Canelo frena a Saunders frente a 70.000 personas en Texas
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
El inglés estaba invicto en 30 combates

Canelo frena a Saunders frente a 70.000 personas en Texas

El combate, considerado como uno de los más importantes del año, atrajo una gran expectación. Saunders estaba considerado como el púgil más complicado para Canelo desde que enfrentó a Golovkin

placeholder Foto: Canelo celebra el triunfo. (REUTERS)
Canelo celebra el triunfo. (REUTERS)

Saúl ‘Canelo’ Álvarez, el mejor boxeador del momento, volvió a subirse al ring tan solo dos meses y medio después de su última victoria. El campeón del mundo del peso supermedio de los organismos WBC y WBA, se enfrentó al invicto campeón WBO, Billy Joe Saunders. Por primera vez, desde que comenzó la pandemia, pudimos ver a más de 70.000 espectadores presenciando uno de los combates del año. El recinto de la velada fue la casa de los Dallas Cowboys, el AT&T Stadium en Arlington, Texas (EEUU).

El combate, considerado como uno de los más importantes del año, atrajo una gran expectación, especialmente en la semana previa a la contienda. Los equipos de ambos boxeadores se hospedaron el mismo hotel ‘burbuja’ debido a las medidas de protección por la pandemia. Desde el primer día pudimos presenciar las batallas previas al combate, lo que atrajo a los medios de todo el mundo.

¡Te voy a noquear!

El británico llegó acompañado de su amigo y campeón del mundo del peso pesado, Tyson Fury. Saunders no se presentó al primer cara a cara con su rival porque fue a ver el ring que se iba a utilizar el sábado, lo que ocasionó la primera disputa de la semana. “¡No voy a boxear el sábado! El ring es muy pequeño.”, aseguro el boxeador ante los medios. Finalmente se solucionó el problema, aceptando el cuadrilátero de 22 pies como quería Saunders. El primer cara a cara se produjo al día siguiente y por primera vez pudimos ver a Canelo furioso. Su rival le acusó de amar la carne mexicana, por un problema de doping que tuvo el mexicano hace tiempo, por haber ingerido -supuestamente- un trozo de carne intoxicada. El campeón de Guadalajara no dudo en contestar a su rival: “El sábado vas a tener un serio problema. ¡Te voy a noquear!”.
Poco después, el inglés tuvo otro incidente, esta vez con un periodista mexicano. Durante la entrevista, se escucha al boxeador acusándole de mal aliento, lo que produjo otro enfrentamiento entre ambos equipos. El día del pesaje transcurrió sin problemas y la disputa ya estaba asegurada para el día siguiente.

Saunders, invicto en 30 combates y campeón del mundo en dos pesos, estaba considerado como el púgil más complicado para Canelo desde que enfrentó a Golovkin. El púgil de guardia zurda con un estilo elusivo se presentó a la contienda con las ideas claras. “Soy el primero en muchos años que viene realmente a ganar y no solo a cobrar la bolsa. Va a ser la sorpresa más grande de la historia”, aseguró convencido en los días previos a la contienda.

placeholder Lance del combate. (Reuters)
Lance del combate. (Reuters)



El boxeador inglés fue el primero en pisar el deseado ring de 22 pulgas y tuvo que esperar varios minutos a la salida del gran campeón mexicano. Por primera vez después de una larga espera, pudimos escuchar a más de 70.000 personas rugir al sonar el campanazo que iniciaba el esperado combate. Canelo empezó dominando desde el centro del cuadrilátero, conectando con golpes aislados al cuerpo e intentando conectar con uppercuts al rostro de su adversario. Dominó los primeros tres asaltos pero Saunders empezó a sentirse cómodo a partir del cuarto. Gracias a la guardia zurda, las esquivas y el jab, el púgil inglés empezó a anotarse asaltos y confirmó lo que muchos pronosticaron. Por primera vez en mucho tiempo, pudimos observar que Canelo no era invencible y que Saunders, efectivamente, tenía la intención de dar la sorpresa. Canelo volvió a recuperar las buenas sensaciones en el octavo, conectando con duros golpes al cuerpo. Saunders intentó tomar otra vez la iniciativa, pero fue entonces cuando Canelo conectó un durísimo uppercut al pómulo de Saunders, que se tambaleó visiblemente dolido y con el ojo dañado. El hasta entonces invicto boxeador aguantó el asalto en pie, pero en el minuto de descanso, su esquina decidió tirar la toalla debido a una posible fractura en el ojo del británico.

Canelo volvió a sumar una espectacular victoria, mejorando su palmarés a 56 victorias con 38 KO’s, una derrota y dos combates nulos. Su siguiente objetivo es enfrentar en septiembre a Caleb Plant, el campeón IBF, y de este modo conquistar los 4 cinturones del peso supermedio. El boxeador más mediático del momento y número 1 libra por libra, cumplió con su palabra y terminó el combate antes del límite estipulado, tras un complicado combate en el que se embolsó unos 35 millones de dólares, frente a los 5 millones de su rival.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Saúl Canelo Álvarez Boxeo
El redactor recomienda