UFC Vegas 21: el piquete de ojos de Edwards a Muhammad que pausa su racha victoriosa
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
La pelea fue declarada 'no contest'

UFC Vegas 21: el piquete de ojos de Edwards a Muhammad que pausa su racha victoriosa

El luchador palestino fue lesionado en su ojo, el dolor y la frustración hicieron que llorase desconsoladamente. El árbitro al ver que no se recuperaba suspendió la pelea.

placeholder Foto: Leon Edwards contra Belal Muhammad (UFC).
Leon Edwards contra Belal Muhammad (UFC).

La pandemia del COVID-19 ha tenido efectos muy negativos en las carreras de muchos peleadores. Leon Edwards es el luchador que podría encabezar la lista. Se suspendieron sus anteriores cuatro combates programados y no peleaba desde 2019. Hoy ha vuelto a cruzarse el infortunio para el inglés al declararse el combate con Belal Muhammad sin veredicto, después de que dañara los ojos de sus rival al extender las manos tras efectuar una patada al comienzo del segundo asalto, en un pelea que iba ganando claramente.

Después de celebrarse una gran velada con tres combates por el título el fin de semana pasado en UFC 259, se avecinaba una interesante cartelera con el UFC Vegas 21 ya que regresaba el aspirante al peso welter Leon Edwards para enfrentarse al ascendente en la división Belal Muhammad en el evento principal.

La pelea estelar estaba programado originalmente para que Edwards se enfrentara a Khamzat Chimaev, un combate que ya se había retrasado dos veces debido a que ambos se contagiaron de COVID-19. Chimaev ha seguido lidiando con los efectos persistentes de la enfermedad, hasta el punto de que incluso pareció por momentos que iba a retirarse del deporte. Así que, tras luchar en UFC 258 el mes pasado, Muhammad recibió la llamada con poco tiempo de antelación.

A pesar de haber empezado su carrera en la UFC con un 2-2, Edwards llevaba una racha de ocho victorias consecutivas, y no había perdido ningún combate desde que lo hizo por decisión ante el actual campeón del peso welter, Kamaru Usman. Su actual racha comprende victorias sobre Vicente Luque, Donald ‘Cowboy’ Cerrone, Gunnar Nelson y Rafael dos Anjos.

Edwards tenía un combate programado con Tyron Woodley el año pasado, pero la pandemia impidió que esos planes se llevaran a cabo. Después de un largo proceso de negociación, se acordó el desechado combate entre Edwards y Chimaev pero por baja del luchador checheno la pelea ha sido con Muhammad.

Muhammad perdió dos de sus tres primeros combates en el octógono, que incluyeron derrotas ante Vicente Luque y Alan Jouban, pero desde entonces había ganado ocho de nueve peleas y llegaba a este combate con una racha de cuatro victorias consecutivas.

La clave principal de los éxitos de Muhammad ha sido el ritmo que imprime en sus peleas. Ejerce presión sobre sus oponentes con sus golpes y no le gusta aflojar, y esa misma dinámica es la que utiliza cuando intenta llevar la pelea al suelo. Desde esta perspectiva el luchador de orígenes palestinos empezó por adueñarse del centro del octágono. Pero Edwards en el primer asalto es el que conectó más disparos desde su mayor distancia, aprovechando su ventaja de altura y alcance, el que mantuvo el tempo de la lucha y el luchador que fue superior. Edwards demostró ser el combatiente más explosivo gracias a su rápidez en la ejecución de técnicas de piernas. Es más, una patada sólida a la cabeza de Muhammad fue el golpe más significativo de un asalto que se decantó claramente para el inglés. Aunque el palestino podría haber sido capaz de hacer retroceder a Edwards con un alto volumen de golpeo, el inglés, al verse un poco abrumado por los golpes de su rival, llevó la pelea al ‘clinch’ para asegurar el asalto con su control.

En la primera ronda ya había sido advertido Edwards por el árbitro al atacar con las manos extendidas, por el peligro que suponía dañar los ojos de su rival. Nada más iniciarse las hostilidades en la segunda ronda, Edwards volvió a extender la mano mientras conectaba una patada a Muhammad. El luchador palestino fue lesionado en su ojo, el dolor y la frustración hicieron que llorase desconsoladamente, de tal manera que el árbitro al ver que no se recuperaba suspendió la pelea. Se dictaminó un ‘No contest’, pelea sin decisión. Es una regla un tanto polémica, ya que el que efectúa la infracción, aunque no fuera intencionada, no acaba siendo el único sancionado.

En el resto de la velada sucedieron las siguientes finalizaciones:

En el combate de semifondo, Ryan Spann dejó sin defensas a Misha Cirkunov con una demoledora derecha. Solo le bastó rematarlo con una serie de golpes finalizadores. El árbitro detuvo la contienda a su favor en el segundo minuto de la primera ronda.

Dan Ige durmió a Gavin Tucker tras recibirlo con una contra de derecha mientras efectuaba una entrada.

Davey Grant noqueó a Jonathan Martinez con un volado de izquierda después de un golpe al cuerpo. Espectacular KO.

Una rodilla ilegal de Eryk Anders a Darren Stewart a punto de finalizar el primer asalto provocó que se suspendiera el combate y se dictara un ‘No contest’.

En los preliminares, Charles Jourdain terminó derrotando al argentino Marcelo Rojo por acumulación de golpes a punto de finalizar el tercer asalto tras entablar ambos una guerra de intercambios desde el inicio del combate.

Rani Yahya consigue otra victoria por sumisión. Esta vez fue un triángulo de brazo sobre Ray Rodríguez en la segunda ronda.

Y Matthew Semelsberger noqueó de una contra poderosa con su derecha a Jason Witt a los 16 segundos del inicio del combate.

Las Vegas
El redactor recomienda