63% de defensa contra los derribos y consigue uno o dos derribos por pelea, pero Makhachev ha sido casi imposible de derribar.

Con estas estadísticas estaba claro que los dos peleadores son expertos en la lucha de agarre. En el primer asalto Makhachev logró proyectar a su rival. En el segundo fue Moisés el que lo hizo pero se precipitó al intentar cogerle la espalda rápido, momento que aprovechó el ruso para hacer él lo propio. El poco espacio de tiempo restante al asalto no permitió que culminara su posición dominante con una sumisión. En el tercero, Makhachev volvió a cogerle la espalda aunque esta vez el brasileño, que en su actual racha de victorias, ha demostrado que es capaz de realizar una sumisión de la nada, pudo evadirse para llegar a una posición donde estuvo apto para intentar, girando el cuerpo y sus caderas, una llave de tobillo. Pero el final del asalto salvó al ruso del peligro inminente. En el cuarto asalto, el definitivo, Makhachev ejecutó una espectacular derribo para acto seguido trabajar en el suelo hasta cogerle la espalda al rival y a mitad de asalto finalizarle con una estrangulación.

En el resto de la velada sucedieron las siguientes finalizaciones:

En la cartelera principal, Miesha Tate venció por TKO a Marion Reneau después de castigarla sin pausa desde su espalda en el tercer asalto hasta que el árbitro intervino para parar el pleito.

Mateusz Gamrot sometió a Jeremy Stephens con una llave de brazo (‘kimura’) en el primer asalto.

Rodolfo Vieira sometió con un espectacular ‘mataleón’ que comenzó de pie para luego finalizar a Dustin Stoltzfus en el suelo.

El árbitro detuvo la pelea y dio vencedor a Billy Quarantillo tras el fuerte castigo que estaba infligiendo desde la espalda a Gabriel Benítez.

En los preliminares, Daniel Rodríguez se impuso por TKO a Preston Parsons en el primer asalto.

Amanda Lemos noqueó a los 35 segundos de la primera ronda a la mexicana Montserrat ‘Conejo’ Ruiz.

Y Rodrigo Nascimento noqueó a Alan Baudot en el segundo asalto después de recuperarse de una situación de inferioridad.

Khabib Nurmagomedov
El redactor recomienda