UFC 262: Charles Oliveira sucede a Khabib Nurmagomedov como el rey de los ligeros
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
tras vencer a Michael Chandler

UFC 262: Charles Oliveira sucede a Khabib Nurmagomedov como el rey de los ligeros

Charles Oliveira noqueó a Michael Chandler en un combate repleto de alternativas a pesar de concluir tan solo a los 20 segundos del segundo asalto

placeholder Foto: Charles Oliveira contra Michael Chandler en UFC 262 (USA TODAY Sports)
Charles Oliveira contra Michael Chandler en UFC 262 (USA TODAY Sports)

Por primera vez desde noviembre de 2016, el campeón del peso ligero de la UFC no se llama Conor McGregor o Khabib Nurmagomedov. El brasileño Charles Oliveira se ha erigido en el nuevo rey de la división tras noquear a Michael Chandler en la pelea principal de UFC 262, en un combate repleto de alternativas a pesar de concluir tan solo a los 20 segundos del segundo asalto. “Ahora soy el león entre leones”, declaró nada más terminar el pleito.

Chandler que en su segunda pelea en la UFC podía haberse convertido en campeón, es un luchador capaz de recorrer la distancia de un combate sin problemas, pero por las grandes habilidades en la lucha de agarre que tiene Oliveira, trató de mantener la pelea de pie para intentar finalizar temprano el trabajo.

A despecho de que Oliveira se hiciera dueño del centro del octágono, la presión constante la ejerció Chandler imprimiendo un golpeo duro al cuerpo que a veces alternaba, cambiando los niveles, para impactar arriba. El poder de pegada de Chandler representaba un peligro mortal para el brasileño y así se visualizó cuando Oliveira estuvo obligado, tras recibir un sólido disparo en el rostro, a buscar el derribo. Mientras ejecutaba ese trance necesario para su supervivencia casi es finalizado por una estrangulación de guillotina. Oliveira, un experto en jiu jitsu, se zafó con cierta ligereza volteando la ventaja al tomar la espalda de su rival. Desde esa posición dominante estuvo el brasileño trabajando alguna finalización pero Chandler fue capaz de revolverse con un movimiento giratorio brusco para cambiar el dominio en la lucha de suelo. Ante la incapacidad de vislumbrar algún resquicio por el que terminar el pleito decidió que la lucha volviera a desarrollarse de pie.

A falta de dos minutos para terminar el asalto Chandler conectó con mucha dureza, al punto de postrar en el suelo a Oliveira pero el brasileño consciente de que cristalizar todo el esfuerzo acumulado en su trayectoria anterior dependía de resistir ese castigo, aguantó con tesón desde el candado los ataques del estadounidense.

Las perspectivas sobre el desenlace del combate pintaban feas para el brasileño. Pero nada más comenzar el segundo round Oliveira, es lo que tienen las MMA, cambió irremisiblemente las tornas. Conectó desde su mayor alcance una izquierda flamígera que selló la cuenta atrás para su triunfo definitivo. Con Chandler visiblemente disminuido, Oliveira desató una tormenta de golpes hasta que el árbitro tuvo que intervenir para detener el combate y evitar así males mayores, sin que hubieran trascurrido ni 20 segundos. Chandler ha vuelto a demostrar que puede ser noqueado. Su mentón ya había estado cuestionado cuando fue derrotado en un minuto por Patricio Freire.

Desde su regreso al peso ligero en 2017, Charles Oliveira ha acumulado numerosas victorias que lo han llevado al escalón supremo de la división. De hecho, su victoria sobre Tony Ferguson en UFC 256 en diciembre fue la primera vez desde que derrotó a Jeremy Stephens a finales de 2014 en la que Oliveira llegó a la distancia en una victoria. Oliveira, que tiene el récord de la UFC de sumisiones, ha conseguido victorias por esta vía sobre luchadores como Clay Guida, Christos Giagos, Jim Miller, David Teymur y Kevin Lee, mientras que ha logrado victorias por KO sobre Nik Lentz y Jared Gordon, dentro de su actual racha.

En el resto de la velada sucedieron las siguientes finalizaciones:

Edson Barboza noqueó a Shane Burgos por acumulación de golpes en el tercer asalto, en un combate donde el brasileño buscó el KO desde el inicio.

En los preliminares, André Muniz sometió al experto en jiu jitsu Ronaldo ‘Jacare’ Souza con una llave de brazo en el primer asalto.

Jordan Wright noqueó a Jamie Pickett en la primera ronda tras un minuto de un asalto inicial donde salió con todo.

Andrea Lee sometió a Antonina Shevchenko con una llave de brazo ejecutada desde un triángulo en el segundo asalto.

Priscila Cachoeira noqueó a Gina Mazany en la segunda ronda después de infligirla un terrible castigo.

Y Christos Giagos, el peleador con el que iba a luchar el español Joel Álvarez, durmió al comienzo del segundo asalto a Sean Soriano con una estrangulación ‘brabo choke’.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Khabib Nurmagomedov Noticias UFC
El redactor recomienda